Cómo conseguir que quedarse en casa en familia sea guay

Quedarse en casa es guay

Cuando por fuerza mayor hay que quedarse en casa con los niños, puede ser muy complicado para los padres. Por eso, es necesario agudizar el ingenio y procurar establecer unas rutinas para que los niños puedan tener una estructura mental sobre cómo va a ser su día a día mientras dure el confinamiento de las personas en los hogares.

Nosotros, desde Etapa Infantil queremos ponértelo más fácil y por eso, vamos a darte unos consejos que harán que los días sean más sencillos y sobre todo, que tanto padres como hijos pasen unos buenos días juntos, con paciencia, pero sobre todo, con mucho amor. Porque esto del confinamiento nos da la oportunidad no solo de reflexionar, sino también, de poder valorar lo que realmente importa en la vida: la salud y la familia.

Establece un horario

Las rutinas son necesarias y saber lo que pasará después ayuda a los niños a relajarse y a concentrarse en lo que están haciendo. Les da la oportunidad de sentir que tienen el control de la situación y los padres se sentirán menos desbordados. Cuando los niños son pequeños, el horario puede ir acompañado de dibujos para facilitar el entendimiento.

Alterna tipos de actividades

Los niños pequeños cambian a menudo de actividad y esto es importante tenerlo en cuenta para que los padres vayan variando y pensar cuáles son las que les gustan más a sus hijos. Hacer actividades de disfrute en familia es fundamental.

Cosas en casa

Las tareas del hogar son una buena oportunidad de aprendizaje y ahora es el mejor momento para instaurar en los hijos los buenos hábitos de limpieza. Si además, les presentas a tus hijos los hábitos de limpieza como un juego, es más que probable que acaben formando parte de su día a día y se conviertan en un hábito.

Quedarse en casa con niños

Escucha lo que te dicen tus hijos

Escucha lo que te dicen tus hijos porque en sus palabras pueden estar sus intereses, esto te ayudará a que te sea más fácil proponerles actividades interesantes para ellos y también para ti. Es importante porque si sienten que han participado en la elección de actividades las harán con más ganas e interés.

Que no falte el ejercicio físico

Tantos días encerrados en casa con los niños llenos de energía, es fundamental promover actividades que potencien el movimiento. No es posible salir al campo y montar en bicicleta, pero siempre podrás bailar en el salón, hacer yoga o ejercicios físicos dentro de tu hogar. Puedes ser el “entrenador” personal de tus hijos… un rato pueden imitar tus movimientos y otro puedes imitar tú los suyos, ¡seguro que se lo pasan en grande!

Trabajar y luego jugar

En las rutinas tiene que haber momentos de trabajo, deberes, descanso, y por supuesto, juegos; juego en solitario y juegos en familia. Todas las tareas deben ser terminadas, aunque en el horario puedes ser flexible, siempre y cuando sepan que si deciden jugar primero, después será necesario acabar la tarea que quedó pendiente. La flexibilidad es fundamental, pero también la responsabilidad.

¡Disfruta!

Este tiempo en familia, es un momento de disfrute y de reflexión conjunta. Disfruta del tiempo de estar con tus hijos, haz todas esas cosas que normalmente no puedes hacer porque el tiempo no te lo permitiría. A veces, el estrés y las prisas no nos permitían ver lo que realmente es importante en la vida, y con este parón obligado… aprovéchalo para disfrutar de quienes tienes a tu lado, y de valorar a aquellos que no puedes ver en estos días de confinamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios