Los 10 mejores ríos para bañarse con niños en España

Ríos españoles donde disfrutar de un refrescante baño durante el verano

Rios para bañarse

Uno de los planes que más disfrutan los niños en verano es darse un chapuzón. No importa si se trata de una playa, una piscina o un río, la mayoría de los peques no repara en el destino siempre que haya suficiente agua para zambullirse. Afortunadamente, en España existen playas paradisíacas donde organizar un viaje con los niños, pero también hay muchos otros destinos donde los peques pueden disfrutar de este plan divertido, como los ríos.

España tiene una hidrografía muy rica que atesora unos 90 ríos con sus afluentes. Se trata de destinos naturales, rodeados de naturaleza, donde los niños no solo pueden bañarse sino también practicar actividades náuticas, emprender rutas de senderismo, conocer la fauna de la zona y descubrir algunos de los ejemplares de la flora más típicos de la región. Además, la mayoría de los ríos suelen estar cerca de pueblos muy pintorescos que también merece la pena descubrir. He aquí una selección de los mejores ríos españoles donde pasar un día divertido en familia.

10 ríos donde disfrutar de una escapada familiar

1. Río Bullaque, en Ciudad Real

Río Bullaque, en Ciudad Real

Río Bullaque en su paso a través de Porzuna

Se trata de un afluente del río Guadiana que nace en el cerro Laguna, de la Sierra del Chorito, en el término de Retuerta del Bullaque, y desemboca en el paraje “Las Juntas”, en Luciana. Considerado uno de los ríos más limpios de España, atesora diversos humedales a su paso por localidades como Porzuna, Robledo o Piedrabuena, donde los niños podrán disfrutar de preciosos ecosistemas naturales. Sin duda, uno de los sitios de baño más populares es la Tabla de la Yedra, ubicado a unos tres kilómetros de Piedrabuena, donde no solo encontraréis espacio para que los peques se den un chapuzón sino también zonas reservadas para la pesca, la práctica de piragüismo y paseos en barca.

2. Río Cabriel, en Cuenca

Río Cabriel, en Cuenca

Chorreras del Cabriel

Conocido por sus numerosas hoces y sus aguas cristalinas, este río cuenta con muchísimos sitios donde disfrutar de un día en plena naturaleza. Desde su nacimiento en la poza turquesa conocida como La Muela de San Juan hasta su paso por las agujas de Contreras o su desembocadura en la Junta de los Ríos, en el cauce de este río encontraréis muchísimos sitios donde relajaros mientras los niños se dan un chapuzón. Uno de sus zonas más concurridas son las Chorreras del Cabriel, un auténtico paraíso natural formado por saltos, cascadas y pozas de agua turquesa, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Otros sitios también muy chulos donde los niños podrán tomar un baño es la Playeta de la Lastra y la Playeta de Víllora.

3. Río Mijares, en Castellón

Río Mijares, en Castellón

Salto de la Novia

Desde su nacimiento en la Sierra de Gúdar en la provincia de Teruel hasta su desembocadura en la provincia de Castellón, este río atesora muchísimos rincones donde disfrutar de un día en familia en plena naturaleza. Uno de los sitios que no podéis perderos es el Salto de la Novia, una especie de piscina natural con un precioso salto de agua donde los niños podrán divertirse mientras se refrescan de las altas temperaturas veraniegas. Otro de sus sitios icónicos, ubicado en el cauce del río a la altura de Montanejos, es la Fuente de los Baños, una especie de piscina natural de aguas turquesas alimentada por las aguas termales con propiedades minero-medicinales que emanan de un manantial próximo. Con una temperatura constante de 25º durante todo el año, esta fuente cuenta con una zona de baño poco profunda para los más pequeños de casa, así como un área verde donde disfrutar de un picnic con los niños.

4. Río Mundo, en Albacete

Río Mundo, en Albacete

Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima

El río Mundo es el principal afluente del río Segura a su paso por Albacete, sin duda, uno de los parajes con más encanto de Castilla-La Mancha. A lo largo de todo su cauce, el río cuenta con muchísimos espacios donde disfrutar con los niños de actividades en la naturaleza, desde paseos y rutas de senderismo hasta avistamientos de la fauna autóctona de la región. Una de sus zonas más visitadas es su nacimiento en el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, el cual alcanza su máximo esplendor durante la primavera, aunque también podéis visitarlo durante el verano para daros un chapuzón. Si os animáis, no podéis perderos su impresionante cascada con caída de 100 metros de altura y la Cueva de los Chorros, un espacio natural de una belleza única, ideal para descubrir con los más pequeños de casa.

5. Río Canaletes, en Tarragona

Río Canaletes, en Tarragona

Balneario de la Fontcalda

Se trata de un afluente del Ebro que nace en la Sierra de la Espina y discurre entre escarpadas montañas a su paso por el municipio de Tarragona. Sin duda, una de sus zonas más bonitas se encuentra en el término de Gandesa, donde el río Canaletes ha esculpido un estrecho de piscinas naturales que parecen cavadas a voluntad entre las rocas y alimentadas por las aguas minero-medicinales que emanan de estas tierras con una temperatura constante de 28º. Conocido como el Balneario de la Fontcalda, en sus aguas podéis disfrutar de un relajante baño durante prácticamente cualquier época del año, así como de excursiones a pie o en bicicleta por los alrededores o un picnic en el área recreativa que se encuentra a solo unos pasos.

6. Garganta de los Caballeros, en Ávila

Garganta de los Caballeros, en Ávila

Poza en la Garganta de los Caballeros

En su descenso de las montañas más altas de la Sierra de Gredos, este afluente del río Tormes ha tallado en la roca una sucesión de preciosos lagos, populares en toda la provincia de Ávila. Sin duda, una de sus zonas más visitadas suele ser el área que se extiende entre Navalguijo y Navalonguilla, donde encontraréis no solo pozas de agua cristalina donde tomar un baño con los niños sino también algunos cotos de pesca sin muerte en los que abundan peces como las truchas, ideales para los amantes de la pesca deportiva. Por supuesto, muy cerca también hay diversos espacios verdes rodeados de naturaleza donde disfrutar de un picnic para reponer las fuerzas.

7. Río Sella, en Asturias

Río Sella, en Asturias

Descenso en canoa

Conocido por sus famosos descensos en kayak, este río costero que desemboca en el mar Cantábrico es el lugar perfecto para los amantes de este deporte acuático. Además, de sus rutas para adultos, también cuenta con algunas rutas más sencillas para descender en canoa con los niños. Y, por supuesto, tiene diferentes zonas de baño donde podéis refrescaros de las altas temperaturas veraniegas. Desde pozas y piscinas naturales hasta preciosos saltos de agua, hay opciones para todos los gustos, así como muchísimos espacios donde sentarse a descansar mientras disfrutáis de un delicioso tentempié.

8. Garganta de los Infiernos, en Cáceres

Garganta de los Infiernos, en Cáceres

Río Jerte

En este enclave, el río Jerte ha esculpido uno de los paisajes fluviales más famosos de España, un parque acuático en el que las rocas adoptan formas de olas mientras se sumergen en las aguas. Declarado Reserva Natural Protegida, la Garganta de los Infiernos cuenta con muchísimos arroyos, cascadas, saltos de agua, piscinas naturales y grandes pozas excavadas por la erosión donde no solo podéis tomar un baño sino también practicar deportes acuáticos, emprender rutas de senderismo que zigzaguean alrededor del río o simplemente disfrutar de un relajante paseo por los alrededores. La mejor época para visitar este sitio es en verano ya que como buen río de montaña, las aguas que bañan la garganta suelen estar muy frías.

9. Río Aragón, en Navarra

Río Aragón, en Navarra

Si buscáis un río de aguas cristalinas donde disfrutar del baño con los niños, el río Aragón a su paso por Navarra es perfecto, no en vano está considerado por la Agencia Europea del Medio Ambiente como uno de los ríos con mejor calidad del agua en España. Rodeado de una frondosa vegetación, en este río encontraréis distintas zonas de baño, sitios donde disfrutar de un picnic y diversos caminos en los que adentrarse en la naturaleza para descubrir algunos de los ejemplares de la fauna y flora autóctona de la región. Sin duda, uno de sus sitios más populares es la playa natural de La Presa, un paraje dotado de un arenal que cuenta con un área recreativa con bancos y mesas a la sombra del arbolado.

10. Río Bergantes, en Teruel

Río Bergantes, en Teruel

Piscinas naturales y puente de Cananillas

A su paso por Aguaviva, el río Bergantes forma en el lecho rocoso una cadena de piscinas naturales muy chulas y perfectas para tomar el baño en los meses veraniegos. Sus aguas tranquilas y transparentes en las proximidades del puente de Cananillas son perfectas también para los niños ya que cuenta con zonas poco profundas donde podrán jugar y divertirse en el agua mientras ven pasar a los peces entre las rocas. Por supuesto, también hay espacio donde disfrutar de un tentempié y diversas rutas que cursan junto al río para disfrutar de un paseo en familia o practicar senderismo con los más pequeños de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios