Cuidado con el calzado de goma infantil durante el verano

Chanclas goma niños

Llega el verano y con él las altas temperaturas. El calzado cerrado se guarda para la siguiente temporada y los niños (y adultos) empiezan a ponerse calzado abierto, chanclas y también calzado de goma. Los calzados de goma suelen ser sandalias, cangrejeras o algún tipo de chancla de este material y están en todas las tiendas esperando que las familias los compren para soportar las altas temperaturas.

Suelen utilizarse más para ir a la playa o la piscina, ya que son fáciles de limpiar debido al material con el que están fabricados, los niños no se queman los pies porque no tienen el pie directamente en contacto con el suelo o con la arena y al ser baratos, si se rompen o se estropean son fáciles de reemplazar por otro par parecido. Realmente este tipo de calzado tiene estas ventajas, pero, ¿son realmente todo cosas buenas o hay que tener algunas cosas en cuenta para evitar posibles daños en el futuro?

Consecuencias de llevar calzado de goma o plástico de mala calidad

Cuando se compran sandalias, cangrejeras o cualquier tipo de calzado de goma o plástico de baja calidad pueden haber consecuencias negativas para los pies de los más pequeños de casa. Por ejemplo, si no tiene un buen material el pie del pequeño no podrá transpirar bien y con el calor, esto es causante de dolorosas ampollas, rozaduras, cortes e incluso hongos en los pies.

Normalmente este tipo de calzado de baja calidad suele estar hecho de plástico o resinas que provienen de recipientes que se utilizan para almacenar agrotóxicos (sustancias tóxicas para eliminar las plagas de los campos de cultivo). Además, para conseguir las formas tan divertidas y esos colores tan llamativos se utilizan materiales con alto contenido en plomo, por lo que sin duda, son materiales poco adecuados para que los niños los lleven en sus pequeños y delicados pies.

Cangrejeras o zuecos de goma baja calidad peligrosas

Otras consecuencias añadidas

Además las famosas cangrejeras o zuecos de goma pueden ser peligrosas para utilizarlas en otros lugares fuera de las playas, las piscinas o por casa. Existen informes que demuestran cómo este tipo de calzado se puede quedar atrapado en las escaleras mecánicas típicas de los centros comerciales haciendo heridas y lesiones graves a los niños que las llevan.

La calidad sí importa

En estos casos, la calidad del calzado sí que importa y es muy importante no comprar cualquier cosa para poner en los pies de los niños. Los niños están creciendo y necesitan que sus pies transpiren, que estén cómodos y además que tengan un buen agarre al suelo a través del calzado. Por eso, si quieres comprar cangrejeras o sandalias de goma a tus hijos para este verano, tendrás que optar por aquellas que estén homologadas y que tengan un material de calidad. De esta manera te asegurarás de que sea un calzado cómodo, higiénico, que no huela mal, que sea antideslizante, antiadherente y que también sea antibacterial. Con un buen material, el calzado de goma sí puede ser una buena opción tanto para adultos como para niños.

Sandalias goma calzado peligroso niños

En este sentido, merece la pena invertir un poco de dinero en calzado que realmente merezca la pena y no comprar el primer calzado que veas en la tienda o en un mercadillo solo porque son bonitas o porque tiene un precio demasiado atractivo. Recuerda que en muchas ocasiones; ‘lo barato sale caro’.

Cómo evitar problemas en los pies

Para evitar los posibles problemas en los pies de los niños con este tipo de calzado lo primero que se deberá tener en cuenta es escoger un calzado de goma que sea de buena calidad, usarlo en espacios apropiados para este tipo de calzado y sobre todo, asegurarte de que los pies de tus hijos no están sufriendo ningún daño.

Deja un comentario sobre “Cuidado con el calzado de goma infantil durante el verano”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios