Cuidado con la erotización en la moda infantil de las niñas

erotizacion ninas

Cada vez son más las niñas que siendo pequeñas intentan vestir como adultas o como adolescentes. Les gusta imitar a las chicas y mujeres que tienen cerca y por eso la ropa que utilizan pueden ser muy semejante. Incluso, si las niñas ven a mamá, a su hermana adolescente maquillarse o en la televisión también ven como niñas se maquillan, ellas también quieren hacerlo. Algunos padres en lugar de poner límites a esto, parece que es ‘gracioso’ y se permite.

También, las tiendas de ropa intentan ponerse al día en cuanto al consumidor y la ropa de las niñas no parecen de niña, sino que parece que la adolescencia se haya adelantado en las tiendas, al menos de ropa y complementos. Si te das un paseo por las tiendas, verás como en la sección de niñas hay camisetas con escotes, pantalones muy cortos de los que se enseña media nalga, camisetas por debajo del pecho para enseñar el ombligo.

No es inofensivo

Muchos padres no ven que en esto haya un problema, es más, es posible que consideren que no pasa nada y que si a las niñas les gusta, ¡ellas son las que deben escoger su ropa! Sí, pero siempre bajo unos límites y una correcta orientación por los padres. Porque resulta que permitir que las niñas vistan de esta manera puede tener problemas emocionales e incluso físicos en las pequeñas a corto y largo plazo.

Desgraciadamente, cada vez más se está sexualizando a las niñas ya sea a través de la ropa, con los juguetes que se les compran, con la publicidad… es casi un acoso constante donde se fomenta la sexualidad en niñas que aún deberían estar pensando en qué jugar por la tarde después del cole. Pero parece que socialmente para tener éxito en la vida hay que vestir y pensar como una adolescente.

Las niñas lo que reciben es que solo por el físico podrán tener éxito en la vida o no, por lo que si no sigues la moda o no eres guapa, entonces no mereces la pena ni como persona. Las niñas empiezan a crecer en un mundo superficial donde solo importan las apariencias y esto, puede poner en grave peligro su salud física y emocional.

erotizacion moda infantil

La ropa en las niñas es la clave

Si una niña viste como una adolescente puede ser un objeto sexual para depredadores y pederastas. Es triste y da miedo, pero es la realidad. Cuando a una niña se le permite vestir con ropa demasiado femenina o con ropa preadolescente, se puede considerar incluso machista porque sería como un acto de sumisión hacia el hombre. Es como si se tuvieran que vestir las niñas teniendo en cuenta su inocencia o aumentar la dulzura al mismo tiempo que se potencia una sexualización indebida. Parece que vestir de otro modo para mostrar más cáracter no es tan ‘femenino’ y está mal visto (como vestir sin seguir ningún canon de belleza establecido).

Cuando una niña crece pensando que solo tiene que cuidar su aspecto físico se convertirá en un problema emocional grave ya que puede acabar teniendo ansiedad y depresión desde incluso antes de llegar a la preadolescencia. Es injusto que una niña que debe ser niña, tenga que estar pensando en lo guapa que tiene que ponerse cada mañana para encajar socialmente… ¡es que no tiene sentido!

Si tu hija pequeña suele vestir de una manera que parece una adolescente mini, entonces será momento de que empieces a valorar cómo tu hija se comporta ante la belleza y lo social. Si ves que tiene una actitud demasiado superficial, entonces habrá llegado el momento de cambiar el armario.

La sociedad debe cambiar

Esto es un problema social, no solo un problema en las familias. Las modelos increíblemente delgadas, las muñecas con cuerpos que nada tienen que ver con las mujeres reales… se alaba la delgadez cuando en realidad solo enferma. No se trata de alabar ser gordo tampoco, pero sí de potenciar una vida saludable donde lo único que importe es eso: estar sano. Sin importar el cuerpo que se tenga, porque lo que importa es sentirse bien con uno mismo y que la salud esté fuerte.

Hay que dejar de lado los cánones de belleza irreales (que además son irreales porque en las fotografías que se ven en las revistas de las modelos o famosas todas están retocadas) para no condicionar a las niñas. La delgadez, las curvas y los pechos exagerados… hará que las niñas además de querer estar delgadas quieran operarse para ponerse pechos o cualquier otro tipo de ‘arreglo’ corporal, cuando en realidad su cuerpo está bien tal y cómo está.

Si no se trabaja por una vida saludable y desde el mismo hogar se potencia la delgadez con las dietas o con el miedo a estar gordo/a y no encajar, es posible que las niñas acaben teniendo anorexia y bulimia desde edades tempranas solo por el miedo a no encajar socialmente.

Ayuda a tus hijas a que esto no les ocurra educándoles en valores, haciéndoles ver que ellas son únicas y especiales así. No permitas que se denigre como mujer queriendo operarse para mejorar su aspecto físico porque es su autoestima la que debe estar bien cuidada para que crezca siendo una mujer fuerte y llena de valores.

Deja un comentario sobre “Cuidado con la erotización en la moda infantil de las niñas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios