Los 15 mejores parques de atracciones de España

Descubre algunos parques temáticos muy divertidos para los niños

Parques de atracciones

Hay parques de atracciones que invitan a la diversión, espacios donde la aventura, el entretenimiento y la recreación se conjugan para regalar experiencias únicas a todos los miembros de la familia. Lo mejor es que no necesitas ir muy lejos para disfrutar de un día adrenalínico porque España atesora parques temáticos que harán las delicias de los pequeños de casa – y de los que ya no son tan pequeños.

Más allá de PortAventura World, probablemente el parque de atracciones más conocido dentro y fuera del país, hay otras opciones, algunas de las cuales conjugan la diversión con el aprendizaje. En Etapa Infantil hemos recorrido la geografía española para ofreceros una lista con algunos de los mejores parques de atracciones cuyo perfil está compuesto por tirolinas, caídas libres, escenarios de película y paisajes naturales estupendos.

15 parques de atracciones ideales para toda la familia

1. PortAventura World, en Salou

Sésamo Aventura en parque de atracciones PortAventura

Sésamo Aventura en parque de atracciones PortAventura World, en Salou, Tarragona

Se trata de un complejo de atracciones que incluye un parque temático, un parque acuático y varios hoteles. El parque consta de seis zonas temáticas que simbolizan distintas zonas geográficas: Mediterrania, Polynesia, México, Far West, China y SésamoAventura, que poseen a su vez diversas atracciones para todos los gustos. También hay varias montañas rusas, incluyendo Shambhala y Furius Baco, las montañas rusas más altas y rápidas de Europa, respectivamente. Además, podréis disfrutar de Angkor, una increíble aventura a través de la jungla donde los peques podrán descubrir tesoros arqueológicos maravillosos. Y no faltan las sillas voladoras, rituales giratorios, viajes marítimos muy intensos y mucho más.


2. Siam Park, en Tenerife

Siam Park con niños

Tower of Power en parque de atracciones Siam Park, en Costa Adeje, Tenerife

Los que prefieran las atracciones acuáticas estarán de enhorabuena en este parque que incluye todo tipo de entretenimientos en el agua. Una de sus atracciones más intensas es Dragon, un viaje a propulsión donde saldréis disparados por las fauces de un dragón. No obstante, la atracción más representativa del parque es la Tower of Power, una caída libre con inmersión a más de 28 metros. Los que prefieran atracciones más relajantes, podrán probar suerte en Mai Thai River, un paseo tranquilo a través de un río con cascadas y peces tropicales. Por supuesto, también hay espacio para los que apuestan por el surf ya que hay olas artificiales que permiten vivir una experiencia única. Además, hay toboganes, chorros de agua y muchas otras atracciones para los pequeños.


3. Dinópolis, en Teruel

Dinópolis, en Teruel

Parque temático de dinosaurios Dinópolis, en Teruel

Los pequeños amantes de los dinosaurios estarán encantados de visitar Dinópolis, un parque temático ubicado en la ciudad de Teruel que cuenta con otros siete centros situados en las localidades vecinas. Se trata de un complejo que conjuga ciencia y diversión, en el que nada más cruzar el umbral tanto los niños como sus padres podrán emprender un viaje al pasado para descubrir la apasionante vida de estos animales prehistóricos.

Los peques más curiosos tendrán la oportunidad de conocer en profundidad cómo vivían los dinosaurios en el Museo Paleontológico, e incluso podrán sumarse al Club de los Paleontólogos. En cambio, los que prefieran disfrutar de actividades con una dosis de adrenalina podrán aventurarse a la Paleosenda o adentrarse en el Sauriopark, dos espacios llenos de atracciones ambientadas en la prehistoria. Y para que los más pequeñitos también puedan divertirse está la Sala de Juegos, en la que podrán hacer manualidades, maquillarse y llevarse a casa de recuerdo una foto junto a un dinosaurio en Dinofotoaventura.


4. Parque Warner, en Madrid

Parque Warner en Madrid

Parque temático Warner, en Madrid

Es uno de los parques temáticos más emblemáticos de España, donde los niños podrán divertirse a lo grande en cualquiera de sus cinco áreas temáticas: Hollywood Boulevard, Super Heroes World, Movie World Studios, Old West Territory y Cartoon Village. Sus atracciones son una oda a Hollywood por lo que no será extraño que los peques se encuentren con algunos de sus personajes animados favoritos como Bugs Bunny, el Gato Silvestre, el Pato Lucas, Piolin y muchos más. Podrán visitar la Atracción de Acero, una montaña rusa con varias inmersiones y caídas libres, y La Fuga de Batman, otra montaña rusa impresionante con loopings, curvas y caídas muy intensas. También podrán subirse a las sillas voladoras de Mr. Freeze y emprender La Aventura de Scooby Doo, una experiencia que los más pequeños adorarán.


5. Terra Mítica, en Alicante

Parque de atracciones Terra Mítica, en Benidorm, Alicante

Furia de Tritón en parque de atracciones Terra Mítica, en Benidorm, Alicante

Nada más cruzar el umbral de la entrada de este parque los niños se remontarán a las antiguas civilizaciones del Mediterráneo, representadas en cinco zonas temáticas: Grecia, Egipto, Roma, Las Islas e Iberia. Un espacio en el que se conjuga historia, cultura y en el que no faltan las atracciones para todos los gustos. Para los que les apasionan las alturas, está “El vuelo del Fénix”, una caída a más de 50 metros, “Los Ícaros”, unas sillas voladoras con vistas de vértigo, y “Synkope”, una especie de disco volador a más de 35 metros por encima del suelo.

En cambio, quienes prefieran las atracciones acuáticas podrán aventurarse con “La furia de Tritón”, una experiencia con vertiginosas caídas a bordo de un bote, “Los rápidos de Argos”, una ruta marítima en medio de aguas revueltas, o “El rescate de Ulises”, un misterioso viaje acuático a través de los escenarios de la Odisea. Y, por supuesto, también hay espacio para los más pequeñitos en “El río Nilo”, un oasis de entretenimiento y diversión pensado para toda la familia.


6. Parque de atracciones Tibidabo, en Barcelona

Parque del Tibidabo Barcelona

Parque de atracciones Tibidabo, en Barcelona

Se trata de uno de los parques más emblemáticos de Barcelona y uno de los más antiguos del mundo. Una de sus atracciones más icónicas es el Camí del Cel, un nivel superior desde donde los niños podrán disfrutar de unas de las mejores vistas de la ciudad. Además, podréis visitar la Atalaya, una de las primeras atracciones del parque que data del año 1921 y desde donde también se disfruta de unas vistas espectaculares. Los más atrevidos podrán subir a bordo de “El Avión”, el primer simulador de vuelo de la historia propulsado por su propia hélice, donde se sentirán como auténticos pilotos, o dejarse caer en “La Rana”, una caída libre infantil de vértigo. Por supuesto, también amerita una visita el Museo de los Autómatas, un espacio que atesora más de 40 piezas de los siglos XIX y XX, desde fichas de las antiguas ferias hasta increíbles muñecos que funcionaban con monedas.


7. Parque de atracciones de Madrid

Al Bosque con Diego, NickelodeonLand

Al Bosque con Diego (zona NickelodeonLand) en Parque de atracciones de Madrid

En este parque de atracciones podréis encontrar entretenimientos intensos, diversión y, sobre todo, la posibilidad de compartir un día en familia. Los niños podrán subirse al Tifón, una atracción a más de 15 metros de altura en la que podrán balancearse mientras giran sin parar, así como al Abismo, una montaña rusa de última generación a más de 49 metros de altura que tiene colinas, inversiones y tirabuzones. Los más atrevidos podrán arriesgarse a subir a La Lanzadera, una caída libre de más de 63 metros de altura, y al Vértigo, una montaña rusa familiar de 15 metros de altura con curvas pronunciadas y cambios de rasante. También podrán disfrutar en la Tarántula y Tornado, dos montañas rusas muy atrevidas. No obstante, para los mayorcitos la mejor atracción del parque es Star Flyer, unas sillas voladoras de última generación que alcanzan 80 metros de altura.


8. Isla Mágica, en Sevilla

Los Rápidos del Orinoco (zona El Dorado) en parque de atracciones Isla Mágica, en Sevilla

Los Rápidos del Orinoco (zona El Dorado) en parque de atracciones Isla Mágica, en Sevilla

Este parque consta de seis zonas temáticas y un parque acuático lleno de diversión para los más pequeños de casa. Una de sus atracciones más fascinantes es el Desafío, una caída libre de más de 68 metros de altura, aunque los niños también adorarán el Tren de Potosí y Anaconda, dos montañas rusas que los dejarán sin aliento. También podrán interpretar al Capitán Balas y emprender un recorrido interactivo convirtiéndose en auténticos corsarios, navegar por las corrientes de Los Rápidos del Orinoco o las Cataratas del Iguazú, o subirse a las sillas colgantes del Vuelo del Halcón. Los más atrevidos experimentarán emociones muy intensas en el Jaguar, la montaña rusa más alta del parque, mientras los que prefieren las actividades acuáticas estarán de plácemes en La Isla de Toboganes, un mundo de ensueño con toboganes torbellino, tsunami, cascadas y mucho más.


9. El Barranco Perdido, en La Rioja

Parque de paleoaventura El Barranco Perdido, en La Rioja

Parque de paleoaventura El Barranco Perdido, en Enciso, La Rioja

Este parque de paleoaventura se ubica en pleno corazón de Enciso, un área declarada Reserva de la Biosfera que estuvo habitada por dinosaurios hace millones de años. Básicamente, el parque consta de dos circuitos, uno de ellos es el Circuito Multiaventura, un espacio dotado de puentes, redes, pasarelas, obstáculos y tirolinas en el que los niños pueden jugar a su antojo.

El otro, el Circuito Paleontológico, cuenta con la Colina de los fósiles, un área en la que se reproducen tres grandes yacimientos de icnitas al aire libre, y que tiene además una sala polivalente en la que se puede apreciar una muestra audiovisual del trabajo que se realiza en los yacimientos. Sin embargo, una sus atracciones más fascinantes es la Playa Cretácica, en la que los peques podrán bañarse en una piscina rodeados de géiseres y cascadas. Y para los más curiosos está el Museo Cretácico, el cual atesora una muestra permanente sobre el mundo de los dinosaurios con varias reproducciones a tamaño natural, así como algunas recreaciones audiovisuales en 3D que les harán emprender un viaje en el tiempo.


10. Illa Fantasía, en Barcelona

Parque acuático Illa Fantasía, en Vilassar de Dalt, Barcelona

Parque acuático Illa Fantasía, en Vilassar de Dalt, Barcelona

Los pequeños apasionados del agua estarán encantados de pasar un día en este parque ubicado en la localidad de Vilassar de Dalt, a tan solo media hora de Barcelona. Nada más cruzar el umbral los niños se encontrarán con un mundo de toboganes acuáticos, más de 22 toboganes de estilo tubo, kamikazes y cerrados con descenso rápido distribuidos por todo el parque.

Los más atrevidos podrán arriesgarse a descender el Espiral, un impresionante tobogán tubo con una caída de 10 metros de altura, o dejarse caer en Aquamanía, un sistema de tres toboganes tubo ubicados a 15 metros de altura. No obstante, el Illa Fantasía también tiene otras atracciones en caso de que prefiráis las actividades más tranquilas, como la piscina de ola, la piscina con canastas de baloncesto y el lago con chorros de agua y duchas. Para los más pequeñitos está el Jardín de las Delicias, el Minitous y el Masías, espacios pensados para que los niños se diviertan mientras los adultos disfrutan de las atracciones más intensas.


11. Tivoli World, en Benalmádena

Parque de atracciones Tivoli World, en Benalmádena, Málaga

Parque de atracciones Tivoli World, en Benalmádena, Málaga

Ubicado en la Costa del Sol, este parque de atracciones tiene todas las cartas ganadoras para que paséis un día inolvidable. Los más valientes no dudarán en arriesgarse a subir a la Torre de Caída Libre, una increíble torre ubicada a más de 60 metros de altura. Mientras que a los más aventureros seguramente les hará mucha ilusión Twistter, unas sombrillas voladoras que elevarán sus niveles de adrenalina por las nubes. En cambio, si os gustan los karts disfrutaréis muchísimo de Go-Karts, un circuito de carreras de 6 vueltas. También podrán visitar la Mansión del Terror, una experiencia única en la que sus sensaciones cobran una nueva dimensión, o subirse a Techno Jump, unas góndolas de nueva generación que parecen cobrar vida propia.


12. Aqua Natura Benidorm, en Alicante

Parque acuático Aqua Natura Benidorm, en Alicante

Parque acuático Aqua Natura Benidorm, en Alicante

Este parque acuático cuenta con más de 40.000 metros cuadrados de piscinas de olas, increíbles toboganes y hasta un acuario para que los niños se bañen junto a los leones marinos. Una de las atracciones que los peques no querrán perderse es el To Neró Kaló, un conjunto de piscinas con pasillos, chorros de agua y escondites donde podrán empaparse de agua mientras se divierten. Los más valientes podrán probar suerte en La Cresta, un tobogán tipo montaña rusa que tiene más de 15 metros de altura o en Aqua Snake, un tobogán con forma de zigzag y más de 150 metros de recorrido.

También podrán disfrutar de Rio Aventura, un tobogán abierto en forma de U, 2 metros de ancho y 123 metros de recorrido. Y para disfrutar en familia está el tobogán abierto Multipista, que cuenta con 4 pistas en paralelo y unos descensos de vértigo. Por supuesto, también hay actividades para los más pequeñitos: el parque posee un barco pirata con pasarelas de madera y barandillas para que los niños se sientan como auténticos corsarios tras la búsqueda del tesoro.


13. Sendaviva, en Navarra

Parque de atracciones Sendaviva, en Arguedas, Navarra

Bobsleigh en parque de atracciones Sendaviva, en Arguedas, Navarra

En este parque de atracciones que se erige junto a la reserva natural de las Bardenas Reales, en Navarra, los niños podrán vivir auténticas aventuras en contacto directo con la naturaleza. El parque está dividido en cuatro zonas temáticas, el Pueblo, la Granja, el Bosque y la Feria, en las que los peques encontrarán atracciones para todos los gustos, desde entretenimientos acuáticos y juegos de feria hasta actividades de granja y multiaventuras. Para los más atrevidos está la “Mansión Encantada”, una antigua casa deshabitada en la que les aguardan todo tipo de misterios, así como “Bobsleigh”, un peculiar trineo en el que podrán descender ladera abajo casi un kilómetro a través de pronunciadas pendientes y curvas.

Para los pequeños amantes de la naturaleza hay 9 sendas naturales, incluida una senda exótica y una senda del safari, en las que podrán ver más de 800 animales de 200 especies distintas, a la vez que organizan exhibiciones de vuelo de aves rapaces, un auténtico espectáculo. Y para los que prefieren mantenerse en acción están las actividades interactivas en las que los peques podrán convertirse en ganaderos por un día, cuidar el huerto o alimentar a los animales de la granja.


14. Oasys MiniHollywood, en Almería

Parque temático Oasys, en Tabernas, Almería

Parque temático Oasys, en Tabernas, Almería

Viajar al lejano oeste y ponerse en la piel de un auténtico vaquero será una experiencia inolvidable para los peques. En Oasys MiniHollywood, situado en el desierto de Tabernas, los niños tendrán esa oportunidad, a la vez que conocerán cómo era la vida en el Oeste y descubrirán los secretos mejor guardados del cine western. De hecho, el parque cuenta con escenarios que recrean películas de fama mundial como “Indiana Jones y la última cruzada” y “El bueno, el feo y el malo”.

Para adentrarse de lleno en la experiencia, nada mejor que disfrutar del espectáculo del oeste que se presenta a diario en la plaza del pueblo, así como la ruta minihollywood en la que conocerán un poco sobre la historia de aquellos años. No obstante, también hay espacio para los que prefieran las actividades naturales ya que el parque cuenta con varias rutas en las que los niños podrán ver más de 800 animales y 4 000 tipos de árboles. Y para quienes prefieran añadir un poco de acción a la jornada, hay una zona acuática dotada de piscinas temáticas con divertidos toboganes para los más pequeños de casa.


15. Parque de atracciones de Zaragoza

Parque de atracciones de Zaragoza

Parque de atracciones de Zaragoza

A muy pocos minutos del centro de Zaragoza, se erige este parque de atracciones de más de 60 000 metros cuadrados de diversión y ocio. El parque cuenta con más de 40 atracciones para todos los gustos, tiene “Scalextric” e “Indianápolis” para los pequeños amantes de la conducción, “Rodeo” para los que prefieren montar a lomo de caballo y “Las cuerdas del dragón” para quienes disfrutan escalando entre cuerdas. Para los aficionados a los medios de transporte está “Peke Tren” y “Express Pacific”, dos atracciones en las que los niños podrán vivir su primera experiencia a bordo de un tren, y “Mini Rocking”, donde podrán emprender un emocionante viaje surcando mares.

Por supuesto, también hay atracciones para toda la familia, como “La Mina”, una especie de mini montaña rusa, el “Laberinto Espejo”, donde veréis cómo vuestra imagen se deforma a merced de los espejos, y la “Casa Magnética”, en la que nada más entrar sentiréis cómo os atrapará con una fuerza inexplicable. Y para los más atrevidos está la impresionante “Casa del Horror”, en la que os aguardan vampiros, fantasmas y otros seres de ultratumba, una experiencia que los peques no olvidarán.

2 comentarios sobre “Los 15 mejores parques de atracciones de España

  1. Pablo dice:

    Isla Mágica está muy muy bien.
    Yo es que soy de Sevilla y he ido bastantes veces, sobretodo cuando hay cosas temáticas como en navidad o halloween, la que más me gusta es halloween porque a parte de la fiesta en sí no va tanta gente y se disfruta mogollón con la familia.

  2. Olga dice:

    Para mi Terra Mitica y la Warner son las que más me gustan con sus atracciones colgantes, me lo he pasado como una enana siempre que he ido y no pasan 3 años sin que vuelva a alguno de ellos <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios