Turismo con niños en Barcelona: 20 planes estupendos

Disfrutad de estos planes en Barcelona ideales para familias con niños

Barcelona con niños

Barcelona es una ciudad que ofrece muchísimas opciones recreativas para viajar con los niños. Detrás de sus monumentos vanguardistas, su arquitectura original y sus tradiciones ancestrales se encuentran atracciones muy divertidas y una animada agenda cultural para los peques. Además, hay parques de atracciones, museos, zoológicos, acuarios y espacios naturales en los que podéis pasar un día maravilloso. Así que si decidís visitar Barcelona en familia, os proponemos quince planes estupendos.

Los sitios que no debéis perderos si viajáis en familia a Barcelona

1. Parque Güell

Parque Güell, Barcelona

Hace más de 90 años, Gaudí dio vida a este parque, un espacio original lleno de colores brillantes y formas arquitectónicas inusuales que complementan el entorno natural que lo rodea. No en vano es considerado uno de los íconos de la ciudad, un sitio de obligada visita para las familias que viajan a Barcelona.

En su perímetro los amantes de la arquitectura estarán de plácemes ya que podrán observar con sus propios ojos cómo Gaudí desafió la ley de la gravedad en el Pórtico de la Lavandera, un impresionante corredor con forma de olas y columnas inclinadas, así como descubrir algunas de sus obras arquitectónicas más pintorescas como la Escalinata del Dragón y la Sala Hipóstila. Y para que no paséis por alto ningún detalle durante el recorrido podéis apostar por las visitas organizadas que organiza el parque de la mano de un guía especializado.


2. Aquarium de Barcelona

Aquarium de Barcelona

Si estáis en Barcelona no podéis dejar de visitar el Aquarium de la ciudad, el más importante del mundo en la temática Mediterránea. De hecho, el acuario cuenta con un Oceanario único en Europa dotado de un túnel submarino de más de 80 metros de largo en el que los pequeños tendrán la sensación de estar paseando por el fondo marino y podrán ver de cerca a rayas, morenas, doradas y hasta tiburones, una experiencia que sin duda no olvidarán.

También podrán descubrir las especies animales que habitan en las diferentes zonas temáticas, como el Acuario Tropical o el Acuario de los corales tropicales, invertebrados marinos y caballitos de mar. Y para que los más pequeñitos también puedan disfrutar de la visita, el acuario cuenta con Explora, un espacio exclusivo para los niños en el que podrán descubrir los humedales del Delta del Ebro, un rincón de la Costa Brava y una cueva submarina de las islas Medes.


3. Parque de atracciones Tibidabo

Parque de atracciones Tibidabo, en Barcelona

Se trata de una de las opciones más entretenidas para pasar un día con los niños en Barcelona. Es uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo, además de ser el parque icónico de Barcelona. Está ubicado en la cima más alta de la Sierra de Collserola, a más de 500 metros de altura, desde donde se puede apreciar una de las vistas más hermosas de Barcelona, en la Muntanya Màgica.

No obstante, los niños también adorarán entrar al Área Panorámica del Tibidabo, una zona de atracciones donde podrán subirse al Carrusel, el Avión y chocar autos en Crash Cars. Los peques que deseen vivir emociones aún más intensas podrán disfrutar de Tibidabo Express y Muntanya Russa, dos montañas rusas que harán fluir la adrenalina. Como colofón, podéis visitar el Museo de Autómatas, un verdadero referente a nivel mundial donde se atesoran curiosos ejemplares con los que se divertían los niños en las ferias de Europa a finales del siglo XIX y principios del XX.


4. Museo Blau

Museu Blau, Barcelona

El también conocido como Museu Blau representa la parte más moderna del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, un lugar para que los niños aprendan divirtiéndose. Sus instalaciones, ubicadas en el parque del Fórum, cuentan con más de 3 millones de ejemplares que han sido testigos de la evolución de la Tierra desde la creación del universo y de los continentes hasta la transformación de la naturaleza como la conocemos hoy.

El museo también cuenta con una amplia cartelera de actividades para las familias que incluyen talleres, juegos de participación y otras actividades educativas para fomentar en los niños el interés y el respeto por la naturaleza. Y para que los más pequeñitos no se aburran tiene el Nido de la Ciencia, un espacio dedicado a los menores de 6 años en el que podrán apreciar de cerca diferentes animales, rocas, minerales y vegetales fosilizados de diferentes etapas del desarrollo de la Tierra.


5. Las Golondrinas

Las Golondrinas, Barcelona

Las Golondrinas son una flota de barcos turísticos, a bordo de los cuales podéis emprender una de las excursiones más auténticas de la ciudad, a todo lo largo del litoral barcelonense. De hecho, Las Golondrinas cuenta con dos excursiones diferentes para que podáis escoger la que más se adapta a vuestras necesidades. La primera dura 40 minutos y hace un recorrido por todo el puerto de Barcelona, desde donde tendréis unas magníficas vistas de la Torre del Reloj, el puente Puerta de Europa, el castillo y la montaña Montjuïc, así como del Sideroploide, la escultura abstracta del artista Salvador Aulèstia.

La segunda que se extiende durante hora y media os llevará por todo el puerto, el litoral y las playas de Barcelona, pasando muy cerca del monumento de Colón, una oportunidad perfecta para que los más pequeños descubran este emblemático símbolo de la cultura barcelonesa mientras disfrutan de la naturaleza en todo su esplendor.


6. El Pueblo Español

El Pueblo Español, Barcelona

Situado a pocos metros de las Fuentes de Montjuïc, se erige el también conocido como el Poble Espanyol, uno de los mayores atractivos de la ciudad en el que se complementan arquitectura, artesanía, arte contemporáneo, comercio y gastronomía en un entorno ideal para visitar en familia. Construido en 1929, se trata de un pueblo a escala con réplicas de 117 edificios de diferentes comunidades españolas, una oportunidad de lujo para que los pequeños conozcan algunas de las joyas arquitectónicas de cada región del país sin sacar los pies de Barcelona.

En el mismo recinto podrán descubrir un fragmento del Camino de Santiago, un típico barrio andaluz y algunas muestras de la arquitectura monástica románica catalana. Y para cerrar el recorrido con broche de oro, podéis llegar con los niños hasta el Museo Fran Daurel, un espacio que atesora unas 300 obras de artistas contemporáneos tan importantes como Dalí, Miró o Picasso.


7. El Camp Nou y el Museo del Barça

El Camp Nou y el Museo del Barça, Barcelona

¿A qué seguidor del Barça no le gustaría pisar el mismo terreno que han pisado sus jugadores preferidos? En el Camp Nou tendréis esa oportunidad, de hecho, podéis acceder al terreno de juego a través del mismo túnel de vestidores por el que entran los jugadores.

No obstante, una de sus principales atracciones es el museo del Barça, un espacio en el que podéis reparar de cerca las copas que ha ganado el equipo a lo largo de su carrera profesional, así como descubrir cada detalle del espacio dedicado a Leo Messi y revivir los más de 115 años de historia del club deportivo. Los más pequeños también podrán disfrutar del programa “El Barça educa en valores”, un espacio dedicado a los niños en el que se ofrecen cursos, talleres, visitas guiadas y otras actividades infantiles.


8. Aventurico Barcelona

Escape room Aventurico Barcelona

Si queréis pasar un día diferente y dinámico en Barcelona, Aventurico es una excelente opción. Se trata de un escape room donde los niños podrán convertirse en alumnos de la escuela de magia más prestigiosa de Hogwarts, seguir al conejo blanco en el País de las Maravillas, jugar al Jumanji en la vida real y retar al dios de la Jungla o enfrentarse a una misión imposible como agentes secretos. Con una ambientación y escenarios muy cuidados, Aventurico dispone de hasta 10 espacios temáticos diferentes donde tanto los niños como los adultos vivirán una aventura única.

Con una edad mínima de acceso a partir de los 6 años, en Aventurico hay juegos y actividades pensadas para todos, de manera que los peques podrán poner a prueba sus habilidades mientras aprenden a trabajar en equipo. Ofrece opciones de entretenimiento para grupos de más de dos personas y dispone de servicio de monitor para acompañar a los niños durante la experiencia y garantizar su seguridad en todo momento.

Además, ¡brinda la posibilidad de celebrar el cumpleaños del más pequeño de casa! Se trata de una experiencia muy divertida en la que se organizan diferentes juegos de habilidades y una deliciosa merienda, en la que los peques podrán soplar las velas en compañía de sus mejores amigos. Si os animáis a visitarlo, en Etapa Infantil os regalamos un descuento de 10 euros, exclusivo para lectores, que se aplicará automáticamente al realizar la reserva pulsando en el siguiente botón.


9. Illa Fantasía

Illa Fantasía, en Vilassar de Dalt, Barcelona

Si queréis pasar un día divertido en familia, el parque Illa Fantasía es el destino perfecto. Se trata de un parque acuático, ubicado en la localidad de Vilassar de Dalt, a tan solo media hora de Barcelona, donde podéis llegar en coche o usando el transporte público. Nada más crucéis el umbral os encontraréis un increíble mundo acuático en el que hay atracciones para todos los gustos y edades, desde piscinas con olas hasta chorros de agua y un lago con duchas. También cuenta con toboganes de vértigo, el Kamikaze, un tobogán cerrado de descenso rápido y el Espiral, un tobogán estilo tubo de 10 metros de altura.


10. Museo Egipcio de Barcelona

Museo Egipcio de Barcelona

Se trata de un increíble museo histórico que acercará a los más pequeños de casa a la historia y los secretos mejor guardados de Tutankamón. En el museo los niños podrán descubrir algunas de las muestras más representativas de la joyería y la cerámica egipcia y conocer cómo lucían algunos de los faraones de la época. También aprenderán cómo era el estilo de vida egipcio y podrán ver con sus propios ojos algunos de los detalles más impresionantes de las capillas y los templos de culto, una verdadera joya de la arquitectura antigua. No obstante, quizá lo que más le llame la atención a los peques sea la sala dedicada a las momias y los sarcófagos, un sitio impresionante.


11. Zoológico de Barcelona

Zoológico de Barcelona

En este espacio los peques podrán conocer algunas de las distintas especies animales que habitan en los cinco continentes. Además, podrán visitar el Terrario, que atesora una de las mayores colecciones de reptiles y anfibios de toda Europa, y el Aviario, un área que se ha convertido en el hogar de más de 70 especies de aves de diferentes partes del mundo. También podrán disfrutar de La Tierra de Dragones, donde viven los gorriones de Java, las dúculas bicolores, los ciervos de Muntjac y los impresionantes dragones de Komodo. No obstante, una de las áreas que más les gustarán a los niños será la Galería de Titís, donde habitan algunos ejemplares de los primates más pequeños del mundo, los titís sudamericanos.


12. Barcelona Bosc Urbà

Barcelona Bosc Urbá

Este parque de aventuras se encuentra en la plaza del Forum, en pleno centro de Barcelona. Está formado por diferentes circuitos de distintos niveles de dificultad, en los que los niños podrán emprender aventuras dignas de un explorador de primer nivel. Hay pasarelas, cuerdas, columpios y puentes de mono, así como puentes columpios y tibetanos suspendidos a más de 12 metros para los peques más atrevidos. También cuenta con redes, tirolinas y lianas, con las que los niños podrán desplazarse por todo el parque. Eso sí, cada atracción cuenta con sistemas de protección que garantizan la seguridad de los niños en todo momento.


13. CosmoCaixa

Museo CosmoCaixa Barcelona

El CosmoCaixa es uno de los planes estrella para toda la familia. Entre sus exposiciones permanentes y temporales no hay espacio para el aburrimiento, de manera que los peques querrán volver una y otra vez. También les encantarán los talleres que se realizan ya que están especialmente pensados para que los niños interactúen y experimenten, de manera que puedan aprender de manera divertida tanto sobre la naturaleza como sobre la ciencia y la tecnología.

En la Sala Universo los niños podrán descubrir la evolución del cosmos desde el Big Bang hasta la actualidad emprendiendo un recorrido interactivo que los conducirá a través de la evolución de las especies hasta penetrar en los secretos del cerebro humano. A los niños también les encantará el recorrido por el Bosque Inundado, un fragmento de selva tropical donde podrán descubrir algunas de las especies más interesantes del Amazonas, desde caimanes y boas hasta peces, aves y plantas tropicales. Sin olvidar Dos Miradas a la Antártida, un espacio en el que podrán ver cómo es la vida en esta remota zona del planeta.


14. Museo del Chocolate

Museo del Chocolate, en Barcelona

El Museo del Chocolate propone una dulce visita a los más pequeños de casa. Situado en el antiguo convento de San Agustín, es un espacio muy original que invita a conocer los detalles más interesantes sobre el “oro negro” de las culturas mayas y azteca, desde sus orígenes hasta la llegada a Europa, sin olvidar sus propiedades medicinales y su valor nutritivo.

Los niños aprenderán todo sobre el chocolate. Podrán ver su semilla, conocer las diferentes variedades que existen y comprender su proceso de fabricación. De hecho, podrán ver de cerca las máquinas que se usan en la producción del chocolate y, por supuesto, apreciar las obras de arte que salen de las manos de los maestros chocolateros. El museo también cuenta con un espacio para la experimentación donde propone divertidos talleres para que los más pequeños pinten con chocolate y enseñan las técnicas básicas para manipularlo a los mayorcitos. Y como broche de oro, antes de partir, la tienda-cafetería invita a probar el chocolate en sus diferentes confecciones.


15. Museo de la Música

Museo de la Música de Barcelona

Para los amantes de la música, este museo representa una visita obligada. El Museo de la Música propone un recorrido por la historia y la cultura humana con un hilo conductor: la música. Los más pequeños podrán ver unos 500 instrumentos musicales, desde la Edad Media europea hasta nuestros días, sin olvidar los instrumentos de otros continentes.

De hecho, este museo atesora una de las colecciones de guitarras clásicas más importantes del mundo y posee piezas únicas, como el clavicémbalo Zell de 1736, el órgano Pérez-Molero de 1719 y el Claviórgano Hauslaib, de alrededor del 1600. Por supuesto, al terminar el recorrido existe una sala donde los pequeños podrán tocar libremente diferentes instrumentos musicales para sacar a la luz el músico que llevan dentro. Y tampoco faltan los talleres musicales para que los niños participen en un concierto experimental con objetos cotidianos o aprendan a fabricar algunos instrumentos musicales sencillos.


16. Jardín Botánico de Barcelona

Jardín Botánico de Barcelona

Ubicado en la montaña de Montjuïc, entre el castillo y el Estadio Olímpico Lluís Companys, es un plan perfecto en familia para un día con buen tiempo. Con una superficie de unas 12 hectáreas, es uno de los espacios verdes más grandes de la ciudad donde desconectarse del caos urbano. También se organizan diferentes actividades para que los niños aprendan de manera divertida, desde juegos y ejercicios basados en la observación hasta talleres de manipulación de ejemplares.

Sus paisajes transportan directamente a las Islas Canarias, California, Chile, Sudáfrica y Australia. A lo largo del recorrido impresionan sus secoyas y robles, mientras los eucaliptos embargan los sentidos con su peculiar aroma y las banksias añaden la nota de color con sus espigas de flores de color amarillo, naranja o rojo. Al llegar arriba se puede disfrutar de unas vistas espectaculares sobre el delta del Llobregat, el Anillo Olímpico y parte del área metropolitana de Barcelona mientras los niños siguen divirtiéndose con total seguridad.


17. Parque del Castillo de l’Oreneta

Parque del Castillo de l'Oreneta, en Barcelona

Abierto al público en el año 1987, el Parque del Castillo de l’Oreneta es un gran espacio forestal que atesora especies típicas de la Sierra de Collserola. De hecho, cuenta con diversos caminos y rutas que se adentran en la vegetación para que los niños descubran todo tipo de plantas e insectos en contacto directo con la naturaleza. Por supuesto, también dispone de una zona de juegos infantiles con tirolina, planchas de goma para saltar y muchos otros entretenimientos confeccionados en madera.

Sin embargo, su gran atractivo es el trencito de vapor. Se trata de una réplica a escala de los típicos trenes de vapor que se adentra entre la vegetación, sube por puentes elevados y pasa por oscuros túneles para ofrecer una experiencia única a los más pequeñitos de casa. Y, en lo que esperan su turno, también podrán descubrir las cocheras donde se guardan los trenes y tocar la campana de la estación hasta que sea la hora de partir.


18. JumpYard Barcelona

JumpYard Barcelona

Si los más pequeños de casa se divierten saltando, seguramente se lo pasarán bomba en una visita al JumpYard de Barcelona. Se trata de un centro de entretenimiento ubicado en Cornellà de Llobregat en el que la diversión cobra vida en forma de camas elásticas. Sin duda, su espacio estrella es Main Court, un escenario que dispone de más de 50 trampolines interconectados, zonas de salto, una fast track y varios obstáculos para hacer la experiencia más divertida. También está Cardio Jump, donde deberán poner a prueba sus reflejos y coordinar sus saltos para tocar tantas luces como sea posible.

Mientras, los más mayorcitos y atrevidos podrán probar suerte en la Jump Tower, donde podrán saltar desde una plataforma de 2 metros de altura y aterrizar sobre un colchón de aire. ¿Preferís otro tipo de entretenimiento? En JumpYard también os aguarda un impresionante circuito de puentes colgantes, divertidas paredes de escalada y Valo TV, un espacio en el que los niños podrán convertirse en los protagonistas de su propio videojuego.


19. Llac de Can Dragó

Llac de Can Dragó, en Barcelona

Otro plan estupendo para disfrutar de Barcelona con niños es el Llac de Can Dragó, un enorme oasis artificial en medio de la ciudad donde los niños podrán refrescarse durante el verano y aprender sus primeras nociones de natación. Con más de 15 000 metros cuadrados, el complejo incluye la piscina pública más grande de Barcelona, así como una amplia zona ajardinada donde podéis tomar el sol, jugar con los niños o disfrutar de un aperitivo en familia.

El recinto está abierto todo el verano y dispone de diferentes zonas donde divertirse, desde circuitos para correr y pistas polideportivas hasta zona de juegos infantiles. Además, dispone de un bar donde podéis degustar un tentempié para descansar y recuperar las fuerzas antes de continuar con el entretenimiento.


20. Parque de La Pegaso

Parque de La Pegaso, en Barcelona

Otra opción muy chula para descubrir Barcelona con los niños es visitar el Parque de La Pegaso, ubicado en el distrito de Sant Andreu. Se trata de un espacio verde rodeado de vegetación y con un sinuoso canal que cuenta con varios puentes de inspiración japonesa que facilitan el paso de una orilla a la otra. Sin duda, una de sus zonas preferidas por los más pequeños es la estructura robótica gigante, la cual fue diseñada por niños e incluye todo tipo de entretenimientos, desde escaleras y zonas para trepar hasta toboganes, espejos y una especie de telescopio.

El parque cuenta además con otras zonas de juego para los niños, en las que pueden correr a sus anchas, deslizarse por los toboganes o esconderse en sus casitas elevadas. Y, para los amantes de la naturaleza, están sus amplísimas zonas verdes en las que es posible sentarse a descansar, tomar el sol, jugar con los niños o disfrutar de un aperitivo al aire libre.

3 comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios