Motiva a tus hijos a aprender con alegría y sin perder el interés

Motiva hijo aprender

Hay niños que de repente o de forma gradual, pierden el interés por al aprendizaje. Lo que tienen que hacer les aburre y lo ven como una carga difícil de soportar. Los deberes en casa son toda una lucha y parece que no quieran darse cuenta de que aprender es una maravillosa oportunidad de evolucionar. Por eso, es deber de los padres enseñar a los niños a aprender con alegría.

Aprender es algo mágico

Aprender es casi como hacer magia con la mente. Cuando los niños descubren algo nuevo, en su mente aparecen nuevos conocimientos y nuevos conceptos y ellos casi ni se dan cuenta de ello, pero es así. Con motivación y curiosidad por aprender, los niños pueden adquirir en su mente nuevas formas de ver al mundo y nueva información que antes no tenían.

Si quieres que tu hijo comience a aprender con alegría y no lo vea como una carga, es importante que no limites el aprendizaje a las paredes de la escuela. Aunque las habilidades que se aprenden a través de la educación formal son cruciales para su crecimiento intelectual y social, tu hijo necesita de tu ayuda para abrir el mundo de las ideas.

La alegría por el aprendizaje se transformará en motivación para aprender en cualquier área de su vida, así que el éxito en su vida estará más que asegurado. Su mente estará sedienta de conocimientos, ¡y no hay mejor manera de evolución que ésta!

Motivar a un niño que ha perdido el interés por aprender

Consigue que tus hijos tengan alegría por aprender

  • Llena su mundo con lectura. Túrnate para leer con tu hijo mayor o establece un tiempo de lectura familiar donde todos lean su propio libro. Demuestra lo importante que es para ti la lectura al llenar tu hogar con materiales impresos: novelas, periódicos, incluso cuadros con mensajes positivos.
  • Permite que exprese su opinión. Motiva a tu hijo a que exprese su opinión, a hablar sobre sus sentimientos y a tomar decisiones. Siendo pequeño puede elegir el postre después de la cena o siendo más mayor, seleccionar la ropa que quiere ponerse o las actividades extraescolares que quiere desarrollar. Pide su opinión sobre las decisiones familiares y demuestra que le valoras por encima de todas las cosas.
  • Muestra interés por lo que le gusta. Muestra entusiasmo por los intereses de tu hijo y motívale a explorar temas que la fascinen. Si le gusta un interés en particular puedes motivarle a encontrar más información sobre eso en concreto.
  • Da oportunidades de juego. Dale oportunidades de juegos que apoyen diferentes tipos de estilos de aprendizaje, desde la audición y el aprendizaje visual hasta la clasificación y la secuencia.
  • Señala las nuevas cosas que aprendes con entusiasmo. Habla sobre las diferentes formas en que encuentras nueva información, ya sea que estés buscando consejos de jardinería en Internet o haciendo un curso online.
  • Pregunta sobre lo que está aprendiendo en la escuela, pero no sobre las calificaciones de los exámenes. Haz que sepa que lo que aprende es más importante que el resultado o la nota de un examen. Esto le ayudará casi sin darse cuenta a retener lo que aprende.
  • Ayuda a tu hijo a organizar sus cosas. Mantener las cosas organizadas y ordenadas le ayudará a sentir que tiene del control de sus cosas y de su trabajo. Si su tarea (por ejemplo en los deberes) parece demasiado complicada puede pasar más tiempo preocupado sobre eso que sobre lo que está aprendiendo. Habla con tu hijo regularmente para que se sienta bien y no sienta que tiene demasiada carga.
  • Celebra los logros, por pequeños que sean. Sacar buenas notas en el trimestre escolar requiere un regalo especial; terminar un libro le permite a tu hijo una hora de videojuegos. Ofrece un refuerzo positivo que lo inspirará a seguir aprendiendo y desafiándose a sí mismo.
  • Concéntrate en las fortalezas, fomentando el desarrollo de talentos. Incluso si no aprobó su examen de matemáticas, puede haber escrito un buen poema en la clase de lengua. Además de un libro de ejercicios para practicar matemáticas, dale un diario escrito.
  • Convierte los eventos cotidianos en oportunidades de aprendizaje. Motívale a explorar el mundo que lo rodea, haciendo preguntas y estableciendo conexiones.

Siguiendo estos consejos, tus hijos sentirán la alegría por aprender y se darán cuenta de la importancia que tiene en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios