Las siete mejores mochilas portabebés, ergonómicas y cómodas

Encuentra la mochila portabebés ideal para tu pequeño

Mochila portabebés

Las mochilas portabebés son un accesorio muy útil durante los primeros años de vida del bebé. Su uso favorece su adaptación al entorno, potencia un apego seguro y estimula el desarrollo adecuado de su columna y caderas. Asimismo, mejora la postura en el adulto y promueve su autonomía y movilidad, a la vez que fortalece el vínculo entre padres e hijos. Sin embargo, no todas las mochilas portabebés brindan estos beneficios, solo las ergonómicas.

Claves para elegir una mochila portabebés realmente ergonómica

La mayoría de las mochilas portabebés se promocionan como ergonómicas, pero en realidad no todas lo son. Hay mochilas portabebés, también conocidas como “colgonas”, en las que el niño literalmente cuelga de este accesorio, lo cual además de incómodo para el bebé aumenta el riesgo de una displasia de cadera a largo plazo. Por eso, al elegir una mochila portabebés no solo se recomienda tener en cuenta la calidad de los materiales y los complementos de seguridad sino también las posiciones que ofrece al bebé.

Las mejores mochilas portabebés son aquellas en las que el bebé se mantiene en la posición de rana, es decir, con las piernas en forma de M y las rodillas más elevadas que las caderas. Al sentarse, el peso del bebé debe recaer sobre sus nalgas, nunca sobre los genitales, y las nalgas nunca deben quedar por debajo de la región umbilical del adulto. Asimismo, la espalda debe mantenerse ligeramente curvada y debe contar con un soporte adaptable de manera que facilite la libertad de movimientos, como recomienda un informe del Hospital la Paz.

Asimismo, es importante que la mochila cuente con una especie de apoyo para garantizar la sujeción de la cabeza del bebé y que deje sus vías respiratorias despejadas para que pueda respirar con normalidad. Obviamente, también tiene que ser ergonómica para el porteador, por lo que debe repartir el peso entre los hombros, la espalda y la cintura o caderas. En este sentido, es fundamental que las correas cuenten con un buen acolchado, que no presionen la base del cuello y se ajusten bien al cuerpo.

7 mochilas portabebés para que tanto tú como tu bebé estéis siempre cómodos

1. Babybjörn One

Su excelente calidad y gran adaptabilidad convierten a esta mochila portabebés en una opción perfecta para portear a tu hijo durante los primeros años de vida, no en vano tiene el visto bueno del Instituto Internacional de Displasia de Cadera. Fabricada en una mezcla de algodón, tiene un robusto cinturón abdominal y tirantes acolchados que alivian el peso sobre los hombros y la espalda, a la vez que ofrece un apoyo adecuado para las caderas.

Además, cuenta con dos posiciones de altura para que puedas portear a tu hijo hasta los tres años ya que con unos ajustes sencillos podrás llevarlo tanto delante, lo mismo hacia fuera que hacia centro, que en la espalda. También trae integrado un soporte para recién nacidos y un apoyo ajustable para la cabeza que se adapta con facilidad.

2. Ergobaby Adapt

Si buscas una mochila portabebés práctica y resistente, este modelo de Ergobaby es una apuesta segura, recomendada por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera. Diseñada para recién nacidos y hasta los 2 años, no requiere cojín adicional ya que su asiento ergonómico se va adaptando al crecimiento del pequeño. Fabricado en algodón de calidad, cuenta con una capucha con protección solar UPF 50+ para proteger al bebé del sol y el viento.

Además, es muy versátil ya que permite llevar al pequeño lo mismo en posición frontal que a la espalda o en la cadera, a la vez que cuenta con un soporte lumbar y unos tirantes acolchados que se pueden usar cruzados o en paralelo. Otro punto a su favor es que su cinturón se puede subir o bajar para mayor comodidad, lo cual es especialmente útil sobre todo después de una cesárea.

3. Pack Evolutivo Ergobaby

Calidad, seguridad y confort, todo lo que necesitas tú y tu bebé en un único pack que podrá utilizar hasta aproximadamente los 3 años. Certificado según la normativa europea para portabebés EN-13209, incluye una mochila portabebés y un cojín a juego para que el bebé pueda usarlo desde el mismo día del nacimiento. La mochila consta de cuatro posiciones de porteo ergonómicas diferentes, de manera que podrás llevar al pequeño lo mismo en posición frontal mirando hacia dentro o hacia fuera que a la espalda o en la cadera.

Gracias al rediseño de su cinturón se puede colocar a diferentes alturas para una mayor comodidad del porteador, a la vez que ofrece una redistribución óptima del peso para no sobrecargar los hombros y las caderas. Además, cuenta con un refuerzo cervical para la espalda del bebé que se adapta a su crecimiento y trae incorporado una capucha regulable con protección UPF 50+ para proteger la cabeza del sol y el viento.

4. Mipies

Esta mochila portabebés de Mipies es un gran ejemplo de que precio y calidad no tienen que estar reñidos. Fabricada con materiales resistentes y duraderos, es una mochila muy cómoda ya que distribuye el peso del bebé entre los hombros y las caderas, a la vez que cuenta con unos tirantes acolchados y un cinturón ajustable para mayor comodidad.

Homologada con la supervisión de pediatras, tiene un diseño ergonómico que permite llevar al bebé mirando hacia dentro, ya sea delante o a la espalda. Ideal desde el nacimiento y hasta aproximadamente los 4 años de edad, se adapta al tamaño y peso del bebé a medida que crece. ¿Otra ventaja? La mochila portabebés cuenta con varios bolsillos para llevar algunos de los accesorios del bebé y cuenta con una especie de capucha para proteger la cabeza del pequeño en todo momento.

5. Complete Líllebaby

Recomendada por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera, esta mochila portabebés es una alternativa ideal para llevar al bebé siempre contigo desde el nacimiento y hasta alrededor de los 3 o 4 años. Su asiento ajustable mantiene las caderas y las piernas del bebé en una cómoda posición de rana, a la vez que dispone de seis posiciones de paseo: delante hacia dentro y hacia afuera, adaptado para bebé o niño, en la cadera o a la espalda.

Además, es muy cómoda ya que cuenta con un relleno muy mullido y un reposacabezas para proteger la cabeza del pequeño. Gracias a su soporte lumbar, ofrece un extra de estabilidad, alivia la presión en la parte baja del porteador y permite que el peso del bebé se distribuya uniformemente.

6. Manduca

Lleva a tu pequeño contigo dondequiera que vayas con esta práctica y estilosa mochila portabebés. Su diseño neutro y minimalista no solo es muy chulo sino también muy resistente ya que está confeccionado con una lona muy suave de algodón orgánico y cáñamo que le confiere un extra de durabilidad para que acompañe a tu pequeño durante mucho tiempo.

Recomendada por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera, es muy cómoda ya que cuenta con un asiento ergonómico y un reposacabezas con capucha plegable para proteger la cabeza. Además, permite llevar al bebé en distintas posiciones, ya sea hacia delante, en la cadera o a la espalda. Y es muy segura, ya que tiene una hebilla de tres puntos que le ofrece un extra de protección, a la vez que es muy fácil de abrir y cerrar.

7. Close Parent Caboo

A mitad camino entre un fular y una mochila portabebés, este modelo es ideal para los padres que quieran beneficiarse de ambos estilos en un único accesorio de porteo. Confeccionada en algodón, es ligera y suave al tacto, pero también muy resistente, de manera que acompañará al pequeño mientras crece. Reconocida por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera, tiene un su asiento ergonómico que promueve el desarrollo adecuado de las caderas y la columna vertebral del bebé, a la vez que es segura ya que cuenta con varias cintas para sostener al pequeño durante el paseo.

Gracias a sus correas anchas y acolchadas, permite distribuir el peso del bebé de manera uniforme en ambos hombros mientras que el panel posterior ofrece un mayor soporte lumbar al porteador. A pesar de su diseño similar a un fular, es muy fácil de colocar y ajustar ya que solo se necesita tirar de las anillas para adaptarla.

Última actualización el 2021-06-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Referencias
López, E. y Salmerón, M. (2014) El porteo ergonómico. Pediatría Integral, XVIII (10): 774-780.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios