Cuando tu hijo es el primogénito de la familia

hijo primogenito

¿Qué significa que tu hijo es el primogénito de la familia? Que es el primer hijo, sobrino y nieto de la familia… y por supuesto, su llegada hace mucha ilusión a todos los miembros de la misma. La noticia de su llegada llena de alegría y emoción a todos… su bienvenida será sin duda un momento que marcará de amor a una familia entera.

Es cierto que cualquier llegada de un bebé a la familia es algo maravilloso, sea el primero o no… pero el primero de todos es especial. Empieza una nueva generación con la llegada de ese primer hijo, sobrino y nieto… el árbol familiar crece gracias a su llegada.

El momento de dar la noticia es también emotivo y especial, le dirás a tus padres que serán abuelos por primera vez y a tus hermanos/as que serán tíos/as. El sentimiento que se genera es indescriptible, aunque con la llegada de otros sobrinos y nietos también sea motivo de una alegría inmensa, por supuesto.

Todo cambia para todos

Con la llegada del bebé primogénito todo cambia, empiezan las ilusiones y planes por parte de toda la familia. Cada detalle nos llena el corazón de amor y las ecografías se vuelven un acontecimiento familiar.

Sin darte cuenta el bebé se convierte en el centro de atención para todos y esto es precioso y te llena de júbilo, sientes a tu familia más unida que nunca. Tú te conviertes en madre, pero tus hermanos/as en tíos/as y tus padres en abuelos.

primer nieto

Aumenta la presión

Aunque también hay una parte que puede que no sea tan bonita, y es la presión que se puede sentir ante la llegada del bebé. Es posible que todos quieran aconsejarte desde sus buenas intenciones, pero puedes sentir cierta abrumación, porque al fin y al cabo, eres madre primeriza.

Las expectativas de tus familiares pueden ser altas y quieren ayudarte a tomar decisiones. Por supuesto, lo hacen pensando en tu bien, pero esto puede agobiarte y es necesario que aprendas a marcar límites para que no te sientas invadida en decisiones que deberías tomar tú. En caso de que no los pongas, podrían surgir tensiones innecesarias.

padres primerizos

Los miedos de las madres primerizas

Al ser madre primeriza es normal que sientas ciertos temores y que te invadan a medida que se va acercando el momento del parto y de la crianza. Por supuesto, puedes contar con tu familia para preguntarles, pero recuerda que la última decisión siempre será la tuya.

Por ejemplo, si tú quieres alimentar a tu bebé con biberón en lugar de con lactancia materna, será tu decisión hacerlo y de nadie más. Y lo mismo ocurre si la situación es al revés. Tú eres la que debe pensar qué será lo mejor para ti y tu bebé en cualquier caso.

Tú decides cómo hacer las cosas aunque no sepas cómo hacerlo en un principio. Si te agobias siempre puedes hablar con un profesional de crianza y maternidad para que te dé información de manera objetiva y que puedas decidir qué hacer de forma totalmente libre.

Que no tengas experiencia como madre no significa que no puedas ser la mejor para tu hijo. Además, si tienes voluntad para hacer las cosas bien, las harás. Te equivocarás algunas veces y otras acertarás, pero esto forma parte de la maternidad y no tienes que sentirte mal por ello. Lo que importa en cualquier caso es que hagas siempre las cosas lo mejor posible.

Cada miembro de la familia comenzará a tener un nuevo rol en cuanto llegue el bebé a vuestras vidas, pero tú como madre, es fundamental que cojas la información que necesites, pero que seas consciente que las decisiones que confieren a tu bebé o a ti misma, las debes tomar tú bajo tu propio criterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios