Cenar en familia con calma, ¿es posible?

Cenar en familia

Las cenas son igual de importantes que el resto de comidas, pero con el estrés de vida que llevamos… es importante hacer una u otra comida juntos. Tus hijos necesitan aprender a alimentarse mirando cómo lo haces tú, necesitan aprender a nutrirse… Pero su nutrición emocional también depende de cenar a tu lado.

Una cena familiar en armonía es la mejor forma de que padres e hijos se mantengan juntos y se potencie el vínculo emocional. Cuando los niños que crecen en un ambiente familiar unido y fortificado se construyen relaciones sociales fuertes y crecen con un mejor autoconcepto de sí mismos. Los niños que cenan en familia tienen mejores calificaciones y se dedican más a leer y hacer sus tareas.

Una cena en familia en calma y armonía

Cenar en familia es posible si se tienen en cuenta algunas estrategias. A partir de ahora preocúpate para poder crear un buen ambiente familiar en el que tus hijos disfruten no solo de la comida, sino también de la familia.

Planifica

Planifica las noches y crea un plan de cenas familiares e involucra a tus hijos en las rutinas de las cenas. Pueden ayudarte a ello y si piensas las cenas con anticipación, por ejemplo el domingo por la noche, puedes pensar en las cenas de toda la semana… ahorrarás tiempo y tus hijos te pueden dar ideas. Con recetas rápidas será más que suficiente.

Limpia

Después de la cena, normalmente se limpia la mesa y los cacharros que se han utilizado para cenar, por lo que es correcto que tus hijos te ayuden a hacerlo. Es una manera de pasar tiempo juntos y de que también comiencen a tener sus propias responsabilidades dentro del hogar.

Comparte

Comparte con tus hijos las experiencias del día. Aprovechar este ratito para conversar y hablar sobre las cosas que han sucedido durante la jornada. Pregunta a tus hijos las situaciones que les han hecho felices ese día y comparte también las tuyas. También es buen momento para hablar de aquellas cosas que pueden preocuparos.

Es buena idea hablar sobre las cosas que os preocupan porque así tus hijos sentirán que es el lugar para poder hablar aquello que les inquieta. Encontrarán en la hora de la cena un momento de apoyo y comunicación, donde la empatía y el respeto sean las bases de la armonía familiar. Se dará cuenta de que sois un buen equipo y que os ayudáis mutuamente.

Comer o cenar en familia

Consejos para que así sea

Si realmente quieres una cena en calma y armonía no olvides:

  • Establece una rutina de cenas donde todos sepan la hora que comienza y acaba, así todos se ajustarán sus actividades diarias con ese horario.
  • Apaga los dispositivos móviles: televisión, ordenador o teléfonos mientras cenáis. Es la única manera de poder mantener una buena comunicación con respeto y atención.
  • Haz que sea un momento feliz.
  • Habla con tus hijos de la nutrición de los alimentos y de la nutrición del alma.
  • Procura que al menos una vez al día comáis o cenéis todos juntos.
  • Aprovecha el momento de cenar o comer juntos para enseñar a tus hijos educación y buenos modales.

Es importante que se dé valor a estos momentos en familia para construir un vínculo fuerte y disfrutar de hábitos saludables. Enseña a tus hijos dos cosas imprescindibles para la vida: comer bien y tener una conexión positiva con la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios