¿Qué hacer con los niños en Barcelona?

Planes para hacer con niños en Barcelona

Parque Güell, Barcelona

Barcelona es una ciudad imponente que deslumbra por su maravillosa arquitectura, famosa en todo el mundo. Calles medievales, barrios góticos, monumentos vanguardistas, museos de arte, parques y una amplia cartelera cultural garantizan que la estancia de los visitantes se convierta en una experiencia única, incluidos los niños. Si decides visitar Barcelona en familia, te proponemos siete planes estupendos.

7 planes estupendos para hacer en Barcelona con niños

1. Visita el Parque de atracciones Tibidabo

Parque del Tibidabo Barcelona

Parque de atracciones Tibidabo, en Barcelona

A más de 500 metros de altura, coronando la sierra de Collserola, se encuentra este parque de atracciones, el más legendario de Barcelona y uno de los más antiguos del mundo. Cuenta con más de 25 atracciones pensadas para los más pequeños, como “Carrusel” y “Avión”, donde los niños suelen divertirse muchísimo. También podrán chocar coches en Crash Cars o vivir emociones aún más intensas en Tibidabo Express y la Muntanya Russa, dos montañas rusas impresionantes que tienen como fondo una de las vistas más hermosas de la ciudad, la Muntanya Màgica. Para cerrar con broche de oro la visita, podréis llegaros hasta el Museo de Autómatas, una galería que atesora curiosos entretenimientos con los que se divertían los niños europeos en las ferias a finales del siglo XIX y principios del XX.


2. Descubre Barcelona Bosc Urbá

Barcelona Bosc Urbá

Barcelona Bosc Urbá

Se trata de un parque de aventuras atípico ubicado en la plaza del Forum en Barcelona. Está formado por diferentes circuitos en los que los peques podrán emprender verdaderas aventuras dignas de un explorador profesional. Podrán subirse a las redes, desplazarse con lianas y tirolinas, cruzar puentes suspendidos y saltar sobre troncos a más de 6 metros de altura. Los más atrevidos tendrán la oportunidad de atravesar redes piratas, puentes columpios y tibetanos suspendidos a más de 12 metros. También hay pasarelas, puentes de mono, columpios, de cuerdas y muchas otras atracciones que aumentarán el nivel de adrenalina de los pequeños aventureros. Obviamente, la seguridad de los niños está garantizada porque cada atracción cuenta con un sistema de protección.


3. Disfruta el Acuario de Barcelona

Aquarium Barcelona

Aquarium de Barcelona

Los niños que adoren el mar estarán encantados de visitar este acuario Mediterráneo, reconocido como uno de los más importantes del mundo. De hecho, cuenta con diferentes zonas temáticas como el Acuario Tropical, el Acuario Mediterráneo y el Acuario de caballitos de mar. Sin duda, los más pequeños estarán encantados de ver de cerca la fauna marina que habita en el Mar Rojo, el Mar Caribe y vislumbrar una magnífica muestra de la Gran Barrera Australiana de Coral y del Atolón Tropical. Los que prefieran profundizar en la historia del mundo acuático podrán llegar hasta Planeta Aqua, donde descubrirán cómo es la vida en los mares fríos, las profundidades del océano y las aguas tropicales. Asimismo, podrán entrar en Explora, una zona exclusiva para los niños donde podrán interactuar con la vida en el mar. Y no os perdáis el Oceanario, único en Europa, que cuenta con un túnel submarino de más de 80 metros en el que tendréis la sensación de estar paseando por el fondo del mar.


4. Conoce Cataluña en miniatura

Cataluña en miniatura, en Torrelles de Llobregat, Barcelona

Cataluña en miniatura, en Torrelles de Llobregat, Barcelona

Cataluña en miniatura es un parque temático en el que se exponen más de 150 maquetas a pequeña escala de los principales monumentos y edificaciones de la Comunidad de Cataluña. De hecho, es el mayor parque de maquetas del mundo. Durante la visita podréis disfrutar de la catedral de Barcelona, el palacio de la Generalitat, la Sagrada Familia y el Castillo de Mora de Ebre. Además los pequeños podrán descubrir cada detalle de las maquetas que representan las estaciones de trenes, la comisaría, las fábricas, los museos y la universidad de Barcelona. En práctica, será como recorrer esta magnífica ciudad en un solo día. Y los que prefieran disfrutar de actividades más intensas podrán entrar al Bosque Animado, un parque de aventuras para grandes y niños en el que podrán caminar sobre puentes colgantes, lanzarse por los aires en tirolinas, escalar pinos o perderse entre los árboles que se encuentran por todo el bosque. Para los más pequeñitos también hay un parque infantil donde podrán jugar con más tranquilidad.


5. Pasa el día en el Zoológico de Barcelona

Parque Zoológico de Barcelona

Parque Zoológico de Barcelona

Los pequeños amantes de la naturaleza estarán encantados de pasar una jornada en el Zoológico de Barcelona, que atesora una de las colecciones de animales más importantes de Europa. De hecho, cuenta con especies de los cinco continentes que se encuentran distribuidas por todo el parque, una oportunidad de lujo para que los niños aprendan más sobre sus características y forma de vida. Además, los peques podrán visitar el Terrario, que conserva una de las mayores colecciones de anfibios y reptiles de toda Europa, o llegar hasta el Aviario, donde habitan más de 70 especies de aves diferentes. Los más curiosos podrán fisgonear en La Tierra de Dragones, donde viven los impresionantes dragones de Komodo, las palomas de Nicobar y los ciervos de Muntjac. Y para cerrar con broche de oro el recorrido, podréis llegar hasta la Galería de Titís, donde habitan los primates más pequeños y simpáticos del mundo.


6. Diviértete en Bounce

Bounce, en Cornellà de Llobregat, Barcelona

Bounce, en Cornellà de Llobregat, Barcelona

A los pequeños de casa les encantará pasar el día en Bounce, el mayor parque de trampolines de Barcelona. Nada más entrar les aguardan más de 7 000 metros cuadrados de circuitos de aventuras, trampolines interconectados, bolsas de aire, colchonetas y mucho más. Una de las atracciones que no querrán perderse es el Free Jump Arena, una red gigante de casi 50 trampolines, pistas de caídas y paredes apiladas donde podrán hacer peripecias y saltar a su antojo. A los más atrevidos les aguarda el X-Parc, un espacio con 15 rutas de aventuras en las que podrán escalar paredes, jugar a ser equilibristas y poner a prueba su agilidad y coordinación mientras completan los circuitos. Para los amantes del baloncesto también hay dos canastas sobre trampolines para que tengan la oportunidad de encestar como si fueran basquetbolistas profesionales. Y, por supuesto, todo bajo la supervisión del personal de Bounce, que guiará a los más pequeños para que puedan divertirse con total seguridad y les revelarán algún que otro truco por el camino.


7. Recorre el Parque Güell

Parque Güell, Barcelona

Parque Güell, en Barcelona

En Barcelona, el Parque Güell es una visita obligada. Se trata de uno de los símbolos más conocidos de la ciudad y una de las áreas verdes más grandes de la región, declarado Patrimonio de la Humanidad. Uno de sus sitios emblemáticos es la Escalinata del Dragón, una preciosa escalera coronada por el famoso dragón de mosaicos que lleva el sello Gaudí. El parque también atesora la Sala Hipóstila, una plaza cubierta que decoró Gaudí para albergar el mercado de la zona, y en la que destacan sus 86 columnas inclinadas con un curioso efecto óptico que seguramente llamará la atención de los más pequeños. Otros espacios interesantes son: el Pórtico de la Lavandera, la Casa del Guarda y los Jardines de Austria. Además, el parque cuenta con más de 17 hectáreas de zonas verdes donde los niños podrán estar en contacto directo con la naturaleza y conocer especies animales como la lagartija ibérica y el ruiseñor.

Deja un comentario sobre “¿Qué hacer con los niños en Barcelona?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios