5 preguntas “incómodas” que nos hacen los hijos

En realidad no son preguntas incómodas, solo es sed de conocimiento

preguntas incómodas niños

No se puede evitar, los hijos pueden hacernos preguntas incómodas delante de otras personas. No lo hacen con ningún tipo de maldad, simplemente tienen curiosidad por saber más sobre algunos temas que les generan inquietud en algún momento determinado.

Por qué los hijos hacen preguntas “incómodas”

Normalmente es a partir de los 3 años cuando esta curiosidad comienza a crecer y no es hasta los 8 o 9 años que empiezan a entender que hay algunas preguntas que es mejor hacer en privado. Ellos solo quieren entender el mundo y preguntan el “por qué” a todo o simplemente te hacen preguntas que te pueden resultar algo incómodas.

Les encanta tener conocimientos de todo lo que les rodea para tener un mejor sentimiento de seguridad con su entorno. Pero lo cierto es que nadie nos prepara para responder a estas preguntas. Lo mejor que puedes hacer es responderlas con naturalidad y nunca enfadarte o hacerle sentir mal solo porque quería saber información sobre un tema en concreto. Incluso, es posible que algún tema le genere inseguridad o miedo y negarte a contestar solo le haría sentirse peor y se sentiría confundido y desprotegido.

Preguntas “incómodas” que te harán tus hijos antes o después

A continuación hemos hecho una selección de preguntas “incómodas” que posiblemente te hagan tus hijos antes o después. Y también te vamos a dar una breve explicación en cada una de esas preguntas para que puedas contestarles con la mayor naturalidad posible. Es muy importante que no te enfades, ni te ofendas y que siempre les contestes con todo tu amor y cariño hacia ellos. Recuerda que solo quieren entender mejor su entorno.

1. ¿Cómo se hacen los bebés?

Esta pregunta es muy habitual y no tienes que sentirte mal en ningún momento. No significa que quiera saber sobre el sexo en sí mismo a una edad temprana. Simplemente quiere saber de verdad cómo llegan los niños al mundo y cómo se crean. Su mente curiosa se ha dado cuenta que igual que el huevo nace de la gallina, de algún sitio vendrán los bebés.

En ningún caso les mientas, ni te inventes historias como que le trajo una cigüeña de París. Esto solo hará que se confunda más y lo que es peor, le estarás ocultando la verdad más importante: la creación de vida. Solo tienes que adaptar la explicación a su conocimiento, como por ejemplo que papá tiene espermatozoides muy pequeñitos que son como semillas y cuando esos espermatozoides llegan al óvulo de la mujer, las células y el cuerpo de mamá se encargan de crear un bebé.

2. ¿Cómo se creó el mundo?

Esta pregunta tiene mucha miga porque claro, hay controversia de opiniones sobre la creación del mundo, sobre todo en aquellas personas que son religiosas. De cualquier modo, explícale lo que realmente crees que ocurrió en la creación del mundo, ya sea según el método científico o religioso. Sea cual sea tu pensamiento o creencia, explícalo para que pueda entenderlo correctamente.

3. ¿Qué pasa cuando te mueres?

Esta pregunta suele aparecer cuando los niños comienzan a ver a su alrededor que ocurre la muerte. Ya sea por el fallecimiento de una mascota, de los abuelos, de personas cercanas o simplemente cuando aparece este hecho en la televisión.

De cualquier modo, igual que ocurre con el punto anterior tu respuesta dependerá de tus creencias o pensamientos al respeto. Pero siempre tienes que tener muy presente el usar un vocabulario que el niño o niña pueda comprender e interiorizar.

Lo que le puedes decir a un niño que te pregunta sobre qué ocurre cuando te mueres es lo siguiente: que el cuerpo deja de funcionar y ya no se escucha, ni se ve, ni se respira, ni se siente… Después añade la explicación que realmente creas como verdadera pero de manera que el pequeño no se asuste y lo pueda entender.

preguntas incómodas

4. ¿Por dónde salen los bebés?

Si ya es difícil explicarle a un niño o niña cómo se crea un bebé, esta pregunta también puede incomodar a algunos padres. Pero nada más lejos de la realidad, es una pregunta natural que no hay que temer. De hecho, es fácil de responder y solo necesita tu naturalidad para explicárselo con las palabras adecuadas.

Le puedes explicar en qué consiste un parto natural o una cesárea para que entienda cómo nacen los bebés y por qué es tan importante una atención médica de calidad tanto por el bebé como para la madre que está dando a luz.

5. ¿Me voy a morir algún día? ¿Te vas a morir?

Otra pregunta relacionada con la muerte que cada vez que la escuchamos como padres, nos entra un terrible escalofrío por el cuerpo. Aunque es un tema que no nos gusta, hay que tratarlo con naturalidad. Igual de natural es la vida, como lo es la muerte. Por eso, cuando un niño pregunta esto, es necesario contestarle sin miedos y sin tabúes. Simplemente decirle que sí, que nos moriremos algún día pero que aún quedan muchos años para que eso ocurra, ¡por eso hay que cuidar tan bien la salud!

Bibliografía
Gathen, K. (2016) Cuéntamelo Todo: 101 preguntas realizadas por niños y niñas sobre un tema. Editorial: Takatuka
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios