Frustración infantil

Descubre cómo enseñar a los niños a manejar la frustración

Frustración infantil

A medida que el niño crece va ganando en autonomía e independencia. Como consecuencia, deja de aceptar el control que ejercen los adultos y comienza a exigir sus derechos y quiere hacer vales sus preferencias. Sin embargo, a menudo sus ansias de independencia van por delante de sus capacidades por lo que la frustración no tarda en aparecer, ya sea cuando los padres imponen determinados límites o cuando no pueden desarrollar determinada tarea pues no tienen las habilidades necesarias.

Sin embargo, cometer errores forma parte del desarrollo y del aprendizaje. Por lo tanto, equivocarse y sentirse frustrado no siempre es negativo, el problema aparece cuando el niño no es capaz de manejar la frustración y tiene poca tolerancia ante el fracaso y los errores. Afortunadamente, los padres pueden enseñarles a ser más tolerantes. ¿Cómo hacerlo?

5 estrategias para que tu hijo no se deje vencer por la frustración

1. Permite que se equivoque

Ningún padre quiere que su hijo cometa errores y que sufra decepciones pero de los errores también se aprende y será muy difícil que un niño sepa lidiar con la frustración si nunca se equivoca. Dale a tu hijo la oportunidad de hacer las cosas por sí mismo, evita la sobreprotección y permite que tome decisiones o que se involucre en tareas y actividades que representen un desafío para su nivel de desarrollo actual. Solo así madurará y aprenderá a manejar la frustración.

2. Ayúdalo a identificar la frustración

Cuando los niños son pequeños, no son capaces de reconocer sus propias emociones por lo que tampoco pueden identificar la frustración, que suelen expresar a través de la irritabilidad y agresividad. Una de las misiones de los padres consiste en enseñarle a reconocer los primeros signos de la frustración y explicarle en qué consiste este estado. Hazle notar que cuando comete un error, no puede hacer algo o se enfrenta a un límite, puede aparecer la frustración. Además, explícale que esa sensación no es positiva porque le hace perder la paciencia y genera rabia o tristeza. Si el niño aprende a reconocer las primeras señales de la frustración, podrá cambiar de actividad antes de enfadarse.

Frustración en niños

3. Enséñale a pedir ayuda

La perseverancia es uno de los valores que todos deseamos desarrollar en nuestros hijos pero existe una línea muy sutil entre la tenacidad y la obstinación. Y los niños deben ser conscientes de ello. Explícale que es importante esforzarse para lograr un objetivo pero que también es válido pedir ayuda cuando estamos estancados y no podemos seguir avanzando. Si se enfrenta a un problema, es bueno persistir e intentar encontrar otras soluciones pero si no lo logra, debe saber que sus padres están a su lado para ayudarle.

4. Motívalo a participar en un juego de roles

A la mayoría de los niños les encanta representar personajes por lo que una excelente estrategia para enseñarle a lidiar con la frustración es utilizar los juegos de roles. Puedes instarle a que imagine a un niño que no haya podido resolver un problema determinado y se haya sentido frustrado; luego le pides que asuma otro papel y que consuele a ese mismo niño. De esta manera le estarás enseñando que siempre existen otros puntos de vista y que nada es en blanco y negro.

5. Fomenta actividades apropiadas para el niño

Los niños son muy curiosos por lo que no es extraño que se involucren en tareas que superan sus capacidades. Esta es una manera de crecer y aprender pero cuando el niño no está preparado para enfrentar determinados desafíos, puede frustrase y si esto ocurre a menudo, su autoestima terminará dañándose. Por consiguiente, asegúrate de que las metas que tu hijo se propone son apropiadas para su edad y están al alcance de sus posibilidades.

Por último, pero no menos importante, no olvides que tu ejemplo es la mejor estrategia para enseñarle a un niño a manejar la frustración.

Deja un comentario sobre “Frustración infantil”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!