No esperes a que tus hijos sean mayores para cuidar de ti

madre descuida bienestar propio

Hay muchos padres y madres que piensan que ya tendrán tiempo de cuidarse cuando sus hijos hayan crecido y sean más independientes o incluso, puedan abandonar el hogar. No hay que esperar tanto ni mucho menos… Tienes que empezar a cuidarte desde hoy mismo, sin importar la edad que tengan tus hijos. Descuidarse por dar todo a los hijos para que sean felices es un error, porque descuidas lo más importante: tu bienestar.

Amar y cuidar a tus hijos no significa que debas descuidarte. Ser madre no es lo único que te caracteriza, ¡no puedes olvidar quién eres y lo que te hace feliz! Si lo haces sentirás resentimiento por haber elegido únicamente ser madre. El amor propio es igual de importante que el que se tiene por los hijos.

El trabajo más importante

Quizá piensas que el trabajo más importante de tu vida es ser madre… Pero la realidad es que para poder ser madre debes cuidarte a ti primero. Eres una mujer con sueños, intereses, gustos y cosas que te hacen feliz. Ser madre es maravilloso pero no lo es todo, es necesario que te tomes un tiempo para estar a solas, para hacer las cosas que te gustan aunque tus hijos no puedan estar siempre a tu lado.

El trabajo más importante es cuidarte a ti y cultivar tu amor propio. Esto cuidará de tu salud física y mental. Si te exiges mucho y no te cuidas acabarás con el alma tan cansada que desparecerán hasta las ganas de vivir, y mucho cuidado, porque esto es peligroso para tu salud mental. Por eso debes recordar que ser madre es gratificante, pero no es lo único que debes hacer en tu vida.

Tus hijos no deben ser tu sacrificio

Tus hijos no deben ser tu sacrificio personal, es más, ellos deberían ser tu impulso para cuidarte y para hacer las cosas bien. Por ti, por ellos… por vuestra vida juntos. Te podemos asegurar que es posible que puedas ser madre sin descuidarte por el camino. No esperes a mañana para cuidarte hoy porque la vida da muchas vueltas y nunca sabes los giros que pueden ocurrir.

consejos autocuidado madres

El mero hecho de cuidar de ti les enseñará a tus hijos a ver que la propia felicidad es necesaria para el autocuidado y lo más importante: cuidarse uno mismo enseña a nuestros hijos a ser independientes. Tus hijos te respetarán por todo lo que les has enseñado siendo el autocuidado fundamental para la salud física y mental.

Esto enseñará a tus hijos a quererse a ellos mismos por encima de los demás. Para inculcar esto a tus hijos recuerda algunas cosas importantes a recordar todos los días:

  • Cuida de la relación contigo mismo/a
  • Cuida de tu relación de pareja
  • Atiende a tus propias necesidades
  • Ser feliz no es una meta, es el camino de la vida
  • Haz cosas que te gusten y que te hacen sentir bien
  • No te sientas mal por hacer cosas sin tus hijos

Tus hijos se darán cuenta de todo lo que haces pero debes saber que no sentirán culpa porque pierdas tu felicidad por haberles cuidado, ¿sabes por qué? Porque tú eres la persona adulta y la que toma sus propias decisiones. Ellos no necesitan una madre infeliz que hace las cosas para luego sentirse mal con la vida… ellos necesitan una madre que sea feliz, que ame a sus hijos sin sentir culpa por haber sacrificado toda su vida y su felicidad.

Por eso, desde ahora mismo, empieza a cuidarte, a hacer lo que te gusta, a sentirte bien… Y cuando lo hagas, te darás cuenta de que empezarás a ser mejor madre que cuando lo sacrificabas todo por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios