Siempre estás a tiempo para dejar de gritar a tus hijos

Dejar de gritar a tus hijos

Ningún padre se siente orgulloso de gritar a sus hijos. Son muchos los motivos que pueden hacer que un padre o una madre grite a sus hijos. En la mayoría de los casos la impaciencia, la impulsividad y el estrés del momento o causado por otras circunstancias hará que los padres griten a sus hijos y que después de hacerlo, se arrepientan de haberlo hecho. Pero el arrepentimiento no sirve de nada si después no hay una intención de cambio. Por eso, debes compromoterte contigo mismo/a para dejar de gritar a tus hijos y que tu hogar, se convierta en un lugar mucho más agradable para todos.

Recuerda que si dejas de gritar, tus hijos también dejarán de hacerlo y no estarán aprendiendo un modelado de conducta inadecuado de gritos y tensión. Además, gritar a los hijos está haciéndoles mucho daño emocionalmente, están abriendo en su corazón una herida difícil de sanar si no se paran a tiempo esos gritos.

Muchos padres usan los gritos como una forma de desahogo e incluso es como un círculo vicioso, parece que hasta que no gritan y estallan no se dan cuenta de la gravedad de sus emociones. No hace falta llegar a tanto, siempre estarás a tiempo de dejar de gritar a tus hijos y que no se conviertan en adolescentes gritones y descontrolados.

Cómo dejar de hacer daño a los hijos por los gritos

Sé consciente del segundo antes de estallar

Las personas, cuando nos enfadamos nos asemejamos a un globo que no para de hincharse. A medida que nos enfadamos nos hinchamos poco a poco, hasta que llega el punto en que el globo estalla y entonces, aparece la ira descontrolada en forma de agresividad, como por ejemplo, los gritos. Es necesario que las personas seamos conscientes de cuándo nos estamos hinchando como un globo y encontrar el momento justo antes de explotar.

Cuando se encuentra este momento justo antes de estallar, en lugar de seguir hinchando el globo, es necesario empezar a deshincharlo. Para conseguirlo, lo ideal es salir del contexto que nos está generando estrés, respirar hondo y contar hasta diez con una respiración profunda entre número y número y después, volver a la situación para reconducir la situación de forma calmada. Te sentirás mucho mejor y orgulloso/a de ti mismo/a.

Cómo dejar de hacer daño a los hijos por los gritos

¿Qué pasa si ya les has gritado?

Es posible que te encuentres en la situación en la que ya has gritado a tus hijos, entonces, deberás asumir la responsabilidad de tus acciones y que tus hijos aprendan que los adultos también comenten errores, no son perfectos. Pero cuando se cometen errores hay que aprender de ellos y además, buscar una forma de arreglar lo sucedido. También, cuando has gritado a tus hijos deben sentir que tienes en cuenta sus emociones y que por eso, también te responsabilizas de tus acciones, es decir, de haberles gritados. Pero, ¿cómo arreglar el daño causado?

  • Pide perdón a tus hijos. Siempre que hagas algo que no está bien, SIEMPRE deberás pedir perdón a tus hijos, por ejemplo después de haberles gritado. Así, aprenderán que estás responsabilizándote de tus acciones y ellos en el futuro, también lo harán cuando sea necesario. Acepta que te has equivocado y pide perdón, eso no te hace débil ante tus hijos, te hace fuerte y serás un buen ejemplo.
  • Persiste en el perdón. Quizá tu hijo no acepta ese perdón al principio, no te preocupes, solo está herido y es normal. Si esto ocurre, dale tiempo y al día siguiente recuérdale lo sucedido para que vea que sigues arrepentido/a por ello.
  • Busca soluciones. Comenta a tus hijos que vas a poner soluciones para dejar de gritarles y después hazlo. Tú puedes conseguirlo. Aunque si crees que necesitas ayuda de un profesional porque te sientes descontrolado/a ante tus emociones, entonces no dudes en hacerlo. Será invertir en tu bienestar emocional, pero también en el de tu familia.

Deja un comentario sobre “Siempre estás a tiempo para dejar de gritar a tus hijos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios