Cinco consejos prácticos para viajar a Estados Unidos con niños

Requisitos para viajar a Estados Unidos con niños

Un día divertido en Disneyland, un recorrido de película por el Central Park de Nueva York, una visita natural al Gran Cañón del Colorado o un paseo por la costa norte de California, Estados Unidos tiene tantos sitios emblemáticos por visitar y otros tantos por descubrir que bien vale una visita – o dos o tres. Sin embargo, para que el viaje marche sobre ruedas, es importante que planifiquéis todo con antelación, sobre todo si viajáis con niños.

Del pasaporte al seguro de viaje: Todo lo necesario para viajar a Estados Unidos

1. Documentación en regla: Pasaportes y visados

Para viajar a Estados Unidos necesitaréis el pasaporte, que debe tener una vigencia mínima de 6 meses para poder entrar al país. Si vuestro pequeño no tiene pasaporte, tendréis que sacarlo, para lo cual ambos tendréis que dar vuestro consentimiento expreso. También es conveniente que llevéis el libro de familia.

En el caso de los ciudadanos españoles que viajen a Estados Unidos por periodos inferiores a 90 días, no tendrán que solicitar visado, sino una autorización electrónica que funciona a través del Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA, por sus siglas en inglés). La misma tiene una vigencia de dos años desde el momento en que se concede.

Podéis solicitar la ESTA online, solo tendréis que rellenar un formulario de solicitud para cada viajero y pagar la tasa correspondiente. Generalmente estas solicitudes se aprueban en un plazo de 12 horas desde su envío, por lo que recibiréis el visado ESTA cómodamente en vuestro correo electrónico.

2. Contratad un seguro de viaje, sí o sí

En Estados Unidos la sanidad es estupenda, pero es privada, por lo que es inviable viajar con un niño y no contar con un seguro de viaje. Este tipo de seguros no solo cubren la pérdida del equipaje o la anulación del vuelo, sino que también ofrecen una cobertura médica. Antes de contratarlo, debéis fijaros bien en el nivel de protección que brindan.

El primer detalle importante es el límite de la cobertura de gastos médicos ya que si cubre apenas unos cuantos miles de euros os servirá de poco en caso de hospitalización. Es importante que esa póliza cubra desde los accidentes que puedan producirse hasta cualquier enfermedad que se contraiga durante el viaje, los costes médicos y una posible repatriación.

Organizar viaje con niños a Estados Unidos

3. ¿Llevar comida y medicamentos?

Si vuestro hijo aún es pequeño y no acepta nuevos sabores con facilidad, es conveniente que llevéis al menos sus potitos. En Estados Unidos se puede encontrar todo tipo de alimentos para bebés, pero no tendrán el mismo sabor. Aunque es imposible llevar desde casa todos los alimentos que come vuestro hijo, es recomendable que no olvidéis aquellos que más le gusta o consume y que no se echan a perder con facilidad.

Asimismo, si consume algún medicamento a diario, no olvidéis llevarlo. También es conveniente que llevéis un botiquín de emergencia para atacar las clásicas diarreas del viajero y el resfriado. En Estados Unidos encontraréis medicamentos con los mismos principios activos que en España, pero es probable que contengan otros principios adicionales o que la dosificación sea diferente, por lo que si ya conocéis los medicamentos que le asientan a vuestro hijo, será mejor empacarlos.

4. Viajad con lo mínimo indispensable

En Estados Unidos podréis comprar todo lo que necesitéis. No obstante, es recomendable llevar de casa un carrito y una mochila portabebés ya que serán providenciales cuando el cansancio toque a la puerta o si decidís emprender una excursión.

No olvidéis los juguetes para que vuestro hijo se mantenga entretenido. El vuelo en avión hasta Estados Unidos es largo, y las rutas por carretera también, por lo que brindarle el máximo de opciones posibles para que el pequeño se entretenga os permitirá disfrutar mucho más del viaje.

En lo que respecta a la ropa, elegid aquella más adecuada al momento del año y la zona de Estados Unidos que visitaréis. Lo ideal es llevar solo algunas mudas de cambio ya que es probable que durante el viaje terminéis comprando otra.

5. Cuidado con el jet lag

Cuando lleguéis a Estados Unidos, todos tendréis jet lag. A los adultos nos suelen bastar dos o tres días para acostumbrarnos al cambio de horario, pero a los pequeños les cuesta mucho más, algunos pueden necesitar incluso más de una semana para recuperar su ciclo de sueño. Eso significa que es probable que vuestro hijo despierte varias veces por la noche y que durante el día se muestre somnoliento e irritable. ¡Tenedlo en cuenta a la hora de planificar las actividades!

Deja un comentario sobre “Cinco consejos prácticos para viajar a Estados Unidos con niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios