Proteger a los niños del calor del verano

El verano es agradable, pero siempre con precauciones

Proteger niños calor

A todos nos gusta disfrutar del verano, de las piscinas, de las playas y del tiempo del descanso, pero todo debemos tener cuidado con el calor del verano. Es necesario que los padres aprendan algunos consejos para poder proteger a los niños del calor del verano y que todos podáis disfrutar de las actividades al aire libre. El calor y las altas temperaturas son peligrosas para todo el mundo, pero sobre todo para bebés, niños y ancianos.

A medida que la temporada de verano avanza, es probable que la planificación de los viajes a la playa, estar en el jardín u otras actividades al aire libre formen parte de vuestro día a día veraniego. El sol y las altas temperaturas pueden afectar negativamente a la salud, pero tampoco hay una temperatura específica que se considere demasiado alta. Lo importante es limitar la cantidad de tiempo de tus hijos al aire libre durante las horas de más calor y tener la protección adecuada para disfrutar de forma segura del calor del verano. No te pierdas los siguientes consejos claves para que todo vaya bien.

La limitación del tiempo al aire libre

Cuando planificas actividades al aire libre durante el día deberás limitar la exposición al sol tanto como sea posible entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, que es cuando el sol está más fuerte. Este regla es especialmente importante para los niños que son menos capaces de sudar (que es la forma natural del cuerpo humano de rebajar la temperatura). Si estás fuera de casa deberás buscar la sombra para mantener frescos y protegidos a tus hijos de los rayos del sol.

El calor y tu bebé

Si tienes un bebé es  necesario aclimatar poco a poco al pequeño a las temperaturas. Por ejemplo, deberás ir aumentando gradualmente el tiempo al aire libre durante un período de 10 a 14 días y tomar descansos cada 30 minutos durante las condiciones de climas extremas. Deberás tomar precauciones en temperaturas superiores a 30ºC o con 25ºC pero con un más del 70% de humedad. Es necesario tener especial cuidado y evitar sacar al bebé fuera del hogar con temperaturas superiores a 35ºC porque puede ser potencialmente peligroso para el organismo de un bebé.

El calor y tu bebé

Haz caso de tu intuición

Es muy importante que si no estás segura de si el calor que hace es demasiado para tu bebé o para tu hijos pequeños, deberás hacer caso a tu intuición de madre. Si crees que hace demasiado calor, si estás sudando o incómoda, entonces es más que probable que tu bebé se sienta exactamente igual. Así que deberás extremar las precauciones y buscar un lugar fresco para soportar mejor las temperaturas.

Claves a tener en cuenta

Pero además de lo comentado más arriba, es necesario que tengas en cuenta algunas claves para que todos podáis disfrutar de las actividades al aire libre con éxito:

  • No cubrir con una manta el cochecito de tu bebé porque no permite pasar el aire y puede haber riesgo de asfixia.
  • Vestir a tus hijos adecuadamente para el calor. Si tienes un bebé de menos de seis meses ropita de manga larga pero fina es buena elección, si tiene más de seis meses pantalones cortos y una camiseta corta transpirable será una opción adecuada. No abuses poniendo ropa a tu bebé y utiliza gorras o sombreros de ala ancha para proteger la cara de tus hijos.
  • Aplica protección solar a tus hijos. Si tienes un bebé compra un producto específico para piel de bebés y si son niños pequeños para niños pequeños.
  • No dejes nunca a los niños en el coche.
  • Hidrata a tus hijos con agua fresca todo el tiempo. Si tu bebé está amamantado es posible que demande más porque tenga sed.
  • Si tu hijo tiene mucha calor deberá acudir a un lugar fresco, quitarle capas de ropa y darle agua fresca.

Deja un comentario sobre “Proteger a los niños del calor del verano”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!