5 planes gratis para disfrutar de Barcelona con los niños

¿Qué hacer con los niños en Barcelona provincia gratis?

Planes gratis Barcelona niños

Los niños adoran pasar tiempo en familia y, si se trata de planes fuera de casa, mucho mejor. De hecho, es una forma excelente para que los peques se distraigan de sus responsabilidades cotidianas y realicen otras actividades que también les reportan beneficios. En este sentido, investigadores de la Universidad de Oxford afirman que las actividades fuera de casa favorecen el desarrollo psicológico de los niños, estimulando su creatividad, seguridad, sensibilidad emocional, interés por aprender y su capacidad de adaptación.

Planes gratis para niños en Barcelona provincia

1. Parque Güell

Parque Güell, en Barcelona

El Parque Güell es uno de los símbolos más icónicos de Barcelona, un destino de obligada visita para todo aquel que viaja a la ciudad. Se trata de una de las obras más emblemáticas del arquitecto Antonio Gaudí, el único recinto monumental del mundo en el que los elementos arquitectónicos forman parte indisoluble del entorno natural. Si bien la visita al Eje Documental del Parque está regulada, el resto del recinto, es decir, toda la zona verde se encuentra abierta sin coste al público.

Podéis empezar el recorrido de uno de los espacios naturales más grandes de Barcelona, caminando con los niños a través de los senderos que zigzaguean entre los robles, olivos y algarrobos. De hecho, en el parque encontraréis una vasta variedad de especies vegetales que los pequeños podrán descubrir durante el paseo, desde plantas aromáticas como la lavanda y el romero hasta magnolias y pinos piñoneros, típicos de la región. Para que los niños no se aburran, podéis hacer algunas paradas en los distintos espacios lúdicos infantiles que hay a lo largo del parque y, cuando las fuerzas empiecen a agotarse, podéis disfrutar de un picnic en familia en una de las tantas mesas que se encuentran en medio de la vegetación.


2. Parque del Laberinto de Horta

Parque del Laberinto de Horta, en Barcelona

Laberinto de Horta

Otro plan que seguramente no querréis perderos en Barcelona, es visitar el Parque del Laberinto de Horta, el jardín más antiguo que conserva la ciudad. Uno de los espacios más chulos es su jardín romántico de estilo renacentista en el que los niños podrán descubrir sus numerosas esculturas y fuentes “escondidas” en la naturaleza. Separado por tan solo un camino se encuentra el jardín neoclásico, un sitio idílico en el que también os encontraréis con auténticas joyas del arte diseminadas entre los caminos.

No obstante, quizá el sitio más emblemático del parque sea el increíble Laberinto de Horta, un laberinto vegetal con paredes de cipreses que abraza en su corazón a su tesoro más preciado, una escultura del dios Eros. Una vez que encontréis la salida podéis llegaros hasta el Templete de Dánae, un imponente monumento que vale la pena visitar. Antes de iros también podéis entrar al Palacio Desvalls y subir la escalinata de acceso al pabellón de Carlos IV. Vale aclarar que el laberinto puede visitarse gratis los miércoles y domingos y que el resto de espacios están abiertos al público siempre, sin coste alguno.


3. El Turó Park

Estanque en Turó Park, Barcelona

Estanque en Turó Park

Se trata de uno de los parques más emblemáticos de la ciudad: un espacio completamente natural a la sombra de grandes árboles que incluye diversos senderos para hacer actividades en familia. Uno de los mayores reclamos es su hermosa pradera verde, ideal para organizar un picnic en familia y para que los niños jueguen al aire libre. Aunque, sin lugar a duda uno de los sitios preferidos de los peques es el gran estanque rodeado de chopos y cubierto de nenúfares que florecen durante la primavera.

Después de desandar el parque, y cuando las energías comiencen a agotarse, podréis tomar un descanso en la plaza del Teatret para disfrutar de una bebida refrescante en el popular quiosco que allí se encuentra. Y si quedan fuerzas para más, hay dos áreas de recreo infantil para los más pequeños que incluyen columpios, hamacas y otros entretenimientos. También hay mesas de ping pong donde podrán jugar padres y niños.


4. Museo de la Música de Barcelona

Colección de guitarras clásicas en Museo de la Música de Barcelona

Colección de guitarras clásicas en Museo de la Música de Barcelona

Los niños que adoran la música estarán de enhorabuena visitando este museo pues atesora una de las mayores colecciones de la historia musical de la ciudad. Los pequeños podrán deleitarse con instrumentos musicales muy antiguos e incluso podrán escuchar cómo suenan, a través de las audioguías. Hay colecciones de todo el mundo y de diferentes épocas, desde instrumentos precolombinos hasta algunos del siglo XX.

A los más curiosos les aguardan más de 7.800 piezas que representan los diversos estadios evolutivos de la grabación digital y analógica de la música, así como cerca de 12.000 documentos que son un legado de la cultura musical barcelonesa. Sin embargo, uno de sus tesoros más preciados del museo es la amplia colección de guitarras clásicas, un Claviórgano Lorenz Hauslaib, un Clavicémbalo Zell y un Clavicordio Grabalos, únicos de su tipo en el mundo. Los que quieran profundizar aún más en la música podrán participar de las visitas comentadas y acudir a los conciertos, audiciones musicales con instrumentos históricos, talleres y actividades musicales que se organizan para toda la familia. Os apunto que para los menores de 16 años la entrada es gratuita.


5. El Parc de la Séquia en Manresa

Parque de la Aguja en Manresa, a las afueras de Barcelona

Parque de la Aguja en Manresa, a las afueras de Barcelona

Si queréis pasar un día en familia fuera de casa, nada mejor que visitar el Parc de la Séquia, ubicado a las afueras de Barcelona. Se trata de un parque natural que se ha convertido en un espacio lúdico, cultural y educativo donde cada jornada se planifican diferentes actividades recreativas y rutas de senderismo. En el parque los niños podrán correr a su antojo y jugar libremente aprovechando los parajes que se extienden por casi 26 kilómetros.

También podrán visitar el Parque de la Aguja, donde encontrarán árboles de diferentes especies y un lago enorme, ideal para practicar algunos deportes acuáticos. Los peques más curiosos también tendrán la oportunidad de visitar el museo de la Técnica de Manresa, situado en los antiguos depósitos de agua, donde podrán conocer la historia del abastecimiento de agua en la zona. Y para cerrar con broche de oro el paseo, podréis emprender alguna de las rutas de senderismo a campo abierto.

Deja un comentario sobre “5 planes gratis para disfrutar de Barcelona con los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios