Nunca te vayas a la cama si estás enfadado…

En muchas ocasiones son los niños los que nos dan las mayores lecciones… solo hay que escucharles para entender su sabiduría. También ellos son los que hacen que en muchas ocasiones se nos crispen los nervios cuando discutimos por cualquier motivo, por muy banal que sea. Aunque cuando estas situaciones estresantes ocurran, solo escucha a tu corazón después de escuchar a tu hijo…

Las peleas

Cuando ocurren las peleas más descomunales con niños pequeños, donde se llenan los momentos de lágrimas, mocos, rabietas y mal estar solo porque quizá no quieren irse a dormir… el combate está asegurado. Los niños afirman su identidad diciendo cosas que te pueden sorprender como que no les puedes obligar a dormir si no tienen sueño, por ejemplo.

En el momento en que los pequeños comienzan el combate para no ir a la cama los padres pueden sacar su “artillería pesada” y decirles que habrán consecuencias si no se van a dormir lo antes posible. Las consecuencias suelen persuadir bastante a los niños para ir a dormir aunque no quieran hacerlo…

El perdón

En la crianza los padres tienen que “obligar” a que los niños hagan cosas que realmente no quieren hacer. Ese es el pan de cada día, y cuando esto ocurre pueden haber enfados entre padres e hijos y esto es normal.

pedir perdón hijos

Pero los niños saben una cosa, y es que nunca (¡NUNCA!) puedes irte a la cama con el corazón enfadado. El perdón es imprescindible para que dos personas tengan un buen vínculo en su corazón. A veces los niños perdonan cuando también deben pedir perdón porque aún no comprenden bien el significado de pedir perdón, pero lo que sí saben es que no quieren sentir el enfado en su corazón más tiempo de la cuenta, porque entonces, se sienten demasiado mal.

No te vayas a dormir enfadado

Quizá hayas escuchado muchas veces que nunca debes irte a la cama enfadado con una persona, ni tan siquiera con tu pareja. Pero cuando esto ocurre con los niños aún cobra más significado… un padre o una madre solo quiere estar bien con sus hijos y es normal que los pequeños quieran lo mismo.

No hay que quedarse sumido en el dolor y la rabia… la ira nunca hará ningún bien a tus relaciones personales. Cuando te vas a dormir, el sueño te ayuda a calmar las emociones y a procesar la información del día y a almacenarla en la memoria. Cuando tienes recuerdos negativos será más difícil eliminarlos si los piensas antes de meterte en la cama. Esos sentimientos tan molestos pueden quedarse en tu corazón si te vas a dormir con ellos, ¡y los niños no se merecen esto!

Es mejor ir a dormir relajado

Los niños se merecen ir a dormir relajados, tranquilos, seguros y sabiendo que sus padres son los seres que más les aman y les quieren de todo el universo. La vida es demasiado corta como para estar enfadados o como para no estar agradecidos de ella antes de cerrar los ojos por la noche. Si tú les enseñas a tus hijos la importancia del perdón y de ir a la cama con el corazón tranquilo… entonces, vivirán mucho mejor.

Así que, si alguna vez tienes peleas con tus hijos, busca el momento para solucionarlo y nunca os vayáis a dormir estando enfadados. La vida y vuestro corazón lo agradecerán enormemente.

Deja un comentario sobre “Nunca te vayas a la cama si estás enfadado…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios