Soy ama de casa y según tú… no hago NADA

ama de casa

La frase del titular de este artículo es un sentimiento que muchas madres (y padres) tienen a causa de la falta de empatía de la sociedad actual. Hay personas que tanto por necesidad como por elección, cuando tienen hijos dan un vuelco a su carrera y a su modo de enfocar la vida y no quieren salir fuera de casa 8 horas a trabajar, prefieren cuidar de sus hijos a tiempo completo. Poder dedicarse completamente a los hijos y a la familia.

Muchas amas de casa tanto mujeres como hombres se sienten privilegiados por poder educar, criar y ver crecer a sus hijos en el día a día, pero es frustrante el ver como la sociedad en general asume que si estás en casa con tus hijos, estás bien, sin hacer nada. Estar en casa con los hijos es un trabajo como otro cualquiera, pero que no está reconocido ni tampoco remunerado.

Es un trabajo como otro cualquiera

Es un trabajo como otro cualquiera porque desde que sale el sol hasta que se pone por la noche, una mujer u hombre que se encarga de los hijos y de la casa, está todo el día pensando y haciendo cosas por el bien familiar, tanto es así, que en muchas ocasiones les faltan horas para poder acabar con todo lo que tenía programado. Es más, cuando llega la noche se sienten igual o más de cansados que una persona que se fue a trabajar 8 horas y que después dedicó tiempo a su familia o a su ocio personal.

Hay quienes piensan que el quedarse en casa con los hijos es una forma conservadora de la familia, pero, ¿qué pasa si es una elección personal que tanto un hombre como una mujer toma? Si pueden hacerlo porque la pareja trabaja, sin lugar a dudas es beneficioso para los hijos.

El problema está cuando no se puede decidir porque para poder llegar a fin de mes ambos (o una persona sola si es mono parental) deben empezar a trabajar. Porque esta sociedad no está montada para tener hijos a no ser que tengas mucho dinero de base… Está pensada para la producción y quiere la sociedad que haya natalidad sin proporcionar ayudas a los padres, algo que sin duda, se vuelve insostenible.

Más mujeres que hombres

A riesgo de parecer machista, en realidad son más de tres millones de mujeres las que se quedan en casa para dedicarse al hogar y a los hijos porque así lo han decidido. En la actualidad también hay hogares donde la mujer trabaja y es el hombre el que se dedica a las tareas del hogar y a los hijos, ya que esto no es cuestión de género y sí más de necesidad.

mujer ama de casa

En realidad es un trabajo que no está valorado por la sociedad ni por el Estado. Ante los ojos de otras personas, las amas de casa, tanto hombres como mujeres, no hacen absolutamente nada. No se dan cuenta de todas las cosas que deben hacer al cabo del día… Y es que quienes no valoran a las personas que se quedan al cuidado de los hijos en casa suelen ser los mismos: personas que trabajan y dejan a sus hijos al cuidado de otros, personas que no trabajan, personas que no tienen hijos, personas que no trabajan y no tienen hijos, personas que tienen bastante dinero y pagan a otros para que les hagan las tareas del hogar o cuiden a sus hijos.

Incluso hay personas que se sienten excluidas socialmente porque otros piensan que no aportan nada a las conversaciones puesto que al estar todo el día en casa, no tienen nada interesante que decir. Para que un padre o una madre que se queda en casa al cuidado de los hijos y del hogar se sientan arropados, deben compartir experiencias con otras personas que se encuentren en su misma situación.

La jornada de una ama de casa son de 24 horas.

Un comentario sobre “Soy ama de casa y según tú… no hago NADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios