Los mejores microscopios para niños

Te ayudamos a escoger el microscopio perfecto para tu hijo/a

Microscopio para niños

Tanto si tu hijo es un amante de la ciencia como si no, un microscopio será un regalo que nunca olvidará. No solo despertará su interés científico, sino que le ayudará a observar el mundo desde una perspectiva diferente. Además, es un recurso ideal para potenciar su capacidad de observación, mejorar sus habilidades analíticas y estimular su concentración. También contribuye a desarrollar sus destrezas manuales, a la vez que es fomenta la paciencia. Sin embargo, para que los niños aprovechen estas ventajas, cualquier microscopio no vale.

¿Qué debes tener en cuenta al elegir un microscopio para los niños?

Al elegir un microscopio para los niños no solo es importante el diseño, también es fundamental tener en cuenta el material. Ya sea de plástico o metal, lo ideal es que se trate de materiales resistentes y seguros. También debes considerar otros detalles:

  1. El formato. La mayoría de los microscopios para niños tienen un formato tradicional con un único visor. Estos modelos son más sencillos y fáciles de utilizar. Pero si quieres ir un paso más allá, puedes decantarte por los modelos binoculares que además de ser cómodos de usar, brindan mayor precisión a la observación.
  2. Los aumentos. Los microscopios para niños están equipados con varios objetivos dotados de diferentes aumentos. Los aumentos oscilan de 20x a 1200x, mientras mayor sea la resolución mejor será la calidad de imagen que ofrecerá el microscopio. Si buscas un microscopio básico, con tres aumentos de entre 20x y 1000x será suficiente, pero si quieres un modelo más profesional, opta por equipos con mayores aumentos.
  3. Los accesorios. Los accesorios son un básico que debes tener en cuenta al elegir un microscopio para los niños. Asegúrate al menos de que incluyan un portaobjetos, una pinza y recipientes para las muestras. Los accesorios no solo permiten manipular mejor las muestras, evitando que se contaminen, sino que les facilitará la tarea a los más pequeños de casa.

7 microscopios perfectos para los más pequeños de casa

1. Microscopio 30 experimentos de Buki France

Los más pequeños de casa podrán adentrarse en el mundo de la ciencia con este modelo de la marca Buki France recomendado para los niños mayores de 8 años. Confeccionado en metal para una mayor estabilidad, dispone de 3 lentes de aumento de 200x, 600x y 1200x que le confieren una gran calidad de imagen. Además, incluye iluminación LED para que los niños puedan realizar observaciones con mayor nitidez. Preparado para realizar hasta 30 experimentos diferentes, incluye cubreobjetos, pinza, 4 frascos, placa de Petri, microtrinchadora, 4 portaobjetos para muestras, aguja y etiquetas para catalogar las muestras a analizar. Vale destacar que el microscopio requiere una pila que viene incluida.

2. Microscopio de bolsillo de Telmu

Si buscas un microscopio que los más pequeños de casa puedan utilizar tanto en casa como en sus paseos en la naturaleza, este modelo de bolsillo de Telmu es perfecto. Y esto sin renunciar a la calidad de la imagen ya que cuenta con luz LED inferior y 3 lentes de aumento de 300x, 600x y 1200x que les permitirá a los niños descubrir todos los detalles de la vida microscópica. Además, trae incorporada una rueda de filtro de color giratoria para no tener que manchar las diapositivas y un mini proyector para que los peques puedan compartir las imágenes en tiempo real con sus amigos. Otra de sus grandes ventajas es que incluye todo tipo de accesorios, desde cuentagotas, frascos de muestras, pinzas, aguja de disección, bisturí y espátula de plástico hasta tijeras, lupa, cápsula de Petri, portaobjetos y planta de incubación de gambas. Vale destacar que está confeccionado en metal y que viene en un estuche fácil de transportar.

3. Microscopio 50 experimentos de Buki France

Los pequeños científicos de casa estarán encantados con este microscopio del sello de Buki France que les permitirá hacer hasta 50 experimentos diferentes. Diseñado en metal robusto, no solo es muy estable sino también duradero, por lo que acompañará a los niños durante mucho tiempo. Además, dispone de tres lentes de aumento, 100x, 250x y 1000x, lo que sumado a su sistema de iluminación LED permite observar muestras microscópicas con una gran resolución y nitidez. Y para que puedan manipularlo con facilidad, incluye diversos accesorios: 6 portaobjetos para muestras, 12 portaobjetos vacíos una placa de Petri, una microtrinchadora, una aguja, un escalpelo, una pinza, una espátula, un agitador, 4 frascos pequeños, 12 portaobjetos y etiquetas y colorante rojo.

4. Microscopio de bolsillo de Carson

Si buscas un microscopio para acercar a los más pequeñitos de casa a la ciencia, este modelo de bolsillo de Carson es una apuesta segura. Su diseño ligero y compacto lo convierte en una alternativa ideal para que los niños lo lleven consigo allá donde vayan porque es muy fácil de transportar y manipular. Y esto sin renunciar a la calidad de imagen, ya que además de contar con iluminación LED, tiene un sistema de lentes asféricas que converge los rayos de luz en un solo punto focal, reduciendo así el riesgo de distorsiones y ofreciendo una imagen más clara y nítida. Vale destacar que requiere una pila AA que no viene incluida.

5. Microscopio II de Science4you

Con este microscopio de Science4you los niños podrán sentirse unos auténticos científicos y observar células animales con la técnica del frotis o crear cultivos de bacterias para observar. Ideal para que los peques mayores de 8 años empiecen a desarrollar sus habilidades científicas y manuales, cuenta con 3 lentes de aumento de 100x, 200x y 450x, así como con un sistema de iluminación LED para conseguir una mayor transparencia de los objetos. Preparado para realizar hasta 9 tipos de experimentos diferentes, incluye portaobjetos, pinzas y frascos que facilitan la tarea, así como un libro educativo a color donde les explican a los niños cómo utilizarlo y todo lo que pueden hacer con el equipo.

6. Microscopio de Telmu

Práctico y profesional, este microscopio de Telmu tiene todas las cartas ganadoras para convertirse en el preferido de los niños. Más allá de su diseño, cuenta con un sistema óptico invertido que sumado a su fuente de luz LED lo convierte en un equipo ideal para observar tanto hojas de árboles y fragmentos de madera como pequeños especímenes biológicos. De hecho, ofrece una imagen muy clara y nítida gracias a sus dos oculares de 10x y 16x y sus tres lentes de 4x, 10x y 20x que se pueden ajustar entre 40x y 320x. El kit incluye 10 diapositivas, 2 oculares, una pinza de plástico, un bisturí de metal, una taza de medición, 10 cubiertas de vidrio, dos botellas de colección y una ventosa de teléfono para que los niños puedan compartir todo ese microcosmos. ¡Y es muy ligero! Por lo que los niños no solo podrán usarlo en casa sino también llevarlo al cole para sus actividades extraescolares.

7. Microscopio digital de Skybasic

Si buscas un microscopio un poco más profesional para tus hijos, este modelo de Skybasic les permitirá llevar sus conocimientos de ciencia al siguiente nivel. Sin duda, su diseño innovador es uno de sus mayores reclamos, pero lo que en realidad marca la diferencia es su cámara HD de 2MP 1080P y 8 luces LED ajustables que ofrecen una gran claridad y un nivel de detalle realmente impresionante. Confeccionado para conseguir un aumento de 50x a 1000x, también permite tomar fotos, hacer vídeos y almacenar archivos. De hecho, es compatible con USB y Wifi, por lo que también se puede conectar al ordenador. Además, está equipado con un soporte de tubo flexible con forma de serpiente que se puede girar 360º. ¡Y es portátil y muy liviano! De manera que los peques podrán llevarlo a donde quiera que vayan.

Última actualización el 2021-06-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios