Siempre podrás volver al trabajo, pero tu hijo no será siempre bebé

maternidad volver al trabajo

Es posible que muchos días sientas que no hay suficientes horas para hacer todo lo que tienes en la cabeza o programado, y esto, claro está, te estresa. De hecho, cuando nace un bebé, ya sea el primero o el tercero, en cuanto llega el pequeño a casa, también llegan los cambios en la rutina familiar que afectarán a todos los miembros.

Hay madres que piensan en las oportunidades que pueden perder en el trabajo a causa de la maternidad, e incluso hay quienes sacrifican la baja maternal para poder volver a trabajar, aunque no estén preparadas física ni emocionalmente. El miedo a perder las oportunidades laborales les hace perder el tiempo maravilloso con su bebé.

La encrucijada de volver a trabajar o cuidar a los hijos

Muchas mujeres se sienten en la encrucijada de volver al mundo laboral o quedarse con sus hijos… En la actualidad también existen padres que se sienten en la misma situación, y no saben aprovechar las semanas de baja paternal, ni cuándo hacerlo para disfrutarlas bien. Pero lo importante de todo esto es que no importa si se decide trabajar o quedarse con los hijos, nadie debe sentirse culpable por ello.

Es una realidad que esta decisión es la más difícil que puedas tomar porque tendrás muchos sentimientos encontrados. Lo ideal es tener tu trabajo esperando y disfrutar de tu baja maternal, cobrando tu baja y después poder volver a tu puesto laboral cuando decidas, pero no siempre es así… tienes la oportunidad y la necesidad de hacerlo. Después del parto necesitas recuperarte tanto física como emocionalmente y también necesitas disfrutar de tu bebé recién nacido, porque él también te necesita.

Si estás con tu bebé no te perderás las primeras veces… que son momentos que no se pagan con dinero. Solo se vive una vez y el tiempo que pierdes con tu pequeño no se volverá a recuperar nunca. Quizá tengas que hacer algunos sacrificios y que tus rutinas ya no sean las mismas durante un tiempo, pero te merecerá mucho la pena. Tendrás sentimientos encontrados, porque por una parte querrás seguir sintiéndote productiva en tu trabajo y tu jefe querrá que estés en la oficina, pero al mismo tiempo, tú querrás estar con tu bebé.

Regresar al trabajo después de dar a luz

Decidir si trabajar o no, puede ser un momento crucial en tu vida… pero el tiempo no regresa y debes hacer lo que sientas en tu corazón.

La maternidad cambia tu forma de pensar

La maternidad cambiará tu forma de pensar y de sentir la vida. Cuando mires a los ojos a tu bebé, te darás cuenta de que las prioridades de la vida ya no son las mismas que tenías antes. Te darás cuenta de que tienes toda la vida para poder trabajar o buscar otras oportunidades, pero tu hijo solo será pequeño una vez, crecerá a pasos agigantados… el tiempo no se puede comprar, no regresa, nadie te lo devolverá.

Si te quedas en casa con tu bebé nunca te arrepentirás porque disfrutarás a su lado, en cambio si estás en la oficina puede que pienses en tu bebé y le eches mucho de menos. No existe dinero suficiente en el mundo que pueda pagar la sensación de disfrutar de la vida con tu bebé, de verle crecer…

Pero del mismo modo, si necesitas el dinero, si necesitas trabajar para sentirte bien, esto ya es una decisión personal que debes tomar desde el corazón. Quizá ese trabajo no esté cuando vuelvas de tu baja maternal… y es que esta decisión de quedarse con el bebé no es algo a lo que todas las familias puedan optar, pero independientemente de la decisión que tomes, deberás sentirte 100% de acuerdo con lo que vas a hacer. Si escoges continuar con tu carrera por pasión también está bien y también será un gran ejemplo para tus hijos.

Deja un comentario sobre “Siempre podrás volver al trabajo, pero tu hijo no será siempre bebé”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios