Tu mascota no se ha muerto, siempre seguirá viva en tu corazón

afrontar perdida mascota

Si tienes un perro o un gato en casa, sabrás lo mucho que se les quiere y lo importante que llegan a ser para el núcleo familiar. Si has tenido una mascota pero se murió, sabrás lo mucho que duele perderle y lo importante que es llorarle para poder continuar hacia adelante. La muerte de una mascota supone un duelo para aquellos que le quieren como a un miembro de la familia.

Quizá, para aquellas personas que no han tenido nunca una mascota y que no saben qué es querer a un animal, se sientan incapaces de entender esta realidad para aquellos que sí saben qué es querer a un perro o a un gato. Una mascota, mientras vive está llenando nuestra vida de alegría, de cariño, de un amor incondicional difícil de comparar. Las mascotas nos aportan felicidad y es una parte más de nuestra familia.

Cuando una mascota se muere

Cuando se tiene una mascota y de repente, se muere, el hogar sufre un vacío inesperado. Pero una mascota nunca muere, porque en realidad, mientras le recuerdes siempre seguirá en tu corazón para darte alegrías y para que disfrutes de él en tu recuerdo. Aunque ese recuerdo al principio será como un pequeño pellizco en el corazón, cuando le veas en fotografías… será doloroso al principio y después pasará a ser una emoción de nostalgia.

Tanto adultos como niños deben sentirse libres de hablar sobre la muerte de las mascotas, para poder afrontar ese sentimiento que se crea cuando una mascota se marcha para siempre. Ten en cuenta estos consejos también para ayudar a tus hijos a afrontar la pérdida.

Afrontar la muerte de una mascota

Cuando se quiere mucho a una mascota, asimilar su pérdida no siempre es fácil ni sencillo, por este motivo resulta primordial saber cómo afrontarlo y que de esta manera, se pueda sobrellevar su pérdida, mientras se le sigue queriendo como siempre.

 superar perdida mascota niños

Llora siempre que lo necesites

Que los demás no entiendan lo que sufres no es tu problema. Frases del tipo; ‘pero si solo es un animal, no es una persona como para que te pongas así’, no debes ni escucharlas. Esa persona si no entiende tu dolor es porque muy probablemente no haya querido a una mascota realmente en su vida. Si se quiere, se llora. Esa es la realidad. Pero recuerda que es importante reconocer tus emociones, saber cómo te sientes y aceptarlo. Intenta no obsesionarte demasiado, recuerda que tu mascota sigue en tu corazón.

Aprende a vivir tu día a día

Tu día a día habrá cambiado, esto lo sabes. Las rutinas ya no serán las mismas y tendrás que aprender a vivir de nuevo sin tu mascota. Si todos los días paseabas a tu perro a una hora en concreto y ya no lo haces, haz otra actividad que te haga distraerte y al mismo tiempo, recuerda a tu perro con todo tu cariño. Si tu gato te despertaba cada mañana y ya no lo hace, cuando llegue la hora agradécele en tu corazón todo lo que te aportó en vida. Será difícil empezar de cero las rutinas sin tu compañero de vida, pero recuerda que no se ha ido del todo mientras lo recuerdes.

No sustituyas su amor por otro

Un animal, como una persona no se puede sustituir. Cada uno es diferente y tiene su propia personalidad y su idiosincrasia, las mascotas son únicas y especiales en el mundo. Pero no cierres tu puerta a tener más mascotas, en el futuro, cuando te sientas preparado/a puedes pensar en tener otra mascota, pero recuerda que esa mascota también tendrá su propia personalidad para llenar tu mundo de amor otra vez. Si lo haces, tanto tú como tu familia podréis disfrutar de nuevo de todos los beneficios de tener una mascota en casa.

Deja un comentario sobre “Tu mascota no se ha muerto, siempre seguirá viva en tu corazón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!