Descubre en este vídeo lo que ocurre en el vientre materno durante el embarazo

El embarazo y el milagro de crear vida

La mayoría de las mujeres descubren que están embarazadas cuando notan la ausencia de la regla. Sin embargo, algunas pueden percibir los cambios que ocurren en su cuerpo a partir de la segunda o tercera semana de la gestación. De hecho, desde el mismo momento en que ocurre la fecundación, el cuerpo de la mujer comienza a cambiar: sus hormonas se descontrolan, las funciones vitales como el sueño y el apetito varían y sus emociones se convierten en una montaña rusa.

A medida que el embarazo avanza y el bebé crece, el organismo de la futura madre sigue cambiando y adaptándose a las nuevas condiciones. Su piel se vuelve más gruesa y aumenta su elasticidad, la red vascular comienza a hacerse más evidente, el funcionamiento digestivo cambia y los senos y la panza comienzan a crecer. Sin embargo, la madre no es la única que sufre cambios durante los nueve meses de embarazo. En este período el embrión también se va desarrollando hasta convertirse en un feto y luego en un bebé.

El desarrollo del bebé durante las semanas de embarazo

El bebé comienza a desarrollarse desde el mismo momento en el que ocurre la fecundación, cuando el espermatozoide del padre fecunda el óvulo materno. A partir de ese instante las células embrionarias comienzan a reproducirse mientras el embrión baja hasta el útero y se implanta en la pared uterina.

Al finalizar el primer mes, alrededor de la quinta semana, ya comienzan a formarse los principales sistemas y estructuras del bebé. Las células se multiplican y comienzan a asumir funciones diferentes y se empieza a desarrollar el cerebro, el corazón y la médula espinal. Entre la sexta y la séptima semana los brazos y las piernas se forman y el corazón comienza a bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos.

En la novena semana de vida ya se pueden observar los dedos del pequeño y comienzan a estructurarse los pulmones y el resto de los órganos esenciales. A la décima semana empiezan a distinguirse los rasgos faciales: las orejas toman forma y los párpados se desarrollan y ya pueden cerrarse. Cuando el bebé ha llegado a la semana catorce ya le habrán crecido las uñas, los brotes dentales, aparecen los genitales y el hígado empieza a producir glóbulos rojos.

En la semana veinte el bebé ya puede escuchar, tragar y se mueve con mucha agilidad en el vientre materno y antes de que pasen dos semanas más tendrá cejas y pestañas. ¡Y se pueden sentir los latidos del corazón!

Durante la semana 25 la médula ósea del bebé comienza a producir glóbulos, las vías respiratorias inferiores de los pulmones se desarrollan y el bebé empieza a almacenar grasa. En la semana 30 los huesos del bebé ya se habrán desarrollado completamente, aunque todavía son blandos, por lo que su cuerpo comienza a almacenar hierro, calcio y fósforo.

Tres semanas más tarde, el corazón y los vasos sanguíneos del niño ya estarán formados, sus músculos y huesos se habrán desarrollado y su piel estará mucho más fuerte. En la semana 40, cuando esté a punto de salir del vientre, ya tendrá la cabeza completamente desarrollada y esta se habrá poblado de cabello. En esta etapa el bebé ya ha crecido lo suficiente y está preparado para salir en cualquier momento.

Un vídeo que hará que te sientas más cerca de tu bebé

En este precioso vídeo de apenas 4 minutos se describen todas estas transformaciones, vistas desde el interior del vientre materno. De hecho, se trata de un material imprescindible para que las madres comprendan qué sucede a lo largo de los nueve meses de embarazo. Sin duda, ¡te ayudará a conectar con tu bebé!

Deja un comentario sobre “Descubre en este vídeo lo que ocurre en el vientre materno durante el embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!