¿Quieres tener un parto humanizado? Todo lo que debes saber

Descubre qué es un parto humanizado o parto respetado y cómo puedes tenerlo

parto humanizado

Cada mujer tiene el derecho de elegir cómo dar a luz. Por desgracia, muy pocas lo logran pues normalmente se hace lo que indica el ginecólogo. Como resultado, se producen casos de violencia obstétrica, la cual se manifiesta cuando la mujer no puede decidir sobre su cuerpo y el nacimiento de su bebé o cuando la tecnología médica interviene sin ser necesario.

De hecho, ¿sabías que en España la tasa de nacimientos por cesárea es del 25%? Esta cifra se encuentra muy por encima del 10%, que es la media que la OMS considera normal, por lo que es probable que una parte de esas cesáreas no sean imprescindibles.

La incorporación de nuevas tecnologías al campo de la medicina, así como de la idea de que el parto es un procedimiento quirúrgico que solo puede ser realizado por médicos en un entorno hospitalario, como indicó este estudio, han dado paso a una excesiva medicalización del parto que muchas veces convierte lo que debe ser una experiencia positiva para la madre en una vivencia estresante e incluso traumática. En contraste con esta idea ha surgido una nueva corriente que aboga por un parto humanizado.

¿Qué es el parto humanizado?

Información, información y más información

El conocimiento es poder, cuando te informas podrás decidir lo que consideras que es mejor para ti y tu bebé, así como los procedimientos que te gustaría evitar. Por eso, es fundamental que seas plenamente consciente de lo que significa un parto.

Infórmate sobre cuál es la mejor manera de dar a luz y cuáles son las etapas que atravesarás para que puedas prepararte para cada una de ellas. Conocer algunos métodos para aliviar de manera natural el dolor, como técnicas de relajación o autohipnosis, te ayudará a pasar por ese momento con más confianza. Apuntarte a un curso de preparación para el parto y preguntar a tu médico cualquier duda que tengas te ayudará a mentalizarte para ese momento.

Parto respetado

La madre es la protagonista

En un parto humanizado o parto respetado la madre es la protagonista, no el personal médico, por lo que tiene el poder para decidir muchos aspectos del mismo. Si deseas gritar puedes hacerlo. También puedes decidir en qué posición toleras mejor las contracciones o incluso en qué posición vas a dar a luz. Lo usual es que las mujeres den a luz encima de una camilla, lo que se conoce como parto horizontal, pero esta postura tiene sus desventajas, como el aumento del dolor y un mayor riesgo de desgarros. En contraposición, el parto vertical es mucho más natural, reduce el dolor y suele transcurrir sin complicaciones.

La intervención médica se reduce lo mínimo posible

En un parto humanizado no se fuerza la naturaleza. La idea no es negar el uso de la medicina sino evitar un parto extremadamente medicalizado en el que se recurre a prácticas que no siempre son necesarias, como la administración de oxitocina para acelerar las contracciones, la aplicación del enema o la realización de la episiotomía. No obstante, también debes prever que algo pueda ir mal. En caso de complicación, es importante recurrir a un médico. En los partos humanizados existe una supervisión médica, pero el personal interviene solo cuando es estrictamente necesario.

La clave radica en respetar los tiempos del parto y su duración natural, siempre que no represente un riesgo para el bebé o la madre. Todas las mujeres no dilatan en el mismo tiempo, algunas pasan por el trabajo de parto en apenas 3 o 4 horas pero otras necesitan un día entero. Si no hay razones de peso para acelerar el nacimiento, en un parto humanizado se deja que el bebé llegue a su ritmo.

Un ambiente íntimo

Antes de que existieran los ginecólogos, las parteras eran quienes ayudaban a las mujeres a dar a luz en sus propios hogares. En el parto humanizado, en vez de dar a luz en una sala llena de máquinas, con luces cegadoras y rodeada de personal médico; se apuesta por un ambiente más íntimo: una iluminación suave, música relajante elegida por la mujer y la compañía de la pareja, de manera que el parto se pueda vivir como el acontecimiento especial que es.

Deja un comentario sobre “¿Quieres tener un parto humanizado? Todo lo que debes saber”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios