Cuando tienes un hijo AD y lloras de agotamiento a escondidas

Niños Alta Demanda agotador

Antes de ser madre parecía que todo era maravilloso cuando veías en la televisión los anuncios de pañales, ropa infantil o biberones. Cuando hablabas con otras mujeres que ya eran madres, las que no tienen hijos AD te dirían que es cansado, pero que es maravilloso.

Las madres que tienen un hijo con AD te dirían que no solo es cansado, que es agotador, pero que es gratificante y que  sus hijos no los cambiaría por nada. Pero hay cosas que no te dicen y que descubres tú cuando tienes un hijo de Alta Demanda, y es que el agotamiento puede ser extremo.

Un hijo con AD es agotador

Tener hijos es cansado, cierto. Pero cuando tienes un hijo de AD (Alta Demanda) es agotador. Solo lo saben quienes tienen un hijo con estas características. Pero puede llegar a ser tan agotador, que incluso puedes llorar de cansancio, de impotencia, de soledad. Porque la maternidad en muchas ocasiones es solitaria aunque estés rodeada de personas.

Tus hijos son tuyos, ellos son tu responsabilidad. Si tu hijo es AD y es muy intenso, muchas madres que no tienen hijos con estas características te mirarán, pensando que es culpa tuya porque no sabes educar bien. No les hagas caso, no entienden que tener uno o más hijos con estas características nada tiene que ver con niños ‘más tranquilos’ o ‘menos intensos’. Los bebés y niños de AD necesitan una atención diferente, una atención más agotadora, más constante.

Llora lo que necesites, porque no es malo hacerlo

Sí, tú, mamá de uno o varios hijos con AD, puedes admitir que has llorado de agotamiento a escondidas para que tus hijos no te vieran. Un llanto amargo, de cansancio e impotencia, de no saber si estás haciendo las cosas cómo deben ser o si todo lo que haces con tus hijos está mal. No está mal. No haces nada mal. Es la personalidad de tus hijos y debes adaptar su educación a eso. Deja de compararte con otras madres que tienen hijos ‘menos nerviosos’ o que ‘duermen y descansan mejor’.

Si necesitas llorar hazlo, porque eso te desahogará y después te sentirás mejor. Podrás reunir las fuerzas suficientes para poder seguir adelante. Si además eres mamá trabajadora con más hijos o con responsabilidades, aún te sentirás más agotada si cabe. Habrán días que piensen que las horas no pasan y que deseas que tus hijos estén descansando, ¡porque parece que tienen pilas interminables!

hijo alta demanda agotador

No puedes escuchar la televisión y optas por apagarla, no puedes mantener una conversación con tu pareja, hablar por teléfono parece misión imposible. Tus hijos te absorben tanto que a veces te olvidas de ti misma y eso a veces, puede frustrarte tanto que llegues al llanto. Pero ¡ojo! Te encanta pasar tiempo con tus hijos, y sabes que ellos son el pilar de tu vida. Porque el agotamiento con el amor no están reñidos en absoluto.

Busca ayuda profesional para estar mejor

Pero no tienes que pasarlo mal, ni mucho menos. Ser madre de un niño AD es igual de gratificante que serlo de cualquier otro niño. Solo tienes que entender sus necesidades, su personalidad y su idiosincrasia.

Si te sientes saturada, si crees que poniéndole normas o límites no te sientes capaz de tener paz en casa, si tu agotamiento comienza a pasar factura a tu salud, entonces no dudes en acudir a un profesional, como a un psicopedagogo o psicólogo para que te oriente en cómo educar a tus hijos y que además no te afecte negativamente. Ser mamá de un niño AD es maravilloso, y podrás ver en él todo un mundo de energía y oportunidades de aprendizaje.

Deja un comentario sobre “Cuando tienes un hijo AD y lloras de agotamiento a escondidas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios