Cómo hacer frente al ‘momstress’

'Momstress' o madre estresada: cómo superarlo

Momstress

Sí, el ‘momstress’ existe y es posible que tú también lo padezcas cada día. Es posible que cuando lleguen las 6 de la tarde te sientas muy cansada y que notes cómo hay montones de ropa por doblar, que no has descongelado la cena y que tu perro te está suplicando que le saques a pasear. No importa si eres una madre que trabaja todo el día fuera de casa o si eres una ama de casa que trabaja todo el día dentro del hogar, la realidad es que el ‘momstress’ es real.

Hay madres que buscan desesperadamente un descanso, pero, ¿quién puede tener un descanso con tanto ajetreo en la vida diaria? ¿Quién tiene tiempo para masajes? A continuación te vamos a enseñar algunos consejos -reales- para poder tener un descanso de forma fácil y barata cada día y luchar de este modo contra el estrés de las madres.

El estrés de la hora punta de la mañana

Si te estresas en la hora punta de la mañana, ha llegado el momento de cambiar tu forma de actuar. La hora punta de la mañana puede ser bastante estresante con niños pequeños, por lo que es necesario que la noche anterior quede todo preparado -preparar los almuerzos, seleccionar la ropa, todo-. Basta con pensar en esto antes de que los niños se vayan a la cama.

Al principio puede ser algo complicado crear este hábito, pero una vez que lo tengas te darás cuenta cómo merece la pena al final. Además, es necesario que los niños también pongan de su parte en las rutinas de la mañana como poner los vasos del desayuno en el fregadero o ponerse los calcetines o los zapatos.

Cuando los niños se comportan mal

Cuando tu hijo tiene una rabieta o se comporta mal es posible que cedas a sus pretensiones solo para que cese de tener la rabieta. Es necesario aprovechar estas situaciones para aprender a mantener la calma. Para ello aprende a meditar en cualquier lugar: toma una respiración profunda, céntrate en ti misma, pregúntate cómo puedes manejar la situación desde la calma y ponte en el lugar de tu hijo. Los niños son de forma natural curiosos e impulsivos, ellos quieren entender y experimentar la vida, y tú eres su guía. No explotes, o aprenderá a que explotar es lo correcto.

Estrés madres

Cuando tienes una lista interminable de tareas por hacer

No eres ‘superwoman’ y tu pareja debe colaborar en el hogar como parte integrante del mismo. Cuando te centras demasiado en las tareas que te quedan por hacer olvidarás lo más importante: pasar tiempo de calidad con tus hijos. Lo ideal es mantener un horario semanal para las tareas del hogar y que todo el mundo colabore en ellas. De esta manera todos sabrán que tienen responsabilidades en el hogar y tú dejarás de querer hacerlo todo.

Cuando te preocupas por todo a todas horas

Cuidarte es la clave para estar bien y para ello no solo debes cuidar tu cuerpo, sino también tu mente. Intenta pasar tiempo con tu pareja o habla con tus amigos/as siempre que puedas. No pienses solo en las cosas que te preocupan sino en las soluciones que debes encontrar. En ocasiones, el único tiempo que se tiene es cuando los niños están durmiendo… así que, hay que aprovecharlo.

Evitar las rutinas demasiado estrictas

Las rutinas o las programaciones están bien para tener un control sobre las cosas que se deben hacer diariamente, pero lo ideal es dejar dos tardes a la semana para no tener programadas y que se pueda disfrutar del tiempo en familia sin programar. Se puede disfrutar de tarde de juegos o simplemente de una tarde en familia sin tener nada organizado.

Deja un comentario sobre “Cómo hacer frente al ‘momstress’”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!