Cómo conseguir que tus hijos te escuchen

El problema no está en que tu hijo no te haga caso

A veces parece que cuando se habla a los hijos estás hablando a una pared, no importa la edad que tengan, simplemente parece que no te están escuchando o que no quieren hacerlo, puede ser realmente frustrante para unos padres. Quizá sientas que tus hijos te ignoran, que no te escuchan aunque les digas las cosas 5 veces… esto puede crear un ambiente tenso en el hogar que no es beneficioso para nadie.

Cuando esto ocurre, cuando te das cuenta que tus hijos no te escuchan es más que probable que por culpa del sentimiento de frustración, hables más fuerte o incluso grites con la intención de llamar su atención y que de ese modo te escuchen de un modo u otro. Pero esto no es lo correcto y seguro que no quieres ser este tipo de padre o madre que grita por falta de recursos educativos.

Te puedo asegurar que esto nada tiene que ver con que tus hijos no te escuchen, ni tampoco que te estén ignorando o que no quieran hacer lo que tú les estás pidiendo. Este tema no va por ahí en absoluto, tiene que ver en el cómo les dices las cosas y en el ambiente que se crea alrededor de eso. A continuación quiero darte algunas claves para que tus hijos te escuchen y que sea una comunicación mucho más eficaz.

Háblales mirándole a los ojos

Si tienes que decirles algo a tus hijos -sobre todo si son pequeños-, lo último que tienes que hacer es hablarles de una habitación a otra a gritos. Este tipo de comunicación es inadecuado y además, le estarás enseñando a tus hijos que gritar y hablar de una habitación a otra está bien, y no es así. Los niños necesitan una comunicación directa para poder prestar atención. 

En este sentido, si quieres que tus hijos realmente te escuchen, deja lo que estés haciendo y acércate a donde están ellos, agáchate a su altura y mirándole a los ojos -y si es manteniendo contacto físico como una mano en un hombro, mucho mejor-, dile lo que quieras decirle. Te asombrarás del cambio y te darás cuenta de cómo es la comunicación correcta con los hijos.

Niños que no escuchan

Sé claro/a en lo que quieres transmitir

Quizá lo que quieras es que tus hijos recojan su habitación pero no hay manera de que te hagan caso. Debes ser claro/a en tus órdenes para que sepan exactamente qué es lo que estás esperando de ellos a cada momento. No es buena idea decirles: ‘Recoge tu dormitorio’, porque es una orden demasiado amplia para ellos y no saben exactamente a qué te refieres. En este caso, no realizarán la acción por ser demasiado amplia y pensarás que es que no te ha escuchado o que te ha ignorado.

Es mejor que te centres en pequeñas tareas que sean fáciles de comprender y realizar como: ‘Recoge los juguetes’, ‘Haz la cama’, ‘Ordena tu ropa’. Así sabrán qué es exactamente lo que les estás pidiendo. Por supuesto, si de lo que dices no saben cómo ejecutar la acción, necesitarán tu guía para aprenderlo.

Dale la información que necesita

Los niños no son robots, son personas que también tienen su propia voluntad y que quieren decidir qué hacer y qué no hacer por su cuenta. Las órdenes deben ir acompañadas de información para que te escuchen y entiendan que no eres un sargento. Por ejemplo, puedes decirle algo como: ‘Mete la leche dentro de la nevera que si la dejas fuera se pone mala’ o quizá: ‘Las sillas están destinadas para que te sientes y no para que te pongas de pie en ellas’. Si le das la información que necesitan, harán lo correcto.

Y por supuesto, si quieres que tu hijo te escuche deberás ser un buen ejemplo de escucha y empatía, día tras día.

Deja un comentario sobre “Cómo conseguir que tus hijos te escuchen”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!