Ejercicios físicos para practicar con los niños en casa

Los niños, acostumbrados a gastar mucha energía en el colegio, las actividades extraescolares y en sus salidas al parque, suelen aburrirse con facilidad en casa. Sin embargo, no es necesario salir a la calle para mantenerse activos y practicar actividad física, en el hogar también se puede seguir una rutina deportiva para que los pequeños aprovechen sus beneficios y liberen el exceso de energía contenida.

Los beneficios del ejercicio físico para los niños

El ejercicio físico es muy beneficioso para la salud infantil. El deporte favorece la coordinación y el equilibrio, a la vez que fortalece sus músculos y mejora su flexibilidad. También es un recurso útil para incrementar la capacidad respiratoria y estimular la actividad cardiaca y circulatoria. Además, contribuye a prevenir numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión y la obesidad infantil.

Desde el punto de vista psicológico, el ejercicio físico mejora el estado de ánimo ya que estimula la segregación de endorfinas, a la vez que ayuda a combatir la depresión y ansiedad infantil gracias a que aumenta los niveles de dopamina y serotonina a nivel cerebral. También es un recurso excelente para conseguir que los niños se desinhiben y mejoren sus habilidades comunicativas y relacionales.

5 ejercicios físicos para hacer con los niños sin salir de casa

1. Yoga

El yoga es una disciplina física y mental que los niños pueden practicar en casa con muy pocos recursos, solo necesitan una esterilla y ropa cómoda y holgada. Este tipo de ejercicio les ayudará a fortalecer los músculos, activará su metabolismo y mejorará su flexibilidad. También contribuye a que los niños ejerciten la respiración, lo cual les ayuda a relajarse y gestionar mejor su estado de ánimo. Al inicio, se recomienda apostar por movimientos sencillos y fáciles de hacer como la postura del indio, la postura del gato, la postura del perro y la postura de la marioneta.

2. Gimnasia

Esta es otra de las actividades físicas perfecta para practicar en casa, de manera que los niños se mantengan activos y en forma. Se trata de un deporte muy completo que ejercita prácticamente todos los grupos musculares, a la vez que entrena la coordinación y mejora la flexibilidad. También ayuda a despejar la mente y a liberar el exceso de energía contenida. Lo único que necesitarán los peques será una esterilla y ropa deportiva con la que se sientan cómodos. Eso sí, antes de comenzar, se recomienda realizar un buen estiramiento y luego empezar por ejercicios sencillos como los desplazamientos o las sentadillas hasta entrar en calor.

Ejercicios para niños en casa

3. Zumba

Mezcla de baile y aeróbicos, la zumba es un ejercicio perfecto para practicar con los niños en casa ya que solo necesitarán ropa cómoda y un espacio donde poder realizar los movimientos. Este ejercicio reporta muchísimos beneficios para la salud física y mental, se conoce que mejora la flexibilidad y la coordinación, a la vez que perfecciona el equilibrio. También es un excelente ejercicio para quemar calorías, liberar el exceso de tensión, combatir el estrés y propiciar un estado de ánimo positivo. Lo ideal es empezar por clases de zumba fáciles hasta que los niños ganen soltura en los movimientos.

4. Pilates

El pilates es otra opción para que los niños entrenen cuerpo y mente sin salir de casa. De hecho, es una disciplina perfecta para que los peques ganen en elasticidad y flexibilidad, a la vez que fortalece sus músculos y les ayuda a liberar el exceso de energía. Si los niños no lo han practicado nunca, se recomienda comenzar por ejercicios sencillos como la postura del cisne, el hundred o las flexiones, para los que solo necesitarán una esterilla y un conjunto holgado con el que se sientan cómodos. Vale destacar que para ejercicios más complejos, pueden hacer falta otros accesorios, como una pelota inflable o bandas elásticas.

5. Juegos

El juego también es un recurso excelente para mantener activos y en forma a los niños en casa. Desde los circuitos de obstáculos o las carreras en el pasillo hasta los juegos tradicionales más clásicos como la rayuela o las carreras de sacos, existen muchísimas opciones para que los peques se diviertan mientras se mantienen en movimiento, liberan energía y queman el exceso de calorías sin salir de casa. Estos juegos también son útiles para estimular la mente ya que potencian la imaginación, favorecen la resolución de problemas y entrenan la percepción corporal y del espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios