El egoísmo de los hijos arrastra a los abuelos

egoismo hijos abuelos

Estamos en una sociedad donde los padres deben trabajar mucho para poder sacar adelante a sus familias, hay mucho que pagar y los sueldos son bastante justos para el coste de la vida actual. Muchos de ellos recurren a sus padres, es decir a los abuelos de sus hijos, para que les cuiden mientras ellos trabajan, o mientras ellos salen también a divertirse. E incluso, para cuando se van de vacaciones que prefieren hacerlo sin hijos… Esto ocurre mucho y solo tiene un nombre: egoísmo. El egoísmo de los hijos que arrastra a los abuelos. 

También está la otra cara del egoísmo de los hijos: la soledad provocada a los abuelos. Esos hijos convertidos en padres que nunca tienen tiempo para dedicárselo a sus progenitores, a quienes le dieron la vida, a quienes se han pasado la vida luchando para que esos hijos sean personas de éxito en la vida adulta. Ahora parece, que esos padres luchadores convertidos en abuelos, se han quedado apartados de sus ajetreadas vidas, viviendo en soledad.

Arrugas, también en el corazón

Muchas personas observan las arrugas de los abuelos, con pena viendo en sus rostros el paso del tiempo, pero se olvidan que cuando el corazón está lleno de arrugas, envejece aún más rápido. Hay personas egoístas, no se dan cuenta de cómo por su propia conveniencia, dejan a sus padres a un lado, y solo acuden a ellos cuando necesitan algo. Los padres, convertidos en abuelos, siempre estarán por y para sus hijos, y éstos, se aprovechan de ello.

Lo que estas personas olvidan es que la sonrisa de sus padres, de los abuelos, es igual de importante que la de los propios hijos. Reír al lado de los abuelos, que los nietos crezcan en tiempo de ocio con sus padres y abuelos al mismo tiempo, es un plus de felicidad que no se puede dejar escapar. Siempre debe haber tiempo para pasar con los abuelos y recursos, para no tener que aprovecharse de ellos.

¿Qué harías hoy si mañana ya no estuvieran?

Piensa un segundo; ¿qué harías hoy si mañana ya no estuviera? Posiblemente harías lo posible para estar a su lado, para disfrutar del tiempo que queda con su sonrisa o simplemente abrazándole. ¿Y por qué no lo haces más a menudo? No esperes a arrepentirte después de no haber pasado el tiempo suficiente a su lado. Tus padres te necesitan, tú les necesitas a ellos aunque pienses que no, tus hijos necesitan a sus abuelos y los abuelos a sus nietos. La familia es una tribu, y los abuelos también forman parte de ella. Son una pieza clave.

¿Qué pasaría si tus padres no estuvieran cerca para cuidar de los nietos? Probablemente  tendrías que buscar otros recursos para que tus hijos estén bien atendidos. Pues ahora también es el momento de que busques esos recursos, porque el tiempo de crianza de tus padres ya pasó y no es justo que les pongas en la tesitura de tener que cuidar a tus hijos a jornada completa, ni a jornada parcial. Busca otros recursos y utiliza el tiempo de ocio para su disfrute, no el tiempo de trabajo para su desgaste.

abandono abuelos

Los abuelos lloran en silencio

Tus padres te quieren por encima de todas las cosas, pero lloran en silencio sin decirte nada cuando ven que te apartas de ellos y que no pueden hacer nada por evitarlo. Son tus decisiones, el camino que escoges. Ellos echan de menos al hijo que vieron crecer, al que dedicaron tantos esfuerzos para que tuviera una buena vida. Pero las personas no se dan cuenta de las arrugas que se forman en su corazón.

¿Consideras que tus padres son un problema en el camino? ¿Qué clase de sociedad nos hace pensar así? Si tus padres no pueden valerse por sí mismos, ¡ayúdales! Ellos fueron, son y serán para toda la eternidad tus héroes, porque ellos te dieron la vida, porque gracias a ellos eres quien eres hoy. Es necesario que borres esas arrugas en su corazón y seas capaz de poner una sonrisa en sus rostros.

La vida es mejor a su lado

El amor entre padres e hijos es lo que mueve realmente el mundo, pero solo si están a tu lado. Esos padres convertidos en abuelos son los pilares de la existencia, ellos son la fuerza que necesitaron las nuevas generaciones para que hoy en día existan. Ellos son quienes te llenaron la cara a besos,, los que jamás se cansan de abrazarte, los que te dirán que te quieren hasta su último aliento.

Ámales más que nunca. Rechaza otros planes para estar con ellos. Merecen tu tiempo, merecen tu respeto, merecen que les regales todo tu amor cada día. ¿Quieres que tus hijos te traten bien en el futuro? Haz lo mismo con tus padres hoy… ríe a su lado y disfruta de la energía que te transmite el estar a su lado.

Deja un comentario sobre “El egoísmo de los hijos arrastra a los abuelos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios