Las burlas de los padres: cómo afectan a los hijos

Las burlas pueden ser devastadoras para los hijos

Burlas padres

Es posible que de vez en cuando le hagas bromas a tus hijos sin intención de herirle ni de lastimar su autoestima. Quizá este tipo de bromas van acompañadas con comentarios de burlas porque crees que es algo inofensivo y que como “estás de broma” no pasa nada. Pero la realidad es que sí pasa. Como padre puedes pensar que tu broma bien intencionada no puede hacer nada de daño y es que en realidad no quieres que tu hijo se sienta mal.

Pero debes saber que las burlas hacia tus hijos pueden tener un efecto devastador en su autoestima, aunque sean “bromas bien intencionadas”. Aunque los niños están acostumbrado a escuchar bromas en la escuela entre sus compañeros, unos padres nunca debe ser un compañero de burlas. El impacto negativo de las burlas puede ser muy perjudicial para tu hijo, por lo que tendrás que buscar otras maneras de conectar con él puesto que este modo una forma ineficaz de crianza. Si te burlas o menosprecias a tu hijo, es casi seguro que causarás problemas de comportamiento en él.

Pérdida de confianza

Las burlas no es una forma de comunicación, es una burla. Una de las cosas más importantes en las relaciones de padres e hijos es la confianza y las burlas sólo conseguirá que se destruya completamente. Los niños necesitan confiar en sus padres por completo para sentirse seguros, las burlas les hace sentir inseguros y sienten que sus padres no están en sintonía con sus necesidades emocionales por lo que no tiene sentido y les crea una incoherencia interna.

Sentimientos de vergüenza

Las burlas pueden hacer que los niños sientan vergüenza, sobre todo cuando los padres se burlan de sus hijos en público o delante de otros miembros de la familia. Nunca será apropiado burlarse o menospreciar a tu hijo delante de nadie (¡ni tampoco en privado!), porque es una gran falta de respeto hacia su persona que le puede causar problemas de comportamiento. Si debes tratar algún asunto privado, deberás hacerlo a solas y siempre desde el respeto y el cariño.

Problemas de ansiedad

La ansiedad es otra forma en la que las burlas de los padres afectan a los niños. A nadie le gusta sentir inseguridad y falta de confianza en las personas que deben ser tus pilares más resistentes: los padres. Las burlas pueden causar una gran angustia a tu hijo, algo que puede llevarle a tener problemas de ansiedad y de soledad (aislamiento para no recibir más burlas de nadie) y pensamientos de que sus padres no le quieren cómo deberían.

Los padres deben aprender a comunicarse de forma cariñosa y siempre desde el respeto con sus hijos

Problemas de violencia

En algunos casos, las burlas pueden cruzar una fina línea y convertirse en abuso verbal. Con el tiempo, los niños aprenderán este tipo de comunicación erróneo con los demás y también tendrán este comportamiento hacia otras personas. Los niños que en casa reciben burlas o menosprecios pueden actuar con violencia. Los ataques sobre el bienestar emocional de un niño afecta gravemente a su valía personal.

Depresión infantil

Las bromas repetidas de un padre a un hijo puede afectar muy negativamente en la vida del niño, hasta tal punto de que se origine una depresión infantil. La depresión es una enfermedad mental grave que puede requerir evaluación médica. Puede empezar con baja autoestima, tristeza, aislamiento, ausencias escolares, malos niveles de concentración e incluso pensamientos de suicidio.

Consejo para los padres: comunicación desde el cariño y el respeto

Las burlas de los padres a los hijos puede dañar enormemente la autoestima de los niños y producir efectos secundarios no deseados, como el llanto, la rabia, los sentimientos de rencor, un bajo autoconcepto, la falta de autoestima, etc. Los padres deben aprender a comunicarse de forma cariñosa y siempre desde el respeto con sus hijos. No importa la edad que tenga tu hijo, él siempre te necesitará a su lado, como un ejemplo de integridad en todos los aspectos de la vida.

2 comentarios sobre “Las burlas de los padres: cómo afectan a los hijos

  1. Ana dice:

    Muy cierto. Lo digo por experiencia propia aún a mis 37 años tengo vivas las burlas, bromas y comentarios sarcásticos desde muy pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios