El acoso escolar en niños con síndrome de Asperger

Acoso escolar sindrome asperger

Más del 90% de los niños con Asperger sufren acoso escolar. En un primer momento parece que no les importa, pero cuando te cuentan lo que viven, te das cuenta de que realmente están viviendo situaciones de acoso graves. Aunque el síndrome de Asperger se manifiesta de forma diferente en cada persona, tiene algunas características comunes como las dificultades de comunicación o relacionales. También tienen unos intereses limitados, rigidez en el comportamiento y no entienden el sarcasmo o las bromas.

Son personas capaces de hablar con normalidad porque habitualmente, su coeficiente intelectual no suele estar afectado. Al tener un comportamiento “extraño”, llaman la atención sin querer hacerlo de los compañeros. Quienes no conocen las características de este síndrome, al estar ante algo desconocido para ellos, se burlan.

Acoso silencioso

El tipo de acoso que sufren los niños con síndrome de Asperger es un acoso silencioso. No les invitan a los cumpleaños, se ríen de ellos, les aíslan, o les ponen motes… Y les dicen cosas que ellos no comprenden porque no entienden ese tipo de “humor” dañino. En casos más graves pueden quitarles cosas, empujarles e incluso agredirles físicamente.

Es importante tener presente que en estos acosos aunque no haya violencia física no minimiza el impacto del bulliyng en un niño con síndrome de Asperger. El aislamiento voluntario hacia estos niños es una forma de violencia y no debería permitirse. Estos niños ya tienen problemas de comunicación y relación, si además le sumas que sufren acoso, las secuelas emocionales pueden ser bastante graves.

Bullying Asperger

Tanto para los niños con Asperger, como para cualquier otro niño, es fundamental seguir tres pasos para evitar el bullying en las escuelas: prevención, detección e intervención. Si se previene no se tendrán que detectar casos y la intervención no será necesaria. Pero cuando no se cumplen estos pasos, el daño que se produce puede ser demasiado grave.

El problema está en que en algunos casos los maestros y profesores no están formados en acoso escolar y cuando se encuentran en una situación de estas características no saben cómo actuar. Incluso pueden no saber cómo son las características de los niños con Síndrome de Asperger, por lo que la formación en los docentes es en cualquier caso, imprescindible. Se necesitan herramientas para poder resolver este tipo de situaciones.

No es fácil identificar el acoso

Las características de los niños con síndrome de Asperger pueden dificultar la identificación de que están padeciendo acoso. Aunque a otros niños se les puede notar más nerviosos o deprimidos, los niños Asperger no saben identificar que se burlan o que les están acosando en la escuela. Pueden reaccionar con indiferencia aunque también tengan cierto miedo ante las circunstancias que les toca vivir. Parece que no les importa o que no sienten lo que les sucede, pero todo eso queda en su huella emocional.

Ni en el colegio son cosas de niños ni en el instituto cosas de hormonas… El acoso escolar es un problema real que no tiene edad y que muchos chicos y chicas desgraciadamente deben aguantar cada día.

Es imprescindible identificar si un alumno con síndrome de Asperger (o cualquier niño) está sufriendo acoso escolar para poner remedio cuanto antes. Ningún niño debe pasar por el acoso escolar y es una responsabilidad del mundo adulto frenar que esto siga sucediendo. El acoso escolar o bullying puede tener consecuencias muy graves en los niños y niñas. Información y prevención tanto para profesionales como para alumnos en forma de talleres, sería un gran comienzo para evitar que esta lacra siga avanzando.

Deja un comentario sobre “El acoso escolar en niños con síndrome de Asperger”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios