Extraen esperma de su hijo muerto para tener un nieto

Extraen esperma de su hijo muerto para tener un nieto

La caja de pandora está abierta y la controversia, servida. Hace 5 años, un chico de 26 años en Reino Unido perdió la vida en un accidente de moto. Sus padres eran adinerados y tres días después de la muerte de su hijo y con mucho dolor en el corazón, decidieron extraer esperma de los testículos de su joven descendiente muerto para poder así, tener un nieto a través de la gestación subrogada. Actualmente esta pareja que vive en el Reino Unido tiene un nieto de tres años gracias a este proceso.

Eludieron las leyes

Esta pareja eludió las estrictas leyes de Reino Unido y el esperma de su hijo muerto, fue extraído del cuerpo, congelado y llevado a Estados Unidos. La pareja de más de 50 años de edad decidieron tener un nieto ‘diseñado’ teniendo en cuenta unos criterios propios. Una vez en Estados Unidos, escogieron el género para que fuese hombre y nació con óvulos de donantes (escogidas por la pareja para que siguieran el patrón de gustos hacia las mujeres que tenía el hijo fallecido).

Este hecho plantea en la sociedad muchas reflexiones éticas y morales. Incluso el médico que estuvo involucrado (especialista líder mundial sobre fertilidad), el Dr. David Smotrich, admitió que era un caso atípico a lo que normalmente se encuentra en su consulta. Este médico ayudó a la pareja de abuelos en California a conseguir su propósito de tener un nieto varón. El Dr. Smotrich dijo: ‘La pareja inglesa perdió a su hijo en las circunstancias más trágicas. Ellos desesperadamente querían un heredero y un nieto. Fue un privilegio poder ayudarlos’.

Sorprendentemente, dijo que entendía que el hijo de la pareja, que no estaba casado, no había dado su consentimiento formal para la extracción y el uso de su esperma en caso de su muerte. Los expertos legales han confirmado que esto significa que los involucrados en el Reino Unido pueden haber cometido un acto delictivo y podrían ser procesados por ello.

esperma postmortem gestacion subrograda

El cuerpo del chico estuvo a la intemperie 48 horas

El cuerpo del hombre estuvo a la intemperie durante dos días, pero, una vez recuperado, su esperma, puede sobrevivir hasta 72 horas después de la muerte. El esperma fue extraído por un urólogo e inmediatamente congelado (los abuelos tomaron la decisión rápidamente). Después de casi un año, fue trasladado en avión a la clínica del Dr. Smotrich, utilizando un servicio de mensajería médica especializada con sede en el Reino Unido.

El procedimiento se realizó a través de la inseminación artificial in-vitro. Se inyectó el espermatozoide en el óvulo para asegurar la fecundación. En la fecundación se escogen los embriones más adecuados y se hace un análisis genético que indica la salud de las células. En este caso, los abuelos escogieron el sexo masculino de las tres muestras congeladas. Se implantó el embrión en el útero de la mujer que accedió a la gestación subrogada o ‘vientre de alquiler’, la cual gestó al bebé hasta su llegada al mundo. Los abuelos del pequeño estuvieron presentes en el nacimiento y tuvieron la adopción legal del pequeño en 2015.

¿Es todo legal?

En realidad, esta pareja británica ha infringido varias leyes de su país, al haber realizado la extracción postmortem sin existir un consentimiento escrito. En Reino Unido se puede extraer y utilizar material genético de una persona muerta para que exista un embarazo siempre que haya habido un consentimiento escrito, pero, ¿y si la persona fallecida no sabía que iba a morir y por tanto no tuvo oportunidad de poder hacer ese escrito? La disparidad de opiniones es evidente en la sociedad para juzgar si este procedimiento fue o no legal. En Estados Unidos por ejemplo, si en una pareja el hombre muere pero había intención de procreación, entonces sí es legal extraer el esperma con esta intención.

La selección de género también está prohibida en Reino Unido, pero es legal en California (Estados Unidos). La selección de la donante en Europa y el intercambio genético tiene estrictas normas de anonimato y protección de datos (respecto a los donantes de óvulos y el esperma) pero en En Estados Unidos sí se puede escoger y los datos se conocen.

Allan Pacey (antiguo presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad) cree que aunque hicieron el procedimiento en EEUU puede considerarse un acto criminal puesto que el médico que extrajo el esperma y guardó la muestra, estuvo infringiendo las leyes británicas. Además, la clínica entera que ayudó a los abuelos y los mismos abuelos, podrían verse implicados y acabar en los tribunales por saltarse la ley, al no contar con un comité y un consentimiento adecuado para seguir el procedimiento. Los abuelos, gracias a que tenían recursos económicos suficientes pudieron ir saltando obstáculos para poder llegar a su fin.

En realidad es un tema controvertido que sin duda, abre el debate encima de la mesa.

Deja un comentario sobre “Extraen esperma de su hijo muerto para tener un nieto”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios