Cómo utilizar un lenguaje positivo para mejorar el comportamiento de los hijos

No subestimes el poder de las acciones y de las palabras

Los niños necesitan a sus padres como referentes, guías y como refugio emocional. En ocasiones, cuando los padres se sienten desbordados pueden gritar o decir cosas sin pensar a sus hijos con palabras o frases que pueden herir gravemente la autoestima y el desarrollo de sus hijos pequeños. Lo que está claro que los malos modos, los gritos o ser ambiguo, no funcionan para mejorar el comportamiento de los hijos y tampoco sirve para tener paz en casa.

Los niños necesitan sentirse seguros y protegidos por parte de sus padres y una forma de conseguirlo es mediante la comunicación y el lenguaje positivo. Es necesario que en vuestra vida exista un lenguaje positivo diario para que los niños se den cuenta de que el amor que sientes por ellos es incondicional, mejorará su autoestima, la percepción que tienen de ellos mismos, sentirán que son capaces de aprender lo que sea, se darán cuenta de que los errores son oportunidades y siempre verán el vaso medio lleno.

No puedo permitir que (describir el comportamiento)

Esta frase es necesaria e importante porque te pone en una posición de autoridad y es emocionalmente neutra para tu hijo. En ocasiones hay que ser flexible y dejar paso a la negociación, pero en otras circunstancias no hay opción a negociación pero no por eso debe dejar de ser positivo. Cuando tienes que establecer límites sin negociación no hay que entrar en una lucha de poder. 

No existe ningún manual para pedir a tu hijo que deje de hacer cierto comportamiento, pero hay algunas declaraciones directas para que ellos dejen de hacer algún comportamiento en concreto. Por ejemplo, si tu hijo está jugando con la pelota dentro de casa puedes decirle algo: ‘No puedo permitir que juegues con la pelota en casa’ Es necesario decirlo sin rodeos, ni emoción. Después redirige la acción física para llevar a tu hijo a un ambiente más apropiado para jugar con la pelota (como el jardín) y a continuación, elogia su comportamiento cuando esté jugando en el jardín.

Me gusta la forma en la que (describir el comportamiento)

El refuerzo positivo verbal ayuda a que los niños aumenten las conductas adecuadas, pero siempre deberán usarse en el momento adecuado. Si siempre le dices a tu hijo: ‘Buen trabajo’, empezará a perder el valor y el significado de la frase. Es necesario saber cómo reconocer el buen comportamiento de tu hijo para que se repita de nuevo.

Utilizar lenguaje positivo para mejorar comportamiento hijos

Tu hijo necesita saber qué ha hecho bien y para ello deberás ser descriptiva y no omitir detalle. Por ejemplo, puedes decirle algo como: ‘Me ha gustado mucho en la forma en la que has hecho la tarea sin que tenga que recordártelo”. De esta manera, tu hijo entenderá qué es lo que está haciendo bien y lo repetirá.

Te escucho

La escucha activa es una herramienta estupenda y necesaria para ayudar a los niños para lidiar con sus emociones. Los niños suelen sentirse frustrados, sobre todo si no pueden expresar bien las emociones verbalmente. Cuando le escuchas y mantienes un canal de comunicación abierta, podrás aliviar su tensión emocional, se sentirán respetados y queridos. Por supuesto, también es necesario decirle que le quieres todos los días.

Datos importantes para utilizar el lenguaje positivo

  • Sé un buen ejemplo para que aprendan a comportarse de forma positiva
  • Muestra tus sentimientos de forma asertiva
  • Sé una persona con empatia
  • Potencia lo bueno y las conductas positivas
  • Cuando hables con tu hijo baja a su nivel
  • Cumple tus promesas
  • Elige tus batallas
  • Asegura que tu hijo entienda la responsabilidad y las consecuencias de sus acciones
  • Mantén siempre un buen sentido del humor

Deja un comentario sobre “Cómo utilizar un lenguaje positivo para mejorar el comportamiento de los hijos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!