Buscar

¿Cómo hacer una fiesta de pijamas? Ideas para dar en el clavo

Qué hacer en una fiesta de pijamas

Referencias científicas

Este artículo tiene referencias científicas citadas más abajo

Tiempo de lectura5 minutos

Fiesta de pijamas

Avatar de Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoPsicóloga, psicopedagoga y escritora

Inspiradas en la cultura estadounidense, las fiestas de pijama se han convertido en una opción muy divertida para pasar un buen rato con los amigos. ¿En qué consiste? Básicamente, se trata de un evento en el que se invitan a los amigos más íntimos a dormir a casa, no sin antes disfrutar de una buena película, juegos, karaokes, historias o sencillamente, una divertida conversación hasta que el sueño les venza. Eso sí, todos deben ir en pijama, de ahí el nombre de la celebración. Vale destacar que, contrario a lo que piensan muchas personas, no es una fiesta exclusiva para niñas, sino que es apta para cualquier género y edad.

Por consiguiente, si estáis pensando en organizar una fiesta de pijamas para que vuestro hijo/a se lo pase bien con sus amigos en casa, en Etapa Infantil os brindamos algunos consejos que debéis tener en cuenta para organizar un evento inolvidable.

Algunas ideas para organizar una fiesta de pijamas divertida

Si algo distingue a las fiestas de pijamas es precisamente la libertad para organizar el evento. No existen normas, ni ideas preconcebidas, cada fiesta de pijamas es única. Sin embargo, existen algunas claves que podéis tener en cuenta para organizar una fiesta de pijamas personalizada y diferente.

1. Elegid una temática

Una excelente manera de organizar una fiesta de pijamas diferente consiste en elegir una temática que añada emoción e interés al evento. Al contar con un tema particular, podéis encontrar inspiración para decorar la habitación de los niños, preparar platos para picar inspirados en la temática y organizar actividades relacionadas con el hilo conductor. Por ejemplo, si los niños son aficionados a los superhéroes, podéis organizar una fiesta de pijamas en las que sus amigos lleven pijamas con sus superhéroes favoritos, preparar una noche de cine con las últimas novedades de Marvel y decorar la habitación con algunos pósters relacionados.

2. Convertid la decoración en vuestra aliada

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en una fiesta de pijamas es la decoración. Una buena decoración puede convertir una fiesta de pijamas en todo un éxito y hacer que los niños se lo pasen bomba. Lo ideal es que los elementos de la decoración estén en sintonía con la temática de la fiesta, de manera que los invitados entren en ambiente nada más cruzar el umbral de la puerta. En este sentido, podéis colocar algunos objetos decorativos en el salón de casa y el pasillo hasta la habitación de los niños, donde estará el mayor cúmulo de detalles.

3. Preparad un photocall

Los photocall están de moda y, además, son una alternativa diferente y divertida para atesorar bonitos recuerdos de una fiesta de pijamas inolvidable. ¡Y son muy fáciles de hacer! Lo único que necesitáis es una lámina de papel blanco o de estraza para crear un marco temático y personalizado con la temática principal de la noche. Lo ideal es motivar a los niños a que participen en su preparación, de manera que puedan colaborar en la organización de su fiesta y echen a volar su imaginación. Si no queréis complicaros demasiado, también podéis encontrar photocall de muchísimas temáticas en Amazon, por lo que solo tendréis que elegir el que más os guste.

4. Organizad un puesto de golosinas

En una fiesta de pijamas no puede faltar algo de comer. Una idea diferente y que a los niños seguramente les encantará, será organizar un puesto de golosinas con torres de donuts, piruletas, caramelos o incluso, una fuente de chocolate para los más golosos. Así, no tendréis que estar preparando aperitivos para los invitados y ellos tendrán completa libertad para escoger algo de picar cuando tengan hambre. ¿Preferís algo más saludable? Podéis cambiar los dulces por fruta, frutos secos o cualquier otro tipo de alimentos.

5. ¡Que no falten los juegos!

Una fiesta de pijamas no está completa sin juegos. Desde un karaoke con las canciones preferidas de los niños o algunos de los temas de moda o una guerra de almohadas hasta un desfile de pijamas en el que los invitados muestren su pijama favorito al ritmo de la música, hay muchísimas ideas para que los niños no se aburran en una fiesta de pijamas. Si lo preferís, también se puede organizar una noche de cine con palomitas, una noche de videojuegos o de adivinanzas. Eso sí, primero consultadlo con los más pequeños de casa para que se sientan partícipes de la organización y puedan aportar también sus ideas.

Qué hacer en una fiesta de pijamas

Detalles a tener en cuenta

Una fiesta de pijamas no solo debe ser divertida sino también segura. Por tanto, además de la organización y los entretenimientos también debéis tener en cuenta algunas precauciones adicionales para evitar que los imprevistos puedan echar por tierra la celebración.

1. Comunicad a los invitados las reglas de la casa

La mayoría de los niños se emocionan muchísimo en las fiestas de pijamas, por lo que si no queréis que un vecino toque a vuestra puerta a llamaros la atención o tener que estar detrás de los pequeños, lo mejor será que primero les contéis las reglas de la casa a los invitados. Pedidles que no hablen demasiado fuerte ni hagan muchos ruidos, que no olviden cepillarse los dientes antes de ir a la cama o que eviten dejar migas de comida sobre los asientos os ahorrará muchos dolores de cabeza.

2. Especificad los horarios

En una fiesta de pijamas es importante que tanto los niños como sus padres conozcan los horarios. Por tanto, al invitar a los amigos de vuestros hijos, especificad cuándo deben llevarlos y recogerlos sus padres, así como la hora de la cena o a la que deben ir a la cama. De esta manera, os aseguraréis de que los invitados cumplen los horarios de vuestra casa y evitáis cualquier malentendido con sus padres.

3. Invitados, los justos

Tener que lidiar con muchos niños en casa puede ser agotador y complicado, sobre todo si no contáis con suficiente espacio. Por tanto, para evitar que la fiesta de pijamas termine convirtiéndose en un caos, lo mejor será que invitéis a pocos niños. De esta manera, no solo será más fácil manejar la situación, sino que los pequeños podrán disfrutar con mayor libertad el tiempo con sus amigos más cercanos.

4. Cuidado con las mascotas

Si tenéis un gatito o perrito en casa, recordad comunicárselo a los invitados y sus padres. Si alguno de los niños es alérgico, conviene saberlo con antelación para poder tomar las medidas oportunas. En cualquier caso, si queréis evitar cualquier tipo de improviso, es recomendable mantener a las mascotas alejadas de este tipo de celebración.

5. Mantened a los niños alejados de cualquier peligro

Con niños en casa cualquier cuidado es poco. Por tanto, antes de celebrar una fiesta de pijamas aseguraos de que los invitados estarán en un espacio seguro, libre de cualquier peligro. En cualquier caso, conviene tener a mano un botiquín para cualquier accidente que pudiese ocurrir.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *