Cómo ayudar a los adolescentes a tener una actitud positiva

actitud positiva adolescente

Los adolescentes llegan a situaciones de estrés que a menudo pueden causar el desarrollo de una actitud pesimista. Entre las tareas escolares, las actividades extracurriculares, las presiones sociales… tu hijo adolescente podría comenzar a sentirse negativo. Por ello, impulsar su autoestima y alentarle a ver la vida de una manera más positiva puede ayudar a que tu hijo tenga una mejor actitud ante la vida.

No hay que subestimar el poder de una actitud positiva, y es que el optimismo puede ayudar a los niños, adolescentes y también a los adultos a que sean más felices, a que crezcan más sanos, con más éxito e incluso a protegerse contra la depresión. Sabiendo esto, es posible que quieras hacer todo lo que está en tus manos para ayudar a tu hijo a que pierda la negatividad y tenga una actitud positiva ante las cosas que le sucedan en la vida.

Sé un buen ejemplo

Para trabajar la actitud positiva en tus hijos, lo primero que deberás hacer es frenar tu propia negatividad, incluso cuando tus hijos no están cerca. Adquirir el hábito de mirar el lado positivo de la vida y tener una perspectiva optimista podría contagiar a tu hijo. Céntrate en los aspectos positivos que ocurren durante el día en lugar de centrarte únicamente en los negativos.

Identifica las situaciones

Es importante que identifiques las situaciones que hacen que tu hijo pueda tener una perspectiva negativa. Por ejemplo, investiga si está pasándolo mal en clase o con su mejor amigo. Quizá haya pasado algo que le haya afectado en casa pero que tú le hayas restado importancia. Cuando consigas identificar la fuente de la negatividad, entonces podrás ayudar mejor a tu hijo adolescente para encontrar las soluciones a los problemas.

Analiza la situación

Es importante que una vez se haya identificado la fuente de la negatividad, la analices con tu hijo para trabajar en los problemas específicos de la vida. Si tu hijo está en riesgo de suspender una o varias asignaturas, investiga por qué ocurre y qué es lo que debería hacer para mejorar su rendimiento sin descuidar su salud emocional. Por ejemplo, puedes trabajar en sus hábitos de estudio, comunicarte tú con sus maestros para pedir ayuda, trabajar con un profesor particular, buscar ayuda psicopedagógica, etc.

Fomentar una actitud positiva en niños y adolescentes

Felicita a tu hijo

Felicita a tu hijo con elogios específicos y con honestidad. Él sabrá si no eres sincero por lo que te aconsejo que solo lo felicites si realmente es real. Por ejemplo, puedes decir algo como: ‘Estoy muy orgulloso/a de ti por llamarme para que te recoja cuando tus amigos empezaron a beber. Yo sé que tus amigos son muy importantes para ti, pero tu seguridad es la prioridad’. 

Practica la conversación positiva

Practicar la conversación positiva con tus hijos adolescentes es muy importante. Ayuda a tus hijos a entrenar su cerebro para que sean capaces de pensar de manera positiva y dejar a un lado los pensamientos negativos. Por ejemplo, si tu hijo tiene un examen cercano y tiene miedo de no aprobarlo, puedes disuadirlo del pensamiento negativo. En lugar de que piense cosas como: ‘Voy a fallar porque soy muy malo en matemáticas’, puedes ayudarle a pensar cosas como: ‘Puedo pasar ésta prueba si empleo el tiempo y las ganas suficientes para estudiar’.

Los talentos e intereses

Es importante que animes a tu hijo a encontrar y a desarrollar sus talentos e intereses, ya que esto le ayudará a construir su autoestima. Por eso, es buena idea que mantengas los intereses de tu hijo y que le ayudes a descubrir sus talentos. Por ejemplo, si elige hacer teatro o apuntarse a un equipo deportivo (o las dos cosas) puedes aceptar sus intereses y ayudarle a conseguirlos. Evita decir cosas que le resten valor y dile comentarios que le animen y le motiven a superarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios