Visitar las Lagunas de Ruidera con niños

Descubre el maravilloso Parque Natural Lagunas de Ruidera

Lagunas de Ruidera

En plena Castilla-La Mancha, entre Ciudad Real y Albacete, se encuentra un oasis formado por 15 lagunas de aguas turquesas ideal para pasar un día de relax en familia. Se trata de un espacio natural protegido en el que encontraréis impresionantes cascadas y saltos de agua, arboledas de álamos, sabinares y montes de encinares donde habitan muchísimas especies de aves, peces y mamíferos. Se trata de uno de los humedales más importantes de la región donde podéis estar en contacto directo con la naturaleza y descubrir algunos ejemplares de animales únicos de su tipo en la zona.

¿Qué os aguarda en las Lagunas de Ruidera?

En los más de 30 kilómetros de caminos que atraviesan este parque natural encontraréis muchísimas opciones para pasar un rato divertido en familia, desde sus diferentes lagunas y miradores hasta rutas de senderismo, sitios de interés cultural y algunas zonas de recreo. A lo largo del trayecto también podéis descubrir las diversas barreras travertínicas, la formación geológica que distingue a este parque y que da forma a sus diferentes lagunas, así como distintas especies de animales que allí habitan.

Sin embargo, no cabe duda de que las protagonistas de este parque son sus lagunas naturales formadas por el cauce del río Guadiana y alimentadas por el agua que procede de los manantiales y arroyos que se erigen al fondo de este valle. Se trata de un complejo sistema de lagunas que se conectan unas con otras, creando un precioso efecto cascada a todo lo largo del parque.

Podéis empezar el recorrido por las “lagunas altas”, la laguna Blanca, Concejo y Tomilla, que se encuentran en el alto Guadiana, un espacio de una gran belleza natural donde también encontraréis el Castillo de Rochafrida. Tras visitar estas tres lagunas, podéis continuar el descenso hasta las lagunas intermedias, desde la Tinaja, San Pedra, Redondilla, Lengua, Salvadora y Batana hasta Santos Morcillo donde, si os gusta la pesca, podéis practicar este deporte con los más pequeños de casa.

Lagunas de Ruidera Saltos de agua

Saltos de agua

Por último, poned rumbo hacia las lagunas bajas de Colgada y la laguna del Rey, que cuenta con un mirador con unas vistas espectaculares del paisaje antes de seguir hasta la Morenilla, la Caladilla y la Cenagosa, donde podéis tomar un baño con los niños, disfrutar de la preciosa cascada de El Hundimiento o practicar algunos deportes acuáticos como kayak, paddle surf y buceo.

Lagunas de Ruidera Cascada de El Hundimiento

Cascada de El Hundimiento

Rutas de senderismo para descubrir los secretos naturales que rodean las Lagunas de Ruidera

¿Sabíais que las Lagunas de Ruidera fueron escenario de algunos de los pasajes del libro Don Quijote de la Mancha? Según la novela, este personaje, salido de la pluma del escritor Miguel de Cervantes, cruzó el Campo de Montiel y pasó por las lagunas cristalinas en sus aventuras en Castilla-La Mancha. Hoy, podéis seguir los pasos del Quijote y su escudero Sancho a través de la Ruta del Quijote, una ruta que atraviesa el parque siguiendo la trayectoria que describió Cervantes en el libro.

Una de las paradas que no podéis perderos dentro de esta ruta es la Cueva de Montesinos, uno de los enclaves icónicos de las aventuras del Quijote en la región, a la que también podéis acceder desde la Senda de la Cueva de Montesinos. Se trata de una cueva kárstica de gran valor geológico y natural, en la que los niños podrán ver sus curiosas estalactitas y estalagmitas, así como sus peculiares afloraciones minerales mientras descubren por qué este escenario cautivó al Quijote en la novela.

Lagunas de Ruidera Cueva de Montesinos

Cueva de Montesinos

No obstante, en el interior de las Lagunas de Ruidera existen muchas otras sendas de diferentes niveles de complejidad que podéis recorrer lo mismo a pie que en bicicleta de montaña. Una de las más chulas y sencillas para hacer con niños pequeños es la Senda del Pie de Enmedio donde tendrán la posibilidad de avistar diferentes tipos de aves. Para los peques más mayorcitos, está la Ruta de la Laguna Blanca y la Ruta del Castillo de Peñarroya donde, con un poco de suerte, podrán disfrutar del planeo del águila perdicera, ver a una garza imperial o toparse con uno de los gatos monteses que viven en este hábitat.

Lagunas de Ruidera Ruta del Castillo de Peñarroya

Castillo de Peñarroya

Si no os atrevéis a recorrer este inmenso paraje por vuestra cuenta, vale destacar que en el parque también se organizan rutas de senderismo y visitas en 4×4 guiadas con reserva previa.

¿Qué más podéis hacer en las Lagunas de Ruidera?

Más allá de su atractivo natural, las Lagunas de Ruidera os ofrecen muchas otras experiencias para vivir con los más pequeños. Cuenta con un Centro de Información donde los niños podrán conocer un poco más sobre el entorno a través de las maquetas, paneles de información y actividades que se organizan cada jornada. En la parte trasera del edificio encontraréis un pequeño jardín botánico con las especies de arbustos y árboles más distintivos del parque para que no os perdáis ningún detalle.

Lagunas de Ruidera Centro de Información

Centro de Información

A lo largo de todo el parque también encontraréis distintos espacios para comer con los niños al aire libre y disfrutar de un rato de entretenimiento en familia. Y además, ¡cuenta con un espacio ideal para “acampar”! Si bien la acampada libre no se permite, alrededor de las Lagunas de Ruidera existen diferentes zonas donde podéis aparcar vuestra caravana, autocaravana o tienda de campaña para aprovechar al máximo el día. Y, si queréis pernoctar también hay un camping donde podéis disfrutar de una noche en plena naturaleza con los más pequeños de casa.

Ruidera

Ruidera, en Ciudad Real. Foto @cristina_rodriguez2

Para los amantes del turismo cultural, otro buen plan es acercaros hasta algunos de los pueblos de los alrededores después de visitar el parque. Uno de los sitios que no podéis perderos es Ruidera, donde podéis visitar la emblemática Casa del Rey, llegaros hasta la Iglesia de Santa María de la Blanca o descubrir uno de los puentes más antiguos de la región, el Puente de la Esclusa. Y, si aún os quedan fuerzas para más, podéis emprender rumbo hacia Argamasilla de Alba, el pueblo de cuyo nombre Miguel de Cervantes no quería acordarse. Allí está enclavado el Castillo de Peñarroyo, pero también podéis visitar el canal del Gran-Prior y la Iglesia de San Juan Bautista.

Última actualización el 2021-06-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios