¿Se debe poner el matrimonio por delante de los hijos?

Se debe poner el matrimonio por delante de los hijos

Un matrimonio cuando se une lo hace en el amor y los hijos, son el fruto de ello. La gran ironía del matrimonio moderno es que se intenta luchar por unos sueños compartidos que en muchas ocasiones, es lo que acaba separando a las personas. Una pareja que se quiere y que caminan juntos a la misma altura funcionará correctamente, pero nada irá bien cuando una pareja no está bien sincronizada.

La ironía del matrimonio

Sí, en muchas ocasiones compartir los sueños con la pareja, cuando no se está sincronizada es lo que hará que te separes. Pagar la casa de vuestro sueños requerirá trabajar mucho tiempo fuera de casa, criar a los hijos exigirá infinitas cantidades de tiempo y energía. Cuando una pareja tiene hijos, en muchas ocasiones se olvidan que son pareja y solo se dedican a ser padres. Cuando esto ocurre poco a poco la pareja se va alejando más y más emocionalmente.

Al principio de vuestra relación es probable que solo tuvierais ojos el uno para el otro, os queríais y teníais tiempo para vosotros. Incluso sentíais cierta molestia cuando os molestaban esa intimidad de pareja puesto que vuestro objetivo era conectar el uno con el otro cada día. Parte de eso tiempo juntos también incluía imaginar una vida en conjunto con un futuro maravilloso al lado de esa persona especial.

Después de esto, dijiste el ‘sí, quiero’, delante del altar, que era un paso más en vuestra vida soñada. Todo era maravilloso, hasta que de repente os topasteis con la cruda realidad (esa que no se ve en Instagram ni en Facebook): Matrimonio (rutinas), Trabajo (más rutinas) y Niños (agotamiento).

matrimonio

Todo cambia

La realidad para muchas parejas es que la rutina les hace sentirse mal y los niños lo cambian todo, incluida la satisfacción que se sentía por el matrimonio. No te preocupes, porque aunque nadie te lo diga, todos pasan por esta etapa alguna vez, lo importante es saber cómo sobrellevarlo. Las demandas de los niños y las prisas diarias tienden a desviar la atención de la pareja, con el peligro de dejar de lado a ese amor romántico que en principio sabíais que era tan importante para vosotros

Las parejas se sumergen en las rutinas y se olvidan de conversar. Cuidan a los hijos y cuando duermen por la noche, a veces cada uno hace cosas diferentes en ese pequeño lapso de tiempo libre que tienen. Entonces, ¿qué se puede hacer para que el matrimonio no se resienta?

Pon tu matrimonio delante de tus hijos

Está claro que los hijos son lo más importante de vuestras vidas y eso no va a cambiar por nada del mundo, pero es necesario saber qué es lo que tenéis que hacer como pareja para que la familia pueda ser un núcleo familiar feliz. Si no pones tu matrimonio delante de tus hijos no podrás cuidarlo, si no lo cuidas, el amor se morirá y si se muere… acabaréis en divorcio. Los niños necesitan ver a sus padres felices y si están enamorados mucho mejor. Aprenderán a ver un amor saludable que podrán reproducir en su vida en el futuro.

Entonces, ¿qué deberías priorizar primero frente a las interminables responsabilidades y demandas de la vida real?

  • Apaga el teléfono cuando estés con tu pareja y dedica tiempo a conectar con ella.
  • Pasa más tiempo con tu pareja y haced cosas románticas que os gusten.
  • Disfrutad del tiempo en familia todos juntos, y no solo por turnos.
  • Dedica tiempo a conversar con tu pareja.
  • Haced detalles pequeños diarios como escribiros una nota de amor cuando menos os lo esperéis.

Deja un comentario sobre “¿Se debe poner el matrimonio por delante de los hijos?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios