Tapón mucoso en el embarazo: ¿Qué es y cuándo se expulsa?

Tapon mucoso embarazo

El tapón mucoso es una especie de barrera física entre la vagina y la cavidad uterina. Se trata de un tipo de sustancia gelatinosa que tiene la función de taponar o cerrar el cuello del útero o cérvix para evitar pérdidas y proteger al feto de la entrada de gérmenes e infecciones del exterior.

Suele formarse en el inicio del embarazo, específicamente a partir de la séptima semana de gestación, por lo que se considera que marca el inicio del embarazo. Sin embargo, también se relaciona con el final de esta etapa, un momento en el que se expulsa para permitir que el bebé nazca.

¿Qué es realmente el tapón mucoso?

Básicamente, el 90% del tapón mucoso está formado por agua y el otro 10% por células del epitelio del cuello uterino y glucoproteínas que son las que le confieren su característica consistencia mucosa. De hecho, a simple vista el tapón mucoso suele tener una apariencia similar a la de un gel y tiene un color transparente, aunque a veces puede adquirir tonalidades amarillentas, marrones o rojizas debido usualmente a la presencia de un poco de sangre.

En muchos casos, al expulsarse es común que se acompañe de finos hilos de sangre, lo cual es completamente normal, debido a que durante su desprendimiento pueden romperse pequeños vasos de sangre superficiales. Sin embargo, en caso de que este flujo de sangre sea mayor, puede indicar un problema más grave y es conveniente acudir al médico.

¿En qué momento y cómo se expulsa el tapón mucoso?

Por lo general, el tapón mucoso permanece en la zona del cuello uterino hasta el final de la gestación. Su expulsión indica que el cuello uterino se está modificando, ya sea a causa de su borramiento o dilatación. El borramiento o borrado consiste en el estiramiento del cuello uterino, el cual se vuelve más delgado, y está considerado uno de los parámetros que indica que ha iniciado el trabajo de parto. Por su parte, la dilatación es la fase que le sigue al borrado y hace referencia a la expansión del cuello uterino para permitir el paso del bebé.

Tapon mucoso embarazo cuando se pierde

En la mayoría de los casos, el tapón mucoso se suele expulsar cuando comienza la dilatación cervical y las contracciones. Lo que sucede es que cuando empiezan las contracciones, el cérvix uterino comienza a abrirse y las fibras musculares se estiran para abrir el canal de parto y permitir el paso del bebé, momento en el cual se desprende el tapón mucoso. Por ello, es común que su expulsión sea considerada un signo precoz o inminente del parto.

Sin embargo, vale destacar que no siempre ocurre así. En algunos casos se puede expulsar el tapón mucoso algunos días o incluso semanas antes de dar a luz. En la mayoría de las gestantes, esto no representa un riesgo para la salud de la madre o del bebé, pero si la expulsión se acompaña de contracciones tempranas resulta conveniente asistir al ginecólogo para evaluar el grado de dilatación y si es preciso ejecutar maniobras de maduración en los pulmones u otros órganos del bebé ante la posibilidad de que se adelante el parto.

La expulsión del tapón no suele ser dolorosa, salvo que se acompañe de contracciones, en cuyo caso es normal experimentar un dolor similar al del período menstrual o incluso que se extiende al área renal. A menudo, la mujer nota la eliminación de un flujo mucoso, viscoso y espeso, con una coloración que puede variar de transparente a marrón. En algunos casos, la expulsión puede ocurrir de una sola vez, pero también puede ser paulatina, es decir, puede durar varios días. Se diferencia del líquido amniótico en que este último suele ser más similar a la orina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios