El Regalo de los Reyes Magos, un cuento de Navidad sobre el amor y la bondad

Tus hijos aprenderán a valorar que en lo “sencillo” radica lo “importante”

El Regalo de los Reyes Magos

Los cuentos son un excelente recurso a la hora de enseñar a nuestros hijos aquellos valores más difíciles de explicar, pero que consideramos esenciales para su educación. Además, nos permiten hacer un montón de actividades después de haberlos leído, algo fundamental a la hora de desarrollar su creatividad. En este caso, nosotros os mostramos un cuento especial de Navidad; un cuento con el que podréis enseñar a los niños que lo más valioso es aquello que se da de corazón.

Cuento “El Regalo de los Reyes Magos”

Había una vez, una joven pareja que vivía en una pequeña ciudad de Londres, James y Della. Hacía muchísimo tiempo que se conocían y seguían tan enamorados como el primer día. Las muestras de afecto y respeto eran constantes, y disfrutaban de todos los pequeños momentos que podían compartir, ya que James estaba en la universidad y debía dedicar mucho tiempo al estudio.

Cuando James se graduó en la universidad, consiguió un buen empleo como mecanógrafo en una compañía de periódicos por el cual le iban a pagar 50 euros al mes. De lo más contento, decidió que había llegado el momento de proponerle matrimonio a Della. Sin dudarlo ni un momento, Della aceptó: no había nada que ambos quisieran más que pasar el resto de sus vidas el uno con el otro. Así, James y Della se casaron rodeados de sus familiares más cercanos y alquilaron un piso por 8 euros a la semana. El trabajo de John iba muy bien, por lo que podían permitirse formar su pequeño hogar. Estaban felices y contentos, como nunca antes lo habían estado: su amor no hacía más que crecer día tras día.

Sin embargo, una gran crisis azotó el país y el periódico no tuvo otra elección que reducir el salario a James: su sueldo, ahora, sería de tan solo 40 euros al mes. Teniendo en cuenta que debían seguir pagando el alquiler y los gastos, James y Della redujeron todos los gastos posibles y se adaptaron a una vida más humilde. Pasaron los días y, sin que se dieran cuenta, llegó la Navidad.

Las calles de Londres estaban cubiertas de nieve, las tiendas, decoradas con muchas luces y las casas con árboles de Navidad. Justo este día, Della fue a comprobar cuánto dinero había podido ahorrar, pero se decepcionó al ver que solamente tenía 1.87 euros. Se desanimó muchísimo porque no tenía suficiente dinero para comprar un regalo de Navidad a James.

La pareja tenía dos cosas de las cuales estaban muy orgullosos: la primera era el reloj de James, el cual heredó de su padre, y la segunda era el cabello de Della. Tenía una increíble melena color castaño que le llegaba hasta las rodillas. Llorando, Della decidió vender su pelo: consiguió 20 euros por su larga cabellera y se puso a buscar el regalo perfecto para James. No era mucho lo que tenía, pero suficiente para encontrar algo especial.

Al final, Della vio una cadena para el reloj de James en el escaparate de una tienda: era muy sencilla y de platino, pero le pareció perfecta para James. Entró en la tienda y pagó todo lo que tenía por ella: 21 euros. Muy contenta, Della se fue para casa, preparó la comida y se sentó a esperar a James. Solo tenía un pensamiento en la cabeza: ¿qué diría James cuando viera lo que había hecho con su pelo? Muy nerviosa, no paraba de darle vueltas a la idea de que, quizá, dejaría de gustar a James.

Cuento Regalo Reyes Magos

Al poco tiempo, Della oyó los pasos de James subiendo por la escalera de la casa y esto la puso todavía más nerviosa. Cuando James entró por la puerta, se quedó de piedra viendo el cabello de Della. Ella pronto se dio cuenta y le contó lo que había hecho. Muy contenta, le enseñó a James su regalo. A James le encantó su regalo, pero seguía habiendo una mirada de tristeza en sus ojos. Della le recordó que su pelo crecía muy rápido y que lo único que le preocupaba era que ya no le gustará. Muy serio, James le contestó que no había nada que pudiera hacer que dejara de quererla. Sin embargo, le enseñó el regalo que le había comprado: unos maravillosos peines con piedras preciosas de los que Della llevaba mucho tiempo enamorada. Pero, ahora, no iba a poder usarlos, pues su cabellera había desaparecido.

Dejando de lado la tristeza, Della le pidió a James que le diera su reloj para ponerle la cadena, pero James le dijo que era mejor esperar para usar sus regalos de Navidad. Della, confundida, le preguntó el por qué. En este momento, James le confesó que había vendido su reloj para poder comprarle los peines que tanto le gustaban. Se fundieron en un abrazo y se dispusieron a cenar.

Los Reyes Magos, como seguro que ya sabréis, eran hombres muy sabios que le llevaron regalos al Niño Jesús. Ellos fueron los que inventaron el arte de dar regalos de Navidad y, siendo sabios, sus dones fueron también sabios. Pero, la historia de esta pareja que vivía en un apartamento de Londres y que sacrificaron sus bienes más preciados el uno por el otro son, sin duda, los auténticos magos.

El cuento El Regalo de los Reyes Magos es un gran recurso que nos permite transmitir dos valores esenciales a nuestros hijos: los pequeños detalles son los importantes, no aquellos más caros. Y, el segundo valor es el sacrificio por el bien de los demás. Ambos amaban sus tesoros: el reloj y la cabellera. Sin embargo, ninguno tuvo dudas a la hora de desprenderse del suyo si esto significaba la felicidad del otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios