Papá también se cansa

papá agotado

Hasta no hace mucho, tan solo mirando unas décadas hacia atrás, se podía ver cómo eran las mujeres las que se quedaban en casa y los hombres salían a trabajar. Era el rol de la mujer de forma obligatoria e impuesto por la sociedad quien debía quedarse en casa a cargo del hogar y de la crianza de los hijos. Sin tener en cuenta sus intereses o sus aspiraciones. Afortunadamente esto ha cambiado y tanto las hombres como las mujeres pueden quedarse en casa en la crianza de los niños y cuidado del hogar y/o salir a trabajar fuera (o dentro) del hogar.

Hay quienes lo llaman ‘papás modernos’ pero en realidad de modernos no tienen nada, simplemente son PADRES que ejercen como lo que son: padres. En las nuevas generaciones al fin se han dado cuenta los hombres de algo que era así desde siempre pero que la sociedad no quería aceptar: las responsabilidades y las obligaciones de los padres deben ser compartidas y equilibradas.

Trabajo y hogar

No importa si eres tú únicamente quien tiene trabajo o si es tu pareja y tú no, o si los dos salís fuera a trabajar. Ambos tenéis la misma responsabilidad en la crianza y cuidado de los hijos. En cuanto al hogar, ocurre lo mismo… Las responsabilidades y la organización debe ir acorde al tiempo y disponibilidad y en ningún caso al género de cada uno.

Ser padres trata de mantener un compromiso hacia la familia, de construir un equipo donde todos colaboran, donde todos se quieren, donde todos luchan por un bien común: la felicidad conjunta en familia.

El cansancio paterno

Hoy en día los padres al tener el mismo rol que las madres también se cansan y encuentran una fatiga extrema que deben cuidar. Aunque es cierto que la madre es la única que la naturaleza ha otorgado para traer a los hijos al mundo y esto conlleva un gran desgaste, además de la lactancia materna… El padre también tiene un rol importante.

cansancio padre

El padre también se levanta por las noches a consolar al bebé cuando llora o a alimentarle con un biberón de leche materna o de fórmula. Papá también trasnocha, cuida de la mamá cuando ella está mal, cuida de los demás hijos cuando mamá está con el bebé, también baña a los pequeños, limpia la casa y cocina. Papá también trabaja fuera de casa y cuando llega no se sienta en el sofá… Porque papá sabe que existen responsabilidades compartidas que también debe cumplir.

Papá también se cansa y tiene un papel fundamental en la familia. Él también es un pilar necesario para la crianza de los niños. Los hijos necesitan un padre que esté descansado, que se quiera y que tenga tiempo para él, para reponer las pilas cuando la batería comienza a agotarse. Para que papá pueda criar felices a los hijos también necesita sentirse feliz con él mismo y con la vida que lleva. La salud emocional de los hijos depende en gran medida de cómo papá y mamá sean de felices juntos, pero también por separado.

En casa, todos cuentan

En un hogar con hijos, todos cuentan. Todos están dentro del mismo equipo y nadie tiene más valor que otro. Padre y madre son uno para los hijos y por eso, deben cuidarse mutuamente o por separado si las circunstancias así lo precisan.

Lo que no hay que olvidar, es que afortunadamente a día de hoy, también hay padres que se quedan en casa al cuidado de los hijos y del hogar mientras es la mujer quien sale de casa a trabajar. Estos padres que se quedan a tiempo completo trabajando dentro de casa… a cargo de sus hijos y de su hogar, lo hacen igual de bien que lo hacían y hacen sus compañeras las mujeres.

Deja un comentario sobre “Papá también se cansa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios