Padres divorciados: 3 errores que no hay que cometer

Estar divorciados no significa que deba ser difícil para los niños

Padres divorciados errores

Hoy en día parece que romper con la pareja es lo más habitual que pueda suceder. Romper el compromiso de relación estable es algo muy común y es que las diferencias entre las personas son normales pero ni se aguanta ni se cambia por otra persona. Aunque romper parece algo fácil para los adultos, puede ser especialmente difícil para los niños. Incluso los niños, puede parecer que están más afectados por el fin de la relación que sus propios padres.

Los niños pueden pasar una época de duelo, porque aunque sus padres siguen a su lado no están cómo estaban antes y han perdido una forma de vivir. Otros niños deben hacer frente a que sus padres ya no puedan seguir el mismo nivel de vida o que no puedan hacer tareas cotidianas que antes sí hacían juntos como quizá comer o cenar.

Muchos niños sienten ese divorcio como cicatrices en el corazón, pero en muchos casos es la mejor solución para todos. Los padres pueden ayudar a que los niños no se sientan tan mal a través de su propio comportamiento antes de firmar incluso, los papeles del divorcio.  Pero los padres divorciados tienen que evitar algunos errores que podrían destruir la salud emocional de sus hijos.

1. Pensar que lo superarán fácilmente

Los necesitan sentir cómo sus padres les entienden y cómo están a su lado. Después del divorcio de sus padres al comprobar que su mundo ya no será el mismo, pueden sentirse nerviosos, irritables y con un estado de ánimo decaído. Es necesario escuchar a los hijos sin decirles que esto es algo fácil (porque para ellos no lo es), pero sí se lo puedes poner fácil haciendo que viva más o menos las mismas rutinas que antes del divorcio.

Recuerda que en muchas ocasiones como padre o madre, no tienes por qué tener la solución a sus sentimientos, es suficiente con que les escuches y sepan que estarás a su lado para todo lo que haga falta. La sanación de las heridas se puede conseguir a través de una conexión emocional contigo y si tu hijo se siente comprendido en todo momento.

Errores padres divorciados

2. Criticar a la ex

Nunca debes criticar a tu ex delante de tus hijos porque te guste o no siempre será su padre o madre. Cuando estás haciendo una crítica a tu ex, tus hijos lo sienten como si fuese una crítica a él mismo. Siempre deberás hablar de tu ex con el máximo respeto sin entrar en discusiones o insultos.

El respeto a tu ex pareja es fundamental. Recuerda que eres un modelo a seguir para tus hijos y ellos necesitan aprender de tus habilidades sociales y respeto hacia los demás. Comienza con mejorar la relación con tu ex por tus hijos, aunque la relación no sea del todo satisfactoria.

Es importante que los padres tengan en cuenta que los niños son niños y tampoco deben hablarles sobre sus problemas personales con sus ex. No son terapeutas.

3. Hacer que los niños sean mensajeros

Demasiados padres con tal de no comunicarse directamente prefieren utilizar a los niños como mensajeros. Pero pocos de ellos saben que causa excesiva tensión emocional y les obliga a realizar una situación que sus propios padres no saben manejar, dándoles una responsabilidad que no les corresponde. Los padres deben evitar a toda costa que los hijos sean los mensajeros.

Hoy en día existe el correo electrónico o los mensajes por Whatsapp que pueden ayudar a comunicarte con tu ex y que puedas hablar los aspectos prácticos de la crianza de tu hijo sin desvíos a otras zonas negativas que puedan abrir viejas heridas. Los mensajes de voz no son buena idea porque si dices cosas equivocadas podrían ser utilizados en su contra. Si tu ex pareja se enfada o te habla mal, no entres en el juego. Tampoco discutas delante de los niños.

Deja un comentario sobre “Padres divorciados: 3 errores que no hay que cometer”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!