Juegos para aprender las horas del reloj

Descubre cuatro juegos para aprender las horas del reloj sin que sea aburrido

Juegos para aprender las horas del reloj para niños de primaria

El niño estará preparado para aprender a leer las horas del reloj cuando sepa contar al menos hasta 60, tenga una idea clara del concepto de tiempo y comprenda las diferencias de cantidad que se expresan a través de los números. Por tanto, la mayoría de los niños están listos para desvelar los misterios de las horas entre los 5 y 6 años.

Sin embargo, a pesar de que los niños son como esponjas que todo lo absorben, quizás aprender a leer las horas del reloj no sea una tarea tan sencilla como pensabas. En ese caso, nada mejor que recurrir a los juegos porque un aprendizaje impuesto siempre resulta aburrido. Por eso, ahora te damos algunas ideas para que puedas enseñarle a tu hijo a leer las horas del reloj de manera divertida.

4 juegos para enseñar a los niños las horas del reloj

El primer reloj

Antes de pasar directamente a leer las horas, es mejor ir preparando el terreno. Por eso, lo más recomendable es que el primer reloj del niño no marque las horas sino los acontecimientos. De esta forma podrá apropiarse del concepto del tiempo.

Puedes tomar una gran esfera de cartón y, en vez de escribir los números, dibujar las principales actividades que realiza el niño a lo largo del día. Por ejemplo, puedes dibujarle levantándose de la cama, yendo al colegio, almorzando, haciendo los deberes, duchándose…

Después, recorta unas manecillas y sujétalas en el centro. Pídele al niño que actualice el reloj según vaya pasando el día.

Hacer un reloj verdadero con platos de plástico

Todo lo que necesitas son dos platos de plástico, una chincheta, un rotulador y un cartón. Toma uno de los platos y dibuja los minutos, desde el 0 hasta el 55. Luego, toma el otro plato, colócalo encima y dibuja las horas. Deberás cerciorarte de que las horas y los minutos correspondan porque ahora tendrás que recortar pequeñas pestañas en el reloj con las horas.

Luego, dibuja y recorta unas saetas en el cartón, la mayor para los minutos y la más pequeña para las horas. Colócalas en los dos platos usando una chincheta. Deberás cerciorarte de que el plato con las horas queda encima y el de los minutos debajo, oculto.

El juego consiste en hacer girar las manecillas de forma que el niño identifique la hora que marcan. Lo interesante es que los minutos no están a la vista así que tendrá que recordarlos pero si los olvida, le bastará levantar la pestaña de la hora para ver el minuto que se encuentra debajo. Así también podrá practicar cuando tú no estés a su lado.

Juegos para aprender las horas del reloj

Parchís de la hora

Se trata de un juego de mesa muy divertido que imita al parchís para que los niños practiquen leyendo las horas. Toma un cartón grande, de tamaño rectangular y divídelo en pequeños cuadrados imitando un tablero de parchís. Dentro de cada cuadrado, debes colocar la imagen de un reloj indicando una hora.

Cada uno de los jugadores debe salir, tirando los dados, pero solo puede avanzar si lee adecuadamente la hora de la casilla que le corresponde. Cada vez que alguien se equivoque debe dar un paso atrás. Gana quien llegue primero a la meta.

Bingo de la hora

En este caso, se trata de imitar el juego del bingo, pero para que el niño practique las horas. Dibuja las clásicas tarjetas de bingo y dale una a cada jugador. Haz en ellas cuadrículas de 5×5 y dibuja en el centro una estrella. Marca cada casilla con una hora escrita de forma digital, como por ejemplo: 12:00.

Toma un reloj analógico y mueve arbitrariamente las manecillas. Si corresponde con una de las horas que el niño tiene en su tarjeta, deberá marcarla, como en el bingo. Gana quien consiga 5 marcas horizontales, verticales o diagonales.

Un comentario sobre “Juegos para aprender las horas del reloj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!