Masa de nubes para jugar: ¿Cómo prepararla?

Masa de nubes para jugar y modelar

La masa de nubes es un material muy útil para desarrollar la sensibilidad táctil en los niños y estimular su motricidad fina, una habilidad que más tarde les permitirá hacer sus primeros trazos. También sirve para que los niños canalicen sus emociones negativas, por lo que es un recurso excelente para los pequeños que padecen hiperactividad, problemas de ansiedad o de control de los impulsos. De hecho, es una herramienta muy eficaz para los niños que tienen trastornos de conducta, TDAH o autismo.

¿Cuál es el secreto de la masa de nubes?

Básicamente, la masa de nubes es una especie de plastilina con una textura muy parecida a la arena que se amolda con facilidad para que los niños puedan dar forma a las figuras. Su efecto relajante se encuentra en el proceso de creación ya que mientras los pequeños presionan la masa para hacer las formas van liberando la tensión acumulada, de manera que la ansiedad, la frustración, la ira o cualquier otra emoción negativa empiezan a disminuir.

Jugar con la masa de nubes también es un ejercicio excelente para fomentar la creatividad y la imaginación infantil, a la vez que potencia la concentración. Por si fuera poco, la masa también estimula el desarrollo de los sentidos y el pensamiento conceptual ya que mientras los niños crean nuevas figuras aprenden la diferencia entre conceptos básicos como pesado y liviano y áspero y blando.

No obstante, una de sus mayores ventajas consiste en que se trata de un material muy fácil de manipular, por lo que los niños podrán recurrir a este recurso siempre que se sientan irritados, ansiosos o aburridos. Una forma para motivar a tus hijos a utilizar la masa de nubes consiste en hacerla en casa. El hecho de que tengan la oportunidad de crear su propia masa de nubes o incluso darle el color que deseen les animará a jugar con ella.

¿Cómo preparar una masa de nubes casera?

Para preparar masa de nubes casera solo necesitas:

  • Un bol o un pequeño arenero
  • 4 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de aceite de bebé o de aceite de girasol
  • Colorante alimentario (opcional)

Para empezar a preparar la masa debes colocar la harina dentro del bol e ir añadiendo el aceite de forma paulatina mientras amasas la mezcla. Para darle color a la masa puedes agregar un poco de colorante alimentario al aceite o si prefieres, colocarlo directamente sobre la masa y mezclarlo. Si quieres involucrar a tu hijo desde el inicio, puedes animarle a que vaya amasando mientras viertes el aceite sobre la harina, seguramente os divertiréis muchísimo.

Lo ideal es que amases la mezcla hasta que consigas una consistencia similar a la plastilina. Recuerda que la masa debe deshacerse con facilidad para que el niño pueda darles forma a sus figuras sin esforzarse demasiado. Una vez que la masa esté lista, el pequeño podrá empezar a jugar.

Cinco ideas para hacer figuras con masa de nubes

  1. Con moldes de muffins se pueden hacer unos pastelitos exquisitos. Y para darle un toque personal, el niño puede decorarlos con bolitas de colores.
  2. ¿Imaginas un castillo hecho de masa de nubes? Para conseguirlo tu hijo puede recurrir a moldes de distintos tamaños para hacer las torres y, para darle forma al resto, usar las manos.
  3. Con unas tapas de tamaño mediano el niño puede diseñar unas medallas olímpicas personalizadas. Basta que presione la masa dentro de la tapa para que adquiera una forma circular y luego solo tendrá que decorarlas.
  4. Con un poco de purpurina de colores se pueden conseguir piedras preciosas. Solo es necesario hacer pequeñas bolas con forma de piedras y cubrirlas de purpurina.
  5. Usando un molde de pastel el pequeño puede crear su propio pastel personalizado. Tendrá que llenarlo de masa de nubes y luego dar rienda suelta a su creatividad para decorarlo.

Deja un comentario sobre “Masa de nubes para jugar: ¿Cómo prepararla?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios