Qué debes saber para dejar de gritar a los hijos

Un grito a un hijo es como una bofetada en su corazón

Qué debes saber para dejar de gritar a los hijos

Gritar a los hijos está mal pero en muchas ocasiones los padres se sienten tan presionados que es la única manera en la que dejan salir su presión y frustración, pensando que es la mejor manera o al menos la más rápida para que los hijos obedezcan. Puede que de forma inmediata, el levantar la voz para mostrar enfado o descontento tenga efecto, pero a largo plazo puede ser todo un problema para los hijos. Además un padre o una madre que continuamente está gritando perderá autoridad hacia los hijos, ya que un grito debe reservarse únicamente para aquellos momentos en los que pueda haber peligro de algún tipo.

Todos los padres aspiran a tener una crianza más tranquila donde no haga falta gritar ni enfadarse, pero en ocasiones somos los mismos padres los que hacemos que las cosas se vuelvan complicadas. Sabemos lo importante que es para los niños nuestros principios y nuestros miedos, pero a pesar de las mejores intenciones puede que pierdas los nervios a las personas que más amas en este mundo: a tus hijos.

Por qué se grita a los hijos y por qué no hay que hacerlo

Es una buena idea preguntarse por qué gritamos a nuestros hijos. A menudo se atribuye esto a los arrebatos de convencernos de que no nos escuchan, que nos faltan al respeto, que estás siendo descarados o que se están portando mal. Pero la realidad es que los niños no quieren comportarse así y los padres en cambio, actuamos sin pensar. Sin pensar en ellos, sin pensar en las consecuencias. 

Ser padres es una experiencia muy personal y los sentimientos que tenemos por nuestros hijos son tan fuertes que nos pueden ayudar a comportarnos de una forma más lógica y con mayor razonamiento en estos momentos. No podemos olvidar, que al fin y al cabo, todos somos humanos. Pero si gritas a tus hijos les estarás criando en una continua sensación de ansiedad, pánico y miedo que no se merecen. Es necesario pensar en cuáles son los disparadores que te hacen saltar las alarmas internas.

Todos los sentimientos son naturales, normales y aceptables… pero todos los comportamientos no lo son. El reto de cualquier padre o madre es aceptar nuestros sentimientos pero tomando el control del comportamiento, algo que hará que tus buenos sentimientos se hagan más fuertes. Recuerda que tu hijo seguirá tu modelo, y si tu gritas… él también lo hará.

Cómo dejar de gritar a los niños

5 formas de dejar de gritar a tus hijos

  • Busca los desencadenantes que te hacen gritar. En muchas ocasiones los desencadenantes están dentro de ti y en tu niñez. Heridas no resueltas puede que te hagan gritar más de la cuenta. Los sentimientos de desesperación, impotencia, insuficiencia, miedo o culpa pueden ser los desencadenantes.  Piensa también en cuáles son los comportamientos que te hacen sentirte a punto de estallar.
  • Educa a tu cerebro. Detenerte, pausar tu comportamiento y pensar antes de responder.
  • No puedes hacer que los demás actúen según tus necesidades.  No puedes conseguir calma a través de otras personas, tampoco a través de tus hijos. Encuentra las formas de calmarte a ti mismo/a a través de otras estrategias como la meditación, la música calmante, los paseos… Gritando a los demás sólo te hará sentirte peor y con más estrés.
  • ¿Por qué te molestan esos comportamientos? Cuando algo te moleste escribe tus pensamientos en lugar de gritar. Mira en tu pasado y reconoce tus miedos. Pregúntate si el comportamiento de tu hijo te hace sentir inseguro, indefenso, asustado o fuera de control y busca la manera de controlar estos sentimientos. Anota lo que puedes hacer para encontrar la calma en ti ante cualquier desencadenante y después, llévalo a la práctica.
  • Evita las luchas de poder. Ten cuidado de no engancharte en un patrón de interacciones negativas con tu hijo o los gritos serán inminentes. No reacciones a su reactividad y no te quedes atrapado en una guerra de voluntades. Es mejor que seas realista ante lo que ocurre y que te mantengas en los puntos fuertes y en la disciplina positiva.

6 comentarios sobre “Qué debes saber para dejar de gritar a los hijos

  1. Lourdes dice:

    Ojalá, esta claro que el ambiente creado con esta actitud no es grato. Todos deseamos un ambiente armonioso en casa y a veces nos enfocamos de tal modo en el control de la conducta que el resultado es nefasto después de tanto esfuerzo. Quiero ser feliz y que mis hijos lo sean. Últimanente veo que no se les puede reñir por todo, hay que seleccionar, si no es una locura que personalmente me hace entrar en el estrés. Mucho ánimo a todos

  2. Carolina dice:

    Soy una mamá bastante gritona, convertí mi casa en un caos hoy mis hijos pelean a los gritos eso me enoja y empiezo yo de nuevo a los gritos, nunca me dí cuenta que lo generamos los adultos, voy a poner en practica los consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!