5 frases que destruyen la comunicación con tu hijo adolescente

frases destruyen comunicación hijo adolescente

La comunicación con los hijos adolescentes es fundamental para mantener el buen vínculo afectivo. En ocasiones, los padres no se dan cuenta de que pueden pronunciar frases que destruyen esta comunicación y que después, es difícil volver a restablecerla porque les hacen daño emocional y la confianza se rompe. Como padres y madres es fundamental tener esto presente para cuidar que el vínculo tan importante entre padres e hijos no se destruya.

Es probable que si alguna vez has dicho alguna de estas frases a tus hijos no hayas tenido mala intención pero es necesario que seas consciente para evitar decirlas. De esta manera podrás cuidar vuestra relación, comunicación y confianza.

5 frases que no debes decir a tus hijos adolescentes

Toma nota de las frases que te vamos a comentar a continuación para que no se las digas a tus hijos… porque entonces la educación que quieres transmitirle se volvería en algo tóxico e indeseable para todos en el núcleo familiar.

1. “Yo a tu edad…”

Decir esta frase es usar una comparación directa con tus hijos. Piensa que ellos no tienen que ser como tú. Tienen otras aspiraciones e intereses que debes respetar. Si tú lograste cosas a su edad que ellos no han conseguido, no alimentes su sentimiento de inseguridad y busca la manera de apoyarles en aquellos sueños que anhelan.

Aunque tu deseo sea motivarle, la realidad es que no lo consigues en absoluto. Puedes explicarle tus vivencias pero nunca con el afán de compararte o hacerle sentir inferior. Tu hijo es una persona ajena a ti y debes respetarle y aceptarle tal y como es.

2. “Te lo dije”

Esta frase no nos gusta escucharla a nadie, no importa la edad que se tenga. Pero si le dices esta frase solo estarás recalcando que no confías en sus criterios y que te demuestra que tampoco confía en ti por lo que el vínculo se está rompiendo inevitablemente.

Si tu hijo se ha equivocado, lo mejor es que le ayudes a reflexionar sobre sus acciones y buscar las mejores soluciones de cara al futuro. Ayúdale a comprender sus errores, pero no para que se sienta mal… sino para que sea capaz de aprender de ellos y ser mejor en el futuro.

3. “Si no me haces caso, no serás nadie en la vida”

Este tipo de frases se pueden decir de muchas formas, como por ejemplo: “no sigas por ese camino o será peor” o “serás un desgraciado en la vida si no me haces caso”. Son frases llenas de pesimismo que no ayudan en nada y menos a un adolescente que está formando su identidad y piensa que crees realmente que será un don nadie. Esto le generará miedo y angustia.

En realidad, no sabes que ocurrirá en el futuro, nadie lo sabe. Es mejor que estés a su lado y le acompañes tanto en sus éxitos como en sus fracasos. Es más, recuerda que muchas personas famosas por sus descubrimientos, tuvieron multitud de fracasos antes de convertirse en seres de éxito en la sociedad. Un ejemplo que todo el mundo conoce es Albert Einstein, quien fracasó reiteradamente en la universidad, pero no desistió hasta conseguir convertirse en el mejor científico de la historia.

frases no decir adolescente

4. “No es para tanto”

“No es para tanto”, “no es para que te pongas así”… Quizá para tu hijo adolescente sí es para tanto porque le duele emocionalmente y le cuesta gestionar esos sentimientos intensos. No compares sus problemas con los de un adulto, le falta experiencia y sabiduría para canalizar ciertas cosas de la vida, y te necesita para conseguirlo. No minimices su dolor, más bien, acompáñale siempre que lo necesite.

Es fundamental que le prestes empatía cada día y que sepas ponerte en su lugar. Solo de esta manera mantendrá una buena confianza contigo y la comunicación necesaria para que te exprese cómo se siente o qué le pasa en un momento determinado.

5. “Me has decepcionado”

Esta frase cae como un jarro de agua fría en la vida de un adolescente porque estás atacando a su persona en lugar de centrarte en el comportamiento o en la conducta que ha tenido. Es necesario que te centres en decir bien las palabras para que entienda que las acciones a veces no son apropiadas, pero que él como persona, siempre será aceptado por ti.

No te olvides…

Estas son algunas de las frases que se pueden decir a los hijos sin pensar en las consecuencias que conllevan. Pero hay muchas más como por ejemplo: “no te soporto”, “vete de aquí”, “cállate ya”, “no me gustan tus amigos”, “te morirás solo porque nadie te va a querer”, “no sirves para nada”, “pareces tonto”, “no te aguanto”, “no puedo contigo”, “mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga”, etc.

Son frases dañinas que no ayudan en nada y que solo destruyen la comunicación entre padres e hijos. Causan bloqueo y distancia emocional. Por eso, solo tienes que pensar antes de hablar y si alguna vez le has dicho estas frases, ahora es tu momento de volver a empezar y enmendar esos errores. Si es necesario pide perdón, y háblale a tu hijo siempre con amor, cercanía, comprensión y mucha paciencia.

Solo de esta manera tendrás un vínculo más fuerte con tu hijo que será difícil de romper porque confiará en ti. Te sentirá a su lado aunque a veces te ponga las cosas difíciles. Quizá ahora tu hijo adolescente no lo vea, pero cuando se convierta en adulto se dará cuenta de la gran persona y gran padre o madre que eres hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios