Cómo aplicar una crianza respetuosa con tus hijos

Crianza respetuosa

Todo padre sabe que educar a los niños no es una tarea sencilla. Por esa razón, algunos progenitores no saben con certeza si los métodos que utilizan son los más adecuados para estimular el desarrollo infantil y hacer felices a sus hijos. A fin de cuentas, en ocasiones es difícil determinar hasta qué punto somos demasiado permisivos, protectores o autoritarios, sobre todo si no contamos con puntos de referencia que nos permitan adoptar un estilo educativo saludable para los niños. Aunque no existen fórmulas mágicas ni reglas infalibles ya que cada niño y familia son un mundo, apostar por una crianza respetuosa puede convertirse en una excelente opción para educar a nuestros hijos.

¿En qué consiste una crianza respetuosa?

La crianza respetuosa es aquella que promueve el amor incondicional, el respeto, la comprensión, la empatía y los límites no punitivos como base para educar a los niños. Es una educación que se centra en el bienestar y las necesidades infantiles, en la que se considera a los niños como personas de pleno derecho y se les trata desde una posición de igualdad. De esta manera, los padres no les imponen a sus hijos lo que deben hacer ni les exigen obediencia, sino que intentan involucrarles en su propia educación, teniendo en cuenta sus intereses, puntos de vista y criterios.

Vale destacar que la crianza respetuosa implica educar desde el amor y el cariño, pero no significa que no existan normas. En la educación infantil también es importante establecer límites adaptados a cada etapa de desarrollo, pero estos deben ser pocos, claros y coherentes, dejando a los niños la libertad y espacio que necesitan para descubrir el mundo con seguridad. En una crianza respetuosa los pequeños tienen la oportunidad de cometer sus propios errores y aprender de ellos para crecer como personas.

Basada en la teoría del apego de John Bowlby, la crianza respetuosa también se centra en promover un vínculo afectivo fuerte entre los padres y sus hijos para un desarrollo emocional equilibrado durante los primeros años de la infancia y la adultez. Básicamente, estimula un apego basado en la seguridad, la protección y el cariño que les permite a los niños crecer sintiéndose seguros y queridos, lo cual tiene una repercusión positiva en su autoestima, autoconfianza y regulación emocional.

5 claves para aplicar una crianza respetuosa con los niños

Educar a los niños desde el amor y el respecto no es complicado. Basta encontrar un equilibrio entre nuestras responsabilidades como padre/madre y la libertad que les damos a nuestros hijos para que puedan expresarse abiertamente. Obviamente, este equilibrio puede variar de una familia a otra ya que mientras hay niños más dóciles y fáciles de manejar, hay otros que necesitan normas más claras en su día a día. En cualquier caso, criar a los niños de una manera respetuosa es posible, he aquí algunas pautas que pueden ayudarte a ser un mejor padre/madre.

1. Respeta a los niños como iguales

Una de las pautas fundamentales para aplicar una crianza respetuosa con los niños consiste en asumir que son personas independientes y autónomas, la base para aprender a respetarles. Obviamente, esto no significa dejar de lado tu responsabilidad como madre o padre sino valorarle como un igual, con sus propios gustos, intereses, motivaciones y necesidades. De esta manera, serás capaz de apoyarles y ofrecerles lo que necesitan para crecer sin sobreprotegerlos demasiado.

2. Sé empático con tus hijos

Para la mayoría de los adultos perder un juguete en el parque, discutir con un amigo o acostarse a dormir a oscuras no representa un gran problema, pero para muchos niños estas experiencias pueden resultar verdaderamente traumáticas. Por eso, mostrarte más empático con los niños, hacer que se sientan comprendidos cuando más lo necesitan y validar sus emociones hará que se sientan más seguros, a la vez que fortalecerá vuestra relación y su autoestima a largo plazo.

Aplicar crianza respetuosa niños

3. Pasa más tiempo con los niños

Los niños necesitan pasar tiempo con sus padres, ser el centro de su atención por un momento y mantener el contacto físico a través de los abrazos, los besos y las caricias para sentirse seguros y amados. Por tanto, si quieres implementar una crianza respetuosa deberás dedicar al menos una hora al día para jugar con tus hijos, escuchar cómo les ha ido la jornada y/o dar un paseo juntos al aire libre. Eso sí, no basta con estar con ellos pendiente del teléfono móvil o pensando en las tareas que te aguardan, cuando estés con tus hijos, céntrate plenamente en disfrutar de ese momento y prestarles la atención que necesitan.

4. Muéstrate accesible emocionalmente

La disponibilidad o accesibilidad emocional es uno de los indicadores fundamentales para implementar una crianza respetuosa. Básicamente, se trata de estar siempre disponible para hablar con tus hijos sobre sus emociones y apoyarles cuando más lo necesitan. El simple hecho de saber que tienen una persona a la cual recurrir cuando están tristes, agobiados o tienen problemas con un amigo, les brinda a los niños la seguridad necesaria para enfrentarse a los retos de la vida a la vez que estrecha la relación familiar.

5. Ayuda a los niños a cubrir sus necesidades

Dedicar tiempo a los niños, ser empático con ellos y estar disponible cuando tienen que hablar no es suficiente para mantener una crianza respetuosa, también es necesario ayudarles a cubrir sus necesidades. Esto significa guiarles en el camino y ofrecerles las herramientas para que puedan solucionar los problemas por sí solos o, en su defecto, ayudarles a resolver sus conflictos. Cubrir las necesidades de los niños es una excelente manera de transmitirles cuán importantes son para ti y de brindarles la seguridad y confianza que necesitan.

Por último, no olvides que para apostar por una crianza basada en el amor y el respeto no basta con aplicar una serie de claves en la educación cotidiana sino que es necesario ir un paso más allá y cambiar nuestras creencias sobre la crianza infantil y la percepción que tenemos sobre los niños. Solo así, estaremos creando un vínculo realmente estrecho y educando a niños seguros y felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios