Los signos más evidentes del Síndrome de Down

Aprende un poco más sobre el Síndrome de Down

Sindrome de Down Sintomas

El síndrome de Down es un trastorno genético que aparece debido a una alteración en el número de cromosomas. En práctica, cada pequeño debe tener 46 cromosomas distribuidos en 23 pares, pero en ocasiones durante la concepción aparece un cromosoma extra en el par número 21, un fenómeno que se conoce como trisomía del cromosoma 21 y que afecta a 1 de cada 700 niños, alrededor del 95% de los niños con Síndrome de Down.

En otros casos, aproximadamente el 5% de los pequeños afectados por este trastorno, la alteración se produce debido a una translocación cromosómica, es decir, un cambio de fragmentos entre distintos cromosomas. Sin embargo, independientemente de la causa, estas alteraciones genéticas provocan que el niño desarrolle una serie de características que afectan su desarrollo intelectual y la esfera de la comunicación.

Las características comunes del Síndrome de Down

Los síntomas y las características del Síndrome de Down varían de un niño a otro y pueden ser más o menos severos en dependencia de la gravedad del trastorno. Aún así, existen determinados rasgos que caracterizan a los niños con esta alteración:

1. Fisonomía

Los niños con Síndrome de Down tienen una fisonomía relativamente diferente: la cabeza suele ser más pequeña de lo normal y ligeramente deformada. Por lo general, tienen los ojos, las orejas y la boca más pequeños, así como pliegues epicánticos y la abertura palpebral de los ojos sesgada hacia arriba y afuera. En muchos casos tienen la raíz nasal deprimida y achatada en la punta y algunas manchas blancas en el iris del ojo, lo que se conoce como manchas de Brushfield. Además, suelen presentar una hipoplasia maxilar y del paladar que causa la protrusión de la lengua. También suelen tener las manos pequeñas y anchas con dedos cortos, con una ligera hipoplasia de la falange media del quinto dedo. En la mayoría de los casos tampoco alcanzan la estatura promedio.

Signos y síntomas del síndrome de Down

2. Signos físicos

Los niños con Síndrome de Down se caracterizan por tener una marcada hipotonía muscular, la cual limita muchas de sus actividades cotidianas. Además, en muchos casos aparecen anomalías congénitas que comprometen sobre todo el corazón y el sistema digestivo, por lo que es común que estos pequeños presenten problemas cardiacos y gastrointestinales, como estreñimiento, atresia esofágica y atresia duodenal. También es usual que necesiten usar gafas debido a problemas visuales como la catarata u otras afecciones más severas. En muchos casos también tienden a padecer sobrepeso, un problema que se hace más evidente a medida que crecen.

3. Desarrollo intelectual

Algunos de los pequeños con Síndrome de Down muestran un retraso mental severo que les impide alcanzar la misma autonomía que el resto de los niños de su edad. No obstante, en otros casos pueden tener un retraso más leve y llegar a alcanzar cierta independencia en su vida adulta. Aún así, lo usual es que les cueste asimilar contenidos nuevos, por lo que suelen necesitar una educación especial y personalizada. También pueden mostrar un escaso desarrollo del lenguaje y un nivel de comprensión más bajo, lo cual dificulta su capacidad para comunicarse.

4. Comportamiento

Los niños con Síndrome de Down suelen ser muy tranquilos, normalmente son obedientes y en muy pocas ocasiones responden con agresividad. Sin embargo, algunas veces pueden tener reacciones impulsivas, las cuales están determinadas por el escaso desarrollo de los lóbulos prefrontrales, los cuales intervienen en el autocontrol. Algunos de estos niños comienzan a mostrar desde muy temprano un gusto inusual por el arte, sobre todo en las áreas relacionadas con la música, la pintura y el baile, por lo que los padres pueden alentar ese interés e inscribirles en cursos extraescolares que los pequeños puedan disfrutar.

Deja un comentario sobre “Los signos más evidentes del Síndrome de Down”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!