Espasmos del sollozo: Qué son y cómo actuar

Es muy importante saber cómo actuar

Espasmos del sollozo

Los espasmos del sollozo son una alteración poco común en los niños pero cuando aparece, suele preocupar mucho a los padres. Como indica su nombre, se trata de un espasmo, que puede estar acompañado o no con sollozos. Los niños dejan de respirar durante algunos segundos y algunos incluso pueden llegar a perder la conciencia. Por lo general, estos espasmos ocurren en niños sanos entre los 6 meses y los 6 años, aunque suelen ser más frecuentes alrededor de los 2 años y también pueden darse en recién nacidos. A los 5 años, la mayoría de los pequeños ya los han superado.

A menudo, los espasmos del sollozo se relacionan con un estímulo emocional fuerte y agudo, que hace que el niño contenga la respiración durante unos segundos. Puede estar desencadenado por una reprimenda severa, un llanto demasiado intenso, un gran susto o un sobresalto repentino. Lo que sucede es que, cuando el niño reacciona ante el estímulo con una respuesta emocional muy intensa, se desencadena el espasmo. Sin embargo, en realidad esta reacción dura unos pocos segundos y no suele representar ningún riesgo serio para su salud.

¿Cómo detectar los espasmos del sollozo?

En la mayoría de los casos, es muy fácil detectar este tipo de espasmos pues la coloración de la piel del niño comienza a cambiar y adopta un tono azulado o una tonalidad blanquecina. De hecho, existen dos tipos de espasmos:

  • Espasmo del sollozo cianótico. En estos casos, cuando el niño deja de respirar, su rostro va tomando una tonalidad azulada que puede llegar a ser azul oscuro o morado. Casi siempre se deben a un disgusto, que le hace contener la respiración.
  • Espasmo del sollozo pálido. Por lo general, estos espasmos son menos frecuentes y más difíciles de detectar ya que el niño adquiere un color blanquecino. A diferencia del espasmo del sollozo cianótico, en estos casos la causa se relaciona con sobresaltos repentinos como consecuencia de un susto.

En ambos tipos de espasmos, el niño no respira, al menos durante algunos segundos. En los casos más graves puede perder la conciencia, a veces hasta un minuto, e incluso puede tener ligeras convulsiones. Sin embargo, las convulsiones normalmente no tienen grandes consecuencias y no implican que el niño tendrá una lesión cerebral.

De hecho, aunque los padres se suelen asustar, normalmente los espasmos del sollozo no son perjudiciales, a menos que aparezcan de forma secundaria a otros problemas de salud como la arritmia cardiaca, un trastorno convulsivo o una anemia por déficit de hierro. Por eso, ante el primer cuadro de espasmo del sollozo, es recomendable acudir al médico, para que descarte cualquier condición clínica de base.

Espasmos del sollozo

7 consejos para lidiar con los espasmos del sollozo infantil

Afortunadamente, los espasmos del sollozo no solo se pueden prevenir sino que también se pueden tratar pues algunos fármacos, como los ansiolíticos y la atropina, pueden ser muy eficaces. No obstante, te indicamos qué hacer cuando tu hijo sufre este problema:

  1. Comprueba que el niño no tenga ningún objeto extraño en la boca que pueda provocar una asfixia en el momento en que vuelva a respirar.
  2. Voltéalo ligeramente, para que le resulte más fácil aspirar el aire.
  3. Dale ligeros golpes en la espalda, para estimularlo a respirar.
  4. Ventila inmediatamente la habitación para que le llegue mayor cantidad de oxígeno y vuelva a respirar.
  5. Aparta los muebles que se encuentran a su alrededor y evita levantarlo, de esta forma, en caso de que sufra una convulsión, evitarás que se haga daño.
  6. Aplícale reanimación cardiopulmonar si al cabo de unos segundos el niño no ha vuelto a respirar.
  7. No le des demasiada importancia al espasmo del sollozo una vez que el niño ha vuelto en sí. De esta forma evitarás que pueda utilizar estos episodios como una forma para llamar la atención u obtener lo que desea.

Deja un comentario sobre “Espasmos del sollozo: Qué son y cómo actuar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!