Vida familiar sin estrés relacional… ¿es posible?

Vida familiar sin estres relacional

Una conexión con la familia proporciona un apoyo social que no se obtiene de otras personas. Se puede depender de las familias en tiempos de crisis para obtener apoyo emocional y práctico siempre que no existan relaciones demasiado tóxicas. En la mayoría de las veces, la familia es una constante en la vida, los familiares se quedan en ella mientras que tantas personas entran y salen a medida que las circunstancias van cambiando.

Los familiares tienen un pasado con nosotros y compartirán un futuro. Son ellos los que nos pueden explicar cómo éramos en el pasado, nos proporcionan buenos recuerdos y apoyo incondicional ante la necesidad. La familia existe para que sepamos quienes somos y a dónde vamos. Desagraciadamente, la complejidad de las relaciones también afecta a la familia y a veces, no son fáciles.

Si quieres tener una vida familiar feliz y que el estrés no forme parte de ella, entonces no pierdas los siguientes consejos.

Aprende a tratar a las personas difíciles

Nunca es fácil tratar con personas difíciles y menos cuando forman parte de tu familia. Si quieres mejorar tu salud mental deberás lograr hacerlo y eliminar las relaciones más tensas en tu vida. Deberás aprender a poner límites y decir que ‘no’ siempre que sea necesario. La empatía y la asertividad serán tus mejores herramientas en el diálogo.

Mejora tu comunicación

Cuando se tiene apoyo social siempre te sientes más tranquilo, aunque las relaciones (sobre todo las tóxicas) pueden estresarte. El conflicto a veces es inevitable, pero deberás aprender a manejarlo de forma respetuosa para conseguir siempre resultados positivos para ambas partes. No consiste en competir, consiste en cuidar la relación donde todos se sientan respetados y queridos.

 Relaciones familiares

Piensa cómo eres cuando estás en familia

Cuando las personas están con sus familias, es posible que tengan patrones de comportamiento diferentes a los que muestran en otros contextos. Puede que muestren comportamientos que tenían desde que eran jóvenes. Aunque es cierto que para algunas personas puede ser estresante tener este tipo de comportamientos, sobre todo si ya no reflejan quién es uno mismo en la actualidad.

Cuidado con la rivalidad entre hermanos adultos

Los hermanos adultos también pueden tener rivalidad entre sí, porque desde pequeños tuvieron celos pero no se superaron con el tiempo. Son muchos los adultos que tienen rivalidad entre hermanos pero que no son capaces de aceptarlo y lo llevan en silencio. Es necesario saber que las reuniones familiares deben ser mucho más que tiempo de celos.

Tu familia debe ser tu anti estrés

Toda tu familia debe ser tu anti estrés natural porque de esta manera, tu salud mental se verá beneficiada. Si tienes a tus padres o hermanos lejos de donde tú vives, escríbeles o llámales a menudo para hablar con ellos, para que sepan que sabes que están allí pero en realidad están cerca de tu corazón. Ellos también deben saber que tú estás cerca de ellos aunque te encuentres lejos. Lo que importa es que emocionalmente estéis cerca unos de otros.

Las relaciones familiares sólidas son las que trabajan su fortaleza, las que están unidas en los momentos más complicados, las que también, saben disfrutar juntos los buenos momentos en la vida. Una relación familiar conflictiva no te tiene que privar de ese apoyo, sino que para no generar estrés adicional a tu vida tendrás que aprender a manejar las situaciones de la mejor forma posible.

Las relaciones involucran siempre a más de una persona, por lo que es necesario que seas consciente de la importancia de la armonía en las relaciones y que así, te protejas del estrés innecesario y del dolor de las relaciones tóxicas.

Deja un comentario sobre “Vida familiar sin estrés relacional… ¿es posible?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios